Navigation

P.Bajos estudia relajar el confinamiento ante el escepticismo de los expertos

Este contenido fue publicado el 02 febrero 2021 - 10:23

La Haya, 2 feb (EFE).- El Gobierno saliente de Países Bajos se reúne este martes para decidir sobre la relajación del confinamiento, con una posible reapertura de colegios de Primaria y guarderías, así como el fin del toque de queda, en medio del escepticismo de los epidemiólogos, que creen que es aún pronto para reducir restricciones.

El confinamiento total, que incluye el cierre de toda la actividad no esencial desde mediados de diciembre y de la hostelería desde octubre, estará vigente en principio hasta el 9 de febrero inclusive, pero el Ejecutivo neerlandés apuesta por ampliar parte de las medidas y empezar a relajar otras restricciones, en un inicio de la vuelta a la normalidad.

Aunque lo confirmará en rueda de prensa la tarde de este martes, el Gobierno ya ha adelantado parte de sus planes: las escuelas de Primaria y las guarderías podrán reabrir el próximo lunes con algunas medidas que podrían incluir la realización de pruebas rápidas a los alumnos y la exigencia de cuarentena de cinco días en caso de un positivo en una clase.

Además, los comercios y la hostelería podrán reabrir sus puertas para recogida de pedidos que se soliciten por teléfono o a través de internet, y si el número de nuevos contagios diarios sigue la tendencia actual a la baja, el toque de queda, que entró en vigor el pasado 23 de enero, también llegará a su fin la próxima semana.

Las tiendas y la restauración no podrán empezar a recibir clientes dentro de los locales hasta al menos el 2 de marzo, según los planes oficiales, que incluyen mantener las clases a distancia para los institutos de Secundaria y universidades.

ESCEPTICISMO ENTRE LOS EXPERTOS

Este lunes, el Instituto de Salud Pública (RIVM) informó de la detección de un total de 3.280 nuevos positivos en 24 horas, la cifra más baja de contagios diarios desde el 29 de septiembre, cuando se acentuó la segunda ola que obligó a tomar las primeras restricciones a la movilidad en Países Bajos desde que comenzó la pandemia.

A pesar de esta reducción, los expertos ven con escepticismo que el Gobierno saliente decida empezar a relajar las restricciones, sobre todo porque la mitad de todos los nuevos contagios detectados están causados por la variante británica del coronavirus, vista como más contagiosa que la cepa conocida anteriormente.

“Creo que todavía es un poco pronto. Estamos en un momento muy incierto y vemos lo mismo en todos los países que nos rodean: la variante británica tiene un número R0 (ritmo básico de reproducción) más alto incluso con las medidas actuales", aseguró la epidemióloga Patricia Bruijning, en declaraciones a la televisión neerlandesa NOS.

Ernst Kuipers, de la Red Nacional de Cuidados Intensivos, también subrayó que el número de contagios aumentará “rápidamente” si se relajan las medidas, e incluso creen que permitir la recogida de pedidos en los comercios, supondrá la vuelta al trabajo de miles de empleados expuestos a contagiarse.

Los profesores piden no reabrir tampoco las escuelas hasta que no se vacune a los maestros, para reducir el riesgo de contagios, aunque esta posibilidad es complicada debido a la reducida existencia de dosis y al lento ritmo de vacunación en Países Bajos, que solo va por delante de Bulgaria en número de inyecciones administradas en la Unión Europea (UE). EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.