Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Ícaro', de Daniel Finzi Pasca, muy aplaudido en La Paz

Representación de 'Ícaro', en el Teatro Municipal de La Paz.

(swissinfo.ch)

"Un poema de libertad", "una obra maestra de la exquisitez del teatro suizo": son dos de muchas opiniones que resumen el eco que ha tenido en la ciudad boliviana el monólogo narrado por el ganador del 'Premio suizo de la escena 2008'.

El renombrado autor, director, dramaturgo y actor suizo y su Teatro Sunil participa en el VI Festival Internacional del Teatro de La Paz (FITAZ).

Fiel a su estilo personal, el destacado artista de Lugano dejó fluir en el Teatro Municipal su gran capacidad humana para compartir con el público, sobre todo con uno de los espectadores, la complicidad con una figura mitológica griega para descubrir nuestros recónditos deseos de volar aún a riesgo de quemarnos las alas en el intento.

Amalgama de sentimientos

"Fue una experiencia muy fuerte porque te hace pasar por muchas cosas a la vez, de la felicidad más grande hasta la tristeza más profunda", relata a swissinfo el espectador Luís García, que acompañó a Finzi en el escenario. Confiesa que al principio sintió miedo, pero que lo fue perdiendo para seguir al actor en la obra.

Como decía hace poco a swissinfo, Daniel Finzi Pasca baila, busca al espectador, lo abraza y se deja llevar para transmitir el mensaje de Ícaro, monólogo que trata sobre las posibilidades del ser humano de cambiar su propio destino a través de la imaginación. No es casual que esta obra se presente con tanto éxito desde 1991 en países de Europa y América Latina.

"Es un poema a la libertad, y la participación de una persona del público con el actor representa la unión que siempre ha existido entre el arte y el pueblo", opina convencido José Aramayo Rodón, director del grupo teatral Café con malicia.

A su juicio, esta empatía en un mundo "tan globalizado, tan materializado" toca el alma, el corazón, la sencillez de la gente, del pueblo que acompaña al actor "para ir hacia la libertad".

Finzi, por su parte, considera que es llevarlo de la mano (al espectador) como en un viaje en el cual hay muchos silencios, silencios hechos de palabras.

FITAZ, un festival con mayoría de edad

Nacido en 1999 por iniciativa de la directora, actriz y dramaturga Maritza Wilde, el Festival Internacional de Teatro de La Paz ya ha permitido en sus cinco ediciones precedentes apreciar las representaciones de grupos teatrales de una treintena de países.

A la sexta acuden siete grupos de teatro de Bolivia y catorce de igual número de países, elencos que se presentarán en siete escenarios de La Paz desde el 9 hasta el 20 de abril. Los artistas de Indonesia son los invitados de honor en esta ocasión.

El evento cultural otorga el galardón 'Kusillo de La Paz' en las categorías nacional e internacional. El 'Kusilo' es un personaje burlesco ligado a los bailes y leyendas de la Ciudad de La Paz, movedizo y alegre en la simbología de la región. Su 'wancara' se asemeja a la vara del arlequín europeo.

A propósito de la presencia suiza, Maritza Wilde pondera – tal como lo hiciera tras verla en Cádiz-, la exquisitez de la obra e interpretación de filigrana en Ícaro, y hace votos por que en años venideros pueda también traer a grupos suizos dedicados al teatro infantil y juvenil. "El teatro suizo es sumamente interesante, hay obras excelentes de autores consagrados que el mundo del teatro conoce".

Daniel, el ser humano

Maritza Wilde coincide con muchos críticos en que la calidad humana de Daniel Finzi Pasca es esencial para tender un puente con los seres humanos, "una conexión que no sólo logra en el escenario, sino fuera de él".

"Se puede ser buen actor, pero no siempre un buen ser humano. Daniel reúne ambas cosas", sintetiza la directora del FITAZ.

Apelando a su espíritu de trotamundos, swissinfo quiso conocer la opinión de Finzi sobre Bolivia, país que visita por segunda vez: "Es una tierra que impacta y hay que descubrirla, pero para hacerlo uno debe levantar las piedras y ver lo que está debajo. Hay una respuesta muy generosa aquí".

Se declara convencido de la importancia de las culturas antiguas y de las innumerables pequeñas pero extraordinarias historias, así como del sentido pacífico de la gente a la hora de juzgar las cosas. Para ilustrarlo cuenta una anécdota:

"Me encontraba en una tiendita cuando un camión llenó de humo el local. Al señalar al dueño el incidente recibí esta respuesta: 'no es culpa del pobrecito chófer, es su coche el que echa humo".

Más allá de las experiencias personales, la representación de Daniel Finzi Pasca y de su Teatro Sunil en La Paz fue premiada por apoteósicos y prolongados aplausos que de pie reconoció la dimensión del actor, dramaturgo, director y coreógrafo de Lugano. Un gran acierto de quienes auspiciaron su presencia en un país deseoso de intercambiar experiencias y aprender.

swissinfo, Félix Espinoza R., La Paz

Daniele Finzi Pasca

Daniel Finzi Pasca nació en Lugano, en 1964. Acunado por una familia de fotógrafos y aficionado al fútbol, creció con grandes aptitudes acrobáticas que más tarde le abrirían las puertas del espectáculo.

El dramaturgo, autor, coreógrafo y clown fundó en 1983 –tras una estancia en India-, el Teatro Sunil.

Ha escrito y dirigido una quincena de obras:

En 2002 nace 'Nomade-la Nuit, le Ciel est plus Grand', obra que obtiene de inmediato un importante reconocimiento internacional.

En 2003 presenta 'Rain, comme une pluis dans tes yieux' con el que da la vuelta al mundo.

El Circo del Sol le encarga la dirección de un nuevo espectáculo. En abril de 2005 estrena en Montreal 'Corteo' con mucho éxito.

'Nebbia' es su nuevo trabajo presentado en diciembre pasado en Ginebra.

Fin del recuadro

Intercambio cultural

Uno de los propósitos de Suiza en Bolivia es contribuir al desarrollo cultural del país andino, promoviendo la presencia de exponentes helvéticos o asociándose con otras legaciones o instituciones empeñadas en un intercambio cultural.

Eros Robiani, agregado cultural de la Embajada de Suiza en La Paz, se alegra de poder presentar en La Paz a una figura de dimensión internacional como Daniel Finzi Pasca y su Teatro Sunil.

El diplomático destaca la cooperación de dos empresas con capital suizo: Sinchi Wayra y Grupo Zúrich en este cometido.

"Hemos podido tener los recursos necesarios y la Embajada de Canadá también se comprometió con nuestro proyecto porque Daniel también trabaja en Canadá", precisa.

Para los próximos meses se prevén actuaciones en Bolivia de una consagrada flautista suiza y un famoso grupo de jazz.

Fin del recuadro


Enlaces

×