Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ellas huelen a cebolla y ellos a queso

Un estudio analizó el sudor de personas que habían hecho deporte y estado en la sauna.

Es la conclusión de un estudio del equipo del doctor suizo Christian Starkenmann, investigador de la empresa Firmenich de Ginebra, productora de fragancias y sabores. Los resultados aparecen publicados en la revista 'New Scientist'.

Se analizaron varias muestras de sudor de 24 hombres y 25 mujeres, después de haber estado 15 minutos en una sauna y de haber montado en bicicleta durante otro cuarto de hora.

Así se llegó a la conclusión que mientras ellos olían a queso, ellas tenían un aroma más parecido al de cebollas y la uva.

"El fin del análisis del aroma corporal es el de ayudar a entender mejor cómo se forman los malos olores para poder así diseñar mejores desodorantes", indica Starkenmann a swissinfo.

Antes del experimento, los voluntarios tuvieron que lavarse y no llevar puesto ningún tipo de desodorante o perfume que pudiera modificar los resultados de la investigación.

"Este proyecto se ha venido desarrollando durante mucho tiempo en nuestros laboratorios. Givaudan es otra empresa suiza muy activa en el sector que descubrió el precursor del ácido (aroma de queso)", comenta este científico del campo de la otorrinolaringología.

400 horas de deporte

El gran paso adelante fue cuando la dirección de la empresa Firmenich decidió construir un gimnasio para sus trabajadores.

Así pudieron recoger 3.287 mililitros de sudor masculino y 307 mililitros de femenino desde 2004 a 2007. "Esto representa casi 400 horas de deporte y de sauna. Desde 2007 mantuvimos cada muestra de forma separada."

Después determinaron la gran diferencia de aroma entre ambos sexos. Los investigadores descubrieron que las mujeres poseen un compuesto inodoro que contiene azufre. Esta sustancia fue mezclada con bacterias que se encuentran en las axilas y se transformó en un compuesto químico llamado 'tiol' con un olor similar al de la cebolla.

Los hombres, en cambio, producen una mezcla de compuestos distinta, entre los que destaca un ácido que despide un aroma similar al del queso. Eso cuando entra en contacto con las enzimas que producen las bacterias de la axila.

"El mal olor causado por el sudor se desprende debido a la acción de esta bacteria de la piel".

Azufre extraviado

Christian Starkenmann explica cómo fue el origen de este curioso experimento: "Los perfumistas intentaron recrear el mal olor del sudor, para lo que se basaron análisis previamente publicados sobre este aspecto. Se dieron cuenta de que los componentes de azufre se habían perdido. Así que nos pidieron que los localizáramos".

La microbióloga francesa Myriam Troccaz revisó los microorganismos de las axilas y fermentó un sudor estéril. "Con la ayuda de los perfumistas se dio cuenta de que la bacteria (S. hamolyticus) fue muy eficiente en la producción de aroma de azufre", cuenta Starkenmann.

"A continuación fermenté 500 mililitros de sudor con la bacteria y descubrimos un elemento de azufre".

Fueron tres empresas que publicaron los resultados, casi al mismo tiempo. "También estuve trabajando en el ámbito de los precursores del sabor en la cebolla, que fue la razón por la que investigamos estos precursores".

Por último, Troccaz y Starkenmann estaban expectantes ante la posibilidad de constatar posibles diferencias entre hombres y mujeres (como así resultó), para lo que compararon el sudor de ambos sexos. "Esto fue ante todo una labor de equipo".

¿Resultados extrapolables?

Sin embargo, muchos científicos creen que el experimento no hubiera arrojado los mismos resultados fuera de Suiza, ya que la producción de estos compuestos puede depender de factores como la dieta o la genética.

Christian Starkenmann dice estar entusiasmado con la posibilidad de extender las pruebas en el ámbito internacional.

"Sería un sueño para mí poder estudiar esta cuestión. Ya he encargado la recogida de muestras de sudor de la India, Brasil o Rusia, aunque todavía estoy a la espera de disponer de un presupuesto".

Hace unas semanas, un estudio similar concluyó que las mujeres pueden intuir si atraen a los hombres por el olor que éstos despiden cuando sienten un impulso sexual.

Por último Starkenmann no cree que el mal olor de las mujeres sea más difícil de soportar que el masculino, como apuntan algunos científicos. "Yo no creo esa afirmación. Aunque los hombres no suelen depilarse las axilas y su higiene es menor que la de las mujeres, tenemos la impresión de que ellos tienen un olor más fuerte".

"Aparentemente a las mujeres no les gusta el mal olor del sudor femenino. Por lo visto, a las mujeres les molesta más el olor a sudor de las propias mujeres que el de los hombres. Dicho esto también es justo decir que no hay datos científicos que corroboren esta idea".

swissinfo, Iván Turmo

Datos clave

El cantón de Ginebra tiene más de 450.000 habitantes.

A escala mundial, cada año se producen 67.000 litros de perfume.

Unos 12,7 millones de litros de agua de colonia son consumidos a escala internacional.

Un 25% de ambas producciones se genera desde Suiza.

Fin del recuadro

Las grandes firmas

Prácticamente todos los gigantes de la perfumería mundial han descentralizado parte de sus operaciones hacia Ginebra.

Grupos como Givaudan o Firmenich, número uno y número tres del mundo en producción de esencias, se establecieron en Suiza hace más de 120 años.

El primero tiene 8.770 trabajadores en todo el mundo y está presente en 46 países.

Firmenich tiene 1.500 personas trabajando en Suiza.

En etapas mucho más recientes por ejemplo, P&G emplea a unas 300 personas en Ginebra y a 1.500 en el Viejo Continente.

En tanto, la francesa Clarins, propietaria de perfumes como Thierry Mugler, Azzaro, Hermes o Salvatore Ferragamo, opera desde Ginebra con 125 trabajadores.

Por su parte, la firma LCI Cosmetics internacional, que distribuye fragancias como Calvin Klein, Cerruti, Chloé, Karl Lagerfeld y Vera Wang, tiene un equipo de apoyo de 65 empleados en Ginebra.

Y la sociedad Wodma 41, que distribuye Shiseido, Issey Miyake, Jean-Paul Gaultier, Narciso Rodríguez y Serge Lutens, actualmente posee una estructura de 30 empleados.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes