Navigation

Derrumbe total de las acciones de Swissair

swissinfo.ch

El vuelo en picada del gigante helvético propició también su desplome en el mercado accionario. De 518 francos que costaban sus títulos en 1998, este miércoles se situaban en apenas poco más de seis francos

Este contenido fue publicado el 03 octubre 2001 - 18:05

A la apertura de las actividades de la Bolsa de Zúrich, los papeles de Swissair se cotizaban a 1,27 francos, lo que significó una pérdida de 96% de su valor con respecto al cierre de sus operaciones previas el viernes 28 de septiembre cuando costaban 41.05 francos.

Al inicio de las actividades bursátiles los títulos de Crossair, contrariamente, lograron un incremento superior al 20% al situarse en 365 francos suizos.

Los títulos de ambas firmas suspendieron sus cotizaciones durante el lunes y martes pasados en la Bolsa de Zúrich.

Su hundimiento constituye un duro golpe para los pequeños accionistas que, al elegir a Swissair, confiaban en invertir a lo seguro. Para ellos, la virtual quiebra del grupo era inimaginable puesto que la empresa era el símbolo del país.

De 518 francos en verano de 1998 a alrededor de 6 francos este miércoles, luego de la debacle de la empresa, las acciones de SAirGroup no valen prácticamente nada.

El 30% del capital de Crossair está cotizado en la bolsa. El 70% restante era detentado por Swissair hasta este lunes en que se anunció la liquidación del gigante helvético de la aviación.

Los bancos suizos UBS y Credit Suisse adquirieron a Swissair ese 70% de Crossair y se convirtieron así en accionistas mayoritarios de la compañía regional suiza.

Los bancos efectuaron la compra sobre la base de la cotización de esa sociedad al viernes pasado. En consecuencia, desde en sólo unas horas lograron una ganancia superior al 20%.

El hundimiento de las acciones de Swissair era previsible luego de que la firma, virtualmente en la banca rota, anunciara su finiquito.

Los accionistas de Swissair son también las grandes perdedoras de esta quiebra puesto que, según el derecho en la materia, son ellos los últimos en ser indemnizados y eso, en caso de que quede algo en la caja luego del proceso de liquidación.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo