Navigation

Coronavirus: la situación en Suiza


Desde el lunes 19 de abril, los bares y restaurantes podrán abrir sus terrazas. Keystone / Anex Anthony

El Gobierno anuncia nuevas medidas de relajación que entrarán en vigor el 19 de abril, incluidas la apertura de universidades, cines y terrazas, pero advierte que la situación aún es frágil.

Este contenido fue publicado el 14 abril 2021 - 19:22
Contenido externo
  • Desde el 19 de abril podrán reabrir terrazas, cines y gimnasios. Se permiten también eventos deportivos y culturales con hasta 50 espectadores al interior y 100 al exterior.

  •  Se necesita que alrededor del 50% de la población esté inmunizada para alcanzar una situación suficientemente estable, señalan los expertos.

  • Las farmacias suizas distribuyen autocomprobaciones rápidas de COVID-19. Cada residente en Suiza puede tener hasta cinco pruebas gratuitas por mes.

  • Representantes juveniles de distintos partidos políticos piden al Gobierno una mayor participación en el manejo de la pandemia y evitar discriminaciones.

  • Swissmedic informa que las vacunas administradas han generado efectos adversos limitados y que ninguna muerte está relacionada con la inoculación.

  • Suiza anuncia que entre abril y julio recibirá 8 millones de dosis adicionales de vacunas de Moderna y Pfizer / BioNTech.

  • En marzo inició la estrategia masiva de aplicación de pruebas de detección de la COVID-19. El Gobierno asume los costos.
  • Suiza duplica pedido de vacunas a Pfizer/BioNTech. En total ha ordenado casi 36 millones de dosis a cinco empresas.
  • Desde el 8 de febrero, los viajeros procedentes de zonas o países con alto riesgo de infecciones y todos los que llegan por vía aérea deben presentar un test PCR negativo para ingresar a Suiza.
  • Está permitido viajar entre Suiza y los países miembros de la Unión Europea (UE), la EFTA (Noruega, Islandia, Liechtenstein). Pero según el país, habrá que guardar cuarentena. (consulte la lista de paísesEnlace externo).
  • Los ciudadanos que llegan a Suiza procedentes de países que no son miembros espacio Schengen solo pueden entrar en Suiza en casos excepcionales. Puede consultar aquíEnlace externo la lista de países no Schengen que no están afectados por esta medida. Los ciudadanos con nacionalidad o con residencia en Suiza siempre pueden entrar al país.

Evolución de la pandemia

La Unión Democrática de Centro (UDC/derecha radical) incrementa la presión sobre el Gobierno para la reapertura inmediata de restaurantes y diversas actividades culturales, deportivas y de ocio a partir del 19 de abril, según informó el periódico dominical SonntagsZeitung.

La Unión Suiza de Oficios (USAM) también exige el "fin inmediato" de las restricciones a las actividades económicas y sociales. Pide que se vuelva a una lógica de "protección selectiva como la prevista en la ley COVID-19", con base en el cribado, la vacunación, el rastreo de contactos y la introducción de conceptos de protección.

"No sería prudente abrirlo todo el 19 de abril", dijo Lukas Engelberger, presidente de la Conferencia de Directores Cantonales de Salud. En una entrevista concedida a la Radiotelevisión Suiza, afirmó que la apertura de las terrazas sería razonable. "Estamos pensando en pequeñas relajaciones, en pequeños pasos, como la apertura de terrazas, actividades deportivas, culturales, pero no todas las actividades que ahora están afectadas por las medidas".

El sábado 10 de abril, la policía disolvió una reunión no autorizada de varios cientos de personas en Altdorf, cantón de Uri, que se oponían a las medidas anticoronavirus.

El gobierno federal tendrá que deshacerse de 740 000 pruebas PCR caducas, según el periódico dominical NZZ am Sonntag. El año pasado, Suiza creó una gran reserva que ha quedado en gran parte sin utilizar. La farmacia del ejército lo confirmó: en abril de 2020 se compraron más de un millón de dosis a una empresa estadounidense por 16,7 millones de francos.

El Consejo Federal decidió prorrogar hasta el 30 de junio de 2021Enlace externo el plazo de convocatoria del personal de protección civil para la gestión de la crisis del coronavirus. Es probable que el sector sanitario siga necesitando apoyo en los próximos meses. En particular, la protección civil está cada vez más llamada a crear y operar instalaciones de vacunación y pruebas.

Puede consultar los datos actualizados sobre la pandemia en Suiza aquí.

Contenido externo
Contenido externo

Estas son las medidas que se aplican desde el 1 de marzo, con una sola aligeración a partir del 22 de marzo: se permiten reuniones privadas interiores con un máximo de 10 personas.


swissinfo.ch


Los cantones pueden imponer multas a aquellos que no respeten las reglas que se indican en el recuadro anterior.

La policía es la encargada de denunciar y juzgar una infracción, de modo inmediato, sin deber hacer referencia al Ministerio Público, solicitado en caso de una denuncia en situación normal. 

De este modo, por ejemplo, asistir a una reunión privada de más de cinco personas puede ser objeto de una multa de 100 francos. El organizador puede ser sancionado con el pago de 200 francos. 

La falta de respeto del uso del cubrebocas en sitios públicos puede significar una multa que asciende a 100 francos.

Vacunas

Alrededor del 8% de la población ha recibido las dos dosis de vacunación anticoronavirus. 

El Gobierno suizo firmó un nuevo acuerdo con Pfizer/BioNTech por otros tres millones de dosis de vacunas, lo que eleva el número total de dosis ordenadas a cinco empresas a casi 36 millones.

Las empresas farmacéuticas Moderna y BioNTech han confirmado la entrega de 8,1 millones de dosis de vacunas hasta finales de julio.

Suiza ha comprado hasta ahora más de 35 millones de dosis para su población de 8,6 millones. Estas dosis son de cinco fabricantes: Moderna (13,5 millones de dosis), Pfizer/BioNTech (ahora alrededor de 6 millones), Oxford/AstraZeneca (alrededor de 5,3 millones), Curevac (5 millones) y Novavax (6 millones).

La vacunación es recomendable pero no obligatoria y las primeras vacunas comenzaron a ser aplicadas, entre las personas particularmente vulnerables, es decir, las de mayor edad y aquellas con problemas de salud.

Siguen en orden de prioridad los miembros del personal de salud y los familiares de las personas particularmente vulnerables -como los pacientes de cáncer- y, posteriormente, las personas que se encuentren en instituciones comunitarias en las que hay un riesgo más elevado de propagación.

Suiza recomienda que los habitantes de este país usen la aplicación de rastreo SwissCovid, puesta a disposición el 25 de junio, una herramienta para seguir la cadena de contagios e  informar a los usuarios si han estado en contacto con alguna persona infectada. 

Entradas y salidas

A partir del 8 de febrero, los viajeros procedentes de países o zonas de alto riego de coronavirus, así como todos aquellos que lleguen a Suiza por vía aérea deben presentar un test negativo PCR para ingresar al país.

Los ciudadanos con residencia en Suiza siempre pueden entrar en el país. No obstante, se les aconseja  no viajar salvo que sea imprescindible. Si viajan o se encuentran en alguno de los países o zonas de alto riesgoEnlace externo de la lista que actualiza la Oficina Federal de Salud, deben guardar diez días de cuarentena y anunciarse ante las autoridades cantonales de su lugar de residencia. De lo contrario, pueden ser sancionados.

Para decidir si un estado o zona tiene un alto riesgo de infección, se utilizan como guía, a partir del 28 de octubre, las cifras de nuevas infecciones en Suiza por cada 100 000 personas en los últimos 14 días. Si la incidencia en un país es por lo menos 60 veces mayor que en Suiza, el país se incluye en la listaEnlace externo.

Dado que la situación epidemiológica cambia constantemente, consulte directamente esta lista de zonas y países, que es adaptada  regularmente con base en la evolución de la incidencia. Con este fin, se hace referencia a los datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC).

Las regiones fronterizas con Suiza quedan excluidas de la lista. 

Atención: Suiza solo permite por ahora el acceso de viajeros de la Unión Europea,  de los países de la EFTA (Noruega, Liechtenstein, Islandia). Para personas de otros países es imposible el ingreso a Suiza, con ciertas excepciones, por ejemplo las de aquellos nacionales de terceros países no sujetos al requisito de visa que ya se encuentran legalmente en el área Schengen, o aquellas personas sujetas a visa que ya tienen un permiso de residencia emitido por un Estado Schengen. Para detalles al respecto, consulte directamente este enlace Enlace externode la Secretaria de Estado para la Migración (SEM).

Impacto en la economía 

En 2020, la Confederación Enlace externogastó 15 000 millones de francos en relación con la pandemia COVID-19. Para el año en curso, el Consejo Federal y el Parlamento han aprobado un nuevo gasto de 21 400 millones: 6 600 millones en el presupuesto de 2021 y 14 800 millones en el suplemento extraordinario Incluyendo, el total asciende a 22 900 millones.

GastroSuisse anunció el lunes 29 de marzo el lanzamiento de una iniciativa popular para la "Compensación adecuada en caso de pandemia".

Mientras que la ley sobre epidemias sienta las bases para adoptar medidas estrictas de protección de la salud de la población, no existe ningún derecho de indemnización para los establecimientos y empleados afectados, denuncia la organización que agrupa a los hosteleros. En consecuencia, reciben una compensación insuficiente y demasiado lenta. afirmó.

Tres grandes sectores simbolizan las mayores dificultades: la hostelería, la construcción y el transporte. Sin embargo, las cifras de las oficinas regionales de empleo muestran que todos los sectores se han visto afectados de forma sostenida y se han mantenido en niveles muy altos. La subcategoría más perjudicada fue la de las agencias de viajes, con un 150% de solicitantes de empleo a finales de año.

La pandemia está provocando un aumento de la deuda. Muchos hogares tienen dificultades para hacer frente a la crisis actual, que hace subir las deudas de los más precarios. En Cáritas, las solicitudes de reducción de la deuda han aumentado un 50% en un año.

El 27 de enero, las autoridades suizas anunciaron la ampliación del procedimiento para compensar la reducción de la jornada laboral (RHT, o desempleo parcial). El derecho a percibir el subsidio diario de desempleo se amplía en tres meses, habida cuenta de la dificultad de reinserción en el mercado laboral en la actualidad.

Las condiciones que debe cumplir una empresa para poder acceder a una ayuda financiera a título de caso de dificultad (rigor) son flexibilizadas a fin de ampliar el número de beneficiarios. El Gobierno propone poner a disposición 2 500 millones de francos adicionales para duplicar el apoyo financiero a las empresas en dificultades.

Las empresas cerradas por las autoridades durante al menos 40 días naturales desde el 1 de noviembre de 2020 se considerarán automáticamente un caso de dificultad. Además, las empresas también podrán reclamar la pérdida en sus cifras de negocios en 2021. El límite máximo de las cotizaciones no reembolsables se elevará al 20% del volumen de negocios o a 750 000 francos por empresa.

El procedimiento sumario para la reducción de horas de trabajo (RHT, o trabajo tiempo parcial) se amplió hasta el 31 de marzo. 

Siga SWI swissinfo.ch aquíEnlace externo, en FacebookEnlace externo y en TwitterEnlace externo.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.