Cómo el sector de las materias primas en Suiza lidia con el COVID-19

Swiss commodity traders are hard at work so that people can continue to buy basic goods. Keystone

La importancia estratégica de las materias primas y su experiencia en lidiar con las fluctuaciones de precio ha ayudado a las empresas suizas de este sector a resistir la tormenta del coronavirus mejor que otros.

swissinfo.ch

swissinfo.ch ha entrevistado a Florence Schurch, secretaria general de la Asociación Suiza del Negocio de Materias Primas y Transporte Marítimo (STSA), para averiguar cómo gestiona esta industria los problemas que ha provocado la pandemia de coronavirus y qué implicaciones tendrá para Suiza.

​​​​​​​

swissinfo.ch: ¿Cómo se están adaptando los comerciantes suizos de materias primas y las empresas de transporte marítimo (shipping) a esta crisis sanitaria global?

F.S.: La necesidad de que la cadena de suministro siga funcionado es forzosa, más aún considerando que en este entorno de incertidumbre global hay que garantizar a los países las existencias imprescindibles para cubrir sus necesidades diarias. Por ejemplo, las empresas suizas que comercian materias primas trabajan en estrecha colaboración con los tostadores y los fabricantes de chocolate suizos para asegurar el suministro de productos de consumo esenciales para el país, en conformidad con las políticas del Gobierno suizo para garantizar las reservas nacional de café y cacao.

Además, algunas empresas comerciales activas en el mercado de las materias primas duras, es decir, recursos naturales que deben ser extraídos, están participando en los esfuerzos para producir etanol, que se puede utilizar en hospitales para desinfectar, y también gel desinfectante. Asimismo, producen máscaras, jeringuillas y guantes de plástico con productos petroquímicos.

A veces se tiende a retratar a los comerciantes como personas despreciables que solo quieren amasar fortunas a costa de los demás. La realidad es que ahora mismo están trabajando duro para asegurar que todo el mundo pueda seguir viviendo de la manera más normal posible, y seguir tomando café, piña o kiwi cada mañana.

Florence Schurch asumió la secretaría General de la Asociación Suiza de Comercio y Transporte de Mercancías (STSA) en febrero del 2020. STSA

swissinfo.ch: ¿Con qué restricciones adicionales tienen que lidiar las empresas del sector en términos de controles fronterizos y burocracia? ¿Hay comerciantes que enfrentan desafíos especiales?

F.S.: Bueno, depende del país. Honduras ha anunciado un bloqueo total a partir del 19 de marzo, por lo que las empresas comerciales no pueden comprar café o cacao hondureño. Debido al cierre del país, la agricultura está estancada. Al parecer, Perú también tiene prevista una cuarentena de confinamiento, pero no lo ha decidido todavía.

Para las compañías petroleras, el problema actual no es solo el coronavirus, sino también la guerra del petróleo entre Arabia Saudí, Rusia y Estados Unidos. Estas dos fuerzas juntas han provocado que el mercado responda de forma inusual. Mucho depende de si las empresas tienen suficiente fluidez de caja para comprar gas y petróleo cuando el mercado se ha derrumbado o de si disponen de medios para almacenarlo. Hoy el barril está al precio más bajo de los últimos 17 años. Las empresas petroleras están en primera líneas de un mercado que es imprevisible y son las que están asumiendo los mayores riesgos en estas turbulencias.

Pero si pensamos en el día a día, ahora la gente está viajando menos, así que las necesidades de combustible para los aviones, los automóviles y el transporte público son menores.

swissinfo.ch: ¿Con qué restricciones adicionales tienen que lidiar las empresas del sector en términos de controles fronterizos y burocracia? ¿Hay comerciantes que enfrentan desafíos especiales?

F.S.: Bueno, depende del país. Honduras ha anunciado un bloqueo total a partir del 19 de marzo, por lo que las empresas comerciales no pueden comprar café o cacao hondureño. Debido al cierre del país, la agricultura está estancada. Al parecer, Perú también tiene prevista una cuarentena de confinamiento, pero no lo ha decidido todavía.

Para las compañías petroleras, el problema actual no es solo el coronavirus, sino también la guerra del petróleo entre Arabia Saudí, Rusia y Estados Unidos. Estas dos fuerzas juntas han provocado que el mercado responda de forma inusual. Mucho depende de si las empresas tienen suficiente fluidez de caja para comprar gas y petróleo cuando el mercado se ha derrumbado o de si disponen de medios para almacenarlo. Hoy el barril está al precio más bajo de los últimos 17 años. Las empresas petroleras están en primera líneas de un mercado que es imprevisible y son las que están asumiendo los mayores riesgos en estas turbulencias.

Pero si pensamos en el día a día, ahora la gente está viajando menos, así que las necesidades de combustible para los aviones, los automóviles y el transporte público son menores.

swissinfo.ch: ¿Debemos contar con pérdidas de puestos de trabajo en este sector?

F.S : He tenido contacto con negociantes de cacao, café, cereales, petróleo, gas y electricidad. El negocio se ha ralentizado para todos. Aún tienen trabajo, pero es difícil decir lo que sucederá al final de la crisis del coronavirus. Por supuesto, son tiempos complicados. Esto un shock, pero el sector lo está resolviendo bien.

No tenemos certeza de nada ahora. Si la crisis dura dos meses como en China, por ejemplo, no sabemos cómo pueden afrontarlo las pequeñas empresas. Dependerá en gran medida de cuán saludables eran sus cuentas antes de la crisis. Muchos de nuestros más de 180 miembros son pymes, no empresas grandes. Y para las pequeñas empresas aún es más difícil tener fluidez de caja. Está claro que necesitan recurrir a los planes de apoyo económico que el Gobierno ha previsto para las pymes.  Realmente esperamos que nadie caiga en bancarrota, pero es imposible saberlo ahora.

swissinfo.ch: ¿Es probable que veamos una menor contribución del sector de las materias primas al crecimiento del PIB suizo en 2020?

F.S.: Es difícil anticiparlo. Sin duda, disminuirá un poco porque la actividad comercial está disminuyendo y tardará tiempo en volver a la normalidad. Pero si pensamos en el turismo, los restaurantes, los hoteles o las tiendas, que permanecerán cerrados un mes, o quizás más… La contribución de cada sector al PIB disminuirá de forma importante. Tal vez la contribución del comercio de las materias primas al PIB dé un salto. Pero esto no significará que hayamos aumentado el volumen de negocios, sino que los demás lo han pasado peor que nosotros.

swissinfo.ch: ¿Qué políticas puede tomar el Gobierno suizo para mitigar las consecuencias económicas de esta crisis en el sector de las materias primas?

F.S.: Vivimos tiempos realmente disruptivos y difíciles. Sin embargo, el sector del comercio y transporte marítimo de las materias primas está acostumbrado a lidiar con mercados turbulentos y seguirá resistiendo para cumplir con su papel económico esencial. Para asegurar que el impacto económico se gestione bien y apoyar al tejido empresarial son cruciales las respuestas de las autoridades cantonales y federales suizas.

La STSA considera que las medidas relacionadas con el pago de impuestos son importantes para mitigar de manera efectiva el impacto económico y para ayudar a las empresas a disponer de la liquidez necesaria para sus negocios. Considero que lo que realmente ayudaría a que las empresas tengan liquidez sería posponer el pago del IVA [impuesto al valor añadido], así como las cotizaciones a la seguridad social y las pensiones para los empleados.

Florence Schurch

Es secretaria general de la Asociación Suiza de Comercio y Transporte de Mercancías (STSA) en febrero de 2020. Nacida en Ginebra, tiene un Master en Ciencias Políticas de la Universidad de Ginebra y otro en Relaciones Internacionales y Seguridad de la Universidad de Georgetown.

Schurch comenzó su carrera profesional en la policía federal en Berna y fue la primera agente suiza en el extranjero.

La Asociación Suiza de Comercio y Transporte de Mercancías representa los intereses de los comerciantes suizos de materias primas y de las empresas que se ocupan del transportarlos para su comercialización.

Es una de las actividades económicas más importantes en Suiza. Representa aproximadamente el 3,8% del PIB y emplea a unas 35 000 personas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo