Navigation

Deiss defiende la agricultura suiza en Cancún

Joseph Deiss fue el segundo orador en la apertura de la Conferencia de Cancún. Keystone

En la Conferencia de la OMC, el ministro helvético de Economía abogó por una reforma de la agricultura socialmente admisible en el marco de las negociaciones comerciales en curso

Este contenido fue publicado el 11 septiembre 2003 - 11:23

No obstante, agregó que Suiza está dispuesta a hacer concesiones sustanciales.

Joseph Deiss, que se ocupa de las carteras de Economía, Comercio y Agricultura, pronunció un discurso en la apertura de la 5ª Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“Suiza está dispuesta a hacer concesiones sustanciales”, declaró ante los cerca de 5.000 delegados, reunidos en el balneario mexicano. Aún así pidió que se tengan en cuenta las diferencias estructurales inherentes a cada país.

Agricultura multifuncional

El titular de Economía advirtió que Suiza solicitará que se modifique el proyecto de declaración final de la Conferencia. Berna juzga que el texto, en su versión actual, va demasiado lejos en el ámbito de la apertura de mercados y confía en que se equilibren las concesiones.

Según Deiss, es necesario prever “medidas equitativas” para poder cumplir los aspectos no comerciales de los acuerdos de la OMC.

“Tenemos que conformarnos con nuestro mandato constitucional, que estipula la multifuncionalidad de la agricultura”, subrayó Deiss, que encabeza la delegación suiza en la Conferencia de Cancún.

Berna considera que la política agrícola debe comprender también la protección del medio ambiente, la supervivencia de las regiones de montaña y el respeto de la biodiversidad.

Asimismo abogó por que se incremente el número de productos protegidos por la Denominación de Origen Controlado (DOC), cuya utilidad consiste en que los consumidores estén mejor informados.

Exigencias del siglo XXI

En materia de productos industriales, en cambio, la posición helvética es más abierta. Deiss se pronunció a favor de la supresión de los derechos de aduana.

Asimismo, se declaró partidario de la apertura de negociaciones en los ámbitos de la inversión, la política de competitividad, la facilitación del comercio y la transparencia de los mercados públicos. Son temas que, según explicó Deiss, corresponden a las exigencias del siglo XXI.

El titular helvético recordó también que, el año pasado, en la Cumbre sobre el Desarrollo Sostenible de Johannesburgo, la comunidad internacional se comprometió a sacar partido de las sinergias entre el sistema comercial y los acuerdos multilaterales relativos al medio ambiente. “Ahora hay que acelerar el movimiento”, señaló.

La Conferencia de Cancún, que termina el próximo domingo, tiene como fin trazar un balance intermedio de la ronda de negociaciones, entabladas en Doha (Qatar) en noviembre del 2001 y que deben concluir el 1 de enero del 2005.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo