Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra

El presidente suizo, Samuel Schmid, recibió el 7 de octubre al secretario de la ONU, Kofi Annan.

(Keystone)

El futuro Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que reemplazará a la Comisión del mismo nombre, se quedará en la ciudad helvética.

El secretario de la ONU, Kofi Annan, confía en que así sea porque Berna, a su juicio, juega un "papel motor" en las reformas del organismo mundial. Dos diplomáticos se refieren a esa posibilidad.

Las relaciones entre las Naciones Unidas y Suiza pasan por uno de sus mejores momentos.

Kofi Annan, el secretario general de la organización, estuvo en Berna y en Ginebra hace unos días. Ante los miembros del Consejo Federal y en sus diversas intervenciones ante los organismos internacionales saludó las acciones conjuntas emprendidas a favor del papel de la ONU.

Concretamente, "el más suizo de los ciudadanos de Ghana" –así bautizado por los medios helvéticos—confirmó en Ginebra que el futuro Consejo de Derechos Humanos, el órgano que va a reemplazar a la actual Comisión del mismo nombre, tendrá su domicilio en la ciudad de Calvino.

"La Comisión de Derechos Humanos ya tiene su sede en Ginebra y los Estados miembros de la ONU (191 países), están de acuerdo en que esto siga así", dijo Annan ante la prensa internacional acreditada en el Palacio de las Naciones.

El anuncio tiene todavía que ser ratificado por la Asamblea General de la ONU en los próximos meses, pero tanto diplomáticos como militantes de las ONG's piensan que la decisión será un mero trámite.

Para las autoridades helvéticas, evidentemente, la medida constituye un triunfo de la política exterior de Suiza –aunque no lo quieren llamar así—dado que Berna se comprometió mucho con la creación de este nuevo órgano de Naciones Unidas y luchó porque su sede fuera Ginebra, la "más internacional de las ciudades suizas".

Hacia una reforma global

Blaise Godet, embajador de Suiza ante los organismos internacionales de Ginebra, explicó a swissinfo que la creación de este nuevo Consejo de Derechos Humanos de la ONU va a reemplazar a la actual Comisión porque los cambios "forman parte de una reforma integral" que la organización requiere para los tiempos actuales.

"En efecto. Suiza siempre impulsó el cambio en esta área de Naciones Unidas. Suiza pedía que éste fuera dotado de una fuerte legitimidad, con amplias competencias y colocado directamente bajo la autoridad de la Asamblea General. En septiembre pasado, el presidente de la 60 Asamblea General, Jan Eliasson, le aseguró a Micheline Calmy Rey, ministra suiza de Exteriores, que él tomaría en las manos este asunto. "Hoy, prácticamente es un hecho", afirmó Godet sin ocultar su satisfacción por la decisión de la ONU.

Decisión que, además, no sorprende a nadie puesto que Ginebra funciona desde hace muchos años como "capital mundial de los derechos humanos".

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos –cuya titular actual es la canadiense Louise Albur - opera en dicha ciudad suiza desde 1993, fecha de su creación.

Más de 100 misiones permanentes cuentan con diplomáticos especializados en el tema, altamente calificados en las diferentes ramas de los derechos humanos –tortura, ejecuciones sumarias, mujeres, niños, desaparecidos, etc., "lo cual redunda en la conjunción de sinergias que facilitan el trabajo de la comunidad internacional", opina Godet.

Para los países latinoamericanos esto representa una ventaja y un ahorro de energías. "Simplemente, si miramos la enorme cantidad de ONG's que tienen su base en Ginebra, y que nos ayudan mucho en derechos humanos, allí tenemos ya una justificación de peso", dice Luis Alberto Varela, embajador de Costa Rica en Ginebra.

Añade que está la "la enorme infraestructura de los organismos satelitales" de la ONU como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras más que conforman un "paisaje político-administrativo cuyo centro es el hombre y sus derechos más fundamentales".

Por lo tanto, la opción de Ginebra se vio "prácticamente como única", aunque la ciudad de Nueva York en un momento dado acarició la idea de llevarse el futuro Consejo de Derechos Humanos. Sin embargo, el propio Kofi Annan dijo en Suiza que, en la ciudad de los rascacielos, "no hay lugar" para esa nueva dependencia.

Plazos y contenidos

Falta por definirse el modus operandi del nuevo órgano. La idea, según explicó el secretario general, es que "funcione durante todo el año" (y no solamente entre el 15 de marzo y el 30 de abril, como sucede actualmente), de manera que las denuncias por violaciones puedan hacerse cuando éstas se produzcan.

Actualmente hay 53 Estados miembros, pero la reforma propone una nueva cifra, entre 30 y 50, cifra que todavía no ha sido acordada. "Todos ellos competirían en una votación abierta en el seno de la Asamblea General, y el país que obtenga 2/3 partes de la votación, sería electo. Esto le daría legitimidad y autoridad al Consejo", explicó Annan.

Para el diplomático costarricence, Luis Alberto Varela, se trata de que todas las naciones sin excepción, "incluidas las grandes potencias", pasen por el examen político-moral de la organización.

"Simplemente, se trata de que el órgano más importante en la materia tenga credibilidad ante la comunidad internacional", añade Luis Javier Campuzano, ministro de la Misión de México y responsable del expediente "derechos humanos" en dicha legación diplomática.

La transición entre la desaparición de la Comisión y el nacimiento del nuevo Consejo llevará varios años. Para el embajador Godet, "puede ser entre 2 y 5, dependiendo de la fluidez de las deliberaciones". Pero es un hecho que su sede será Ginebra.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Datos clave

Suiza interviene activamente en la reforma de la ONU, que se lleva a cabo actualmente con el concurso de sus 191 Estados miembros.

Los aspectos más significativos son la creación del nuevo Consejo de Derechos Humanos, la renovación del Consejo de Seguridad, la puesta en marcha de una Comisión de Mantenimiento de la Paz y la mejora en la gestión de la organización.

Según Kofi Annan, secretario general de la ONU, Suiza juega "un papel motor" en estos cambios de Naciones Unidas.

Fin del recuadro

Contexto

Un nuevo Consejo de Derechos Humanos tendrá su asiento en Ginebra en sustitución de la Comisión del mismo nombre, según anunció Kofi Annan, secretario general de la ONU.

La candidatura de Ginebra fue retenida por los responsables de la ONU debido a su papel de capital mundial de los derechos humanos, que asume gracias a la sinergia de varias organizaciones internacionales y ONG's.

La proyectada Comisión se concretará definitivamente en los próximos años (de 2 a 5).

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×