Navigation

Dinero en Suiza: Alberto Fujimori arregla cuentas

Según Fujimori, la clase política peruana se encuentra en situación embarazosa por el hecho de que haya tenido que huir a Japón. Keystone

El ex presidente peruano califica de "imaginarios" los 18 millones de dólares que supuestamente habría depositado en cuentas numeradas en Suiza, antes de buscar refugio en Japón, según el diario nipón Yomiuri Shimbun.

Este contenido fue publicado el 29 diciembre 2000 - 19:04

Alberto Fujimori critica con contundencia a las autoridades peruanas que se han encargado de divulgar tales rumores. Sería más oportuno que el Gobierno de Lima recuperara los 70 millones de dólares que Vladimiro Montesinos, antiguo jefe de los servicios secretos peruanos, tiene depositados en Suiza, dice el ex mandatario.

Según Fujimori, la clase política peruana está en una situación muy embarazosa. Sobre todo porque el ex presidente tuvo que refugiarse en Japón visto que su vida corría peligro. Ahora, de repente, trata de "demoler" al antiguo mandatario pretendiendo que posee cuentas numeradas en Suiza.

La suma de 18 millones de dólares provendría del botín (por valor de cerca de mil millones de dólares) amontonado durante los diez años del mandato presidencial de Fujimori por Vladimiro Montesinos. Sobre éste último pesan sospechas de haber mantenido contactos con la CIA y con los capos del narcotráfico sudamericano. Asimismo se le acusa de los delitos de tortura y responsabilidad en la desaparición de adversarios políticos.

"Son los cómplices de Montesinos que alimentan a la prensa de Lima con esos rumores y con documentos falsificados que han dado la vuelta al mundo", subraya Alberto Fujimori. El ex presidente ya no corre el riesgo de ser extraditado a Perú: el Gobierno nipón ha reconocido que posee también la nacionalidad japonesa.

Fujimori recuerda que las autoridades suizas han confirmado que Vladimiro Montesinos depositó 70 millones de dólares en cuentas numeradas helvéticas. También señala que Berna ha negado que existan indicios de que posea fondos en territorio suizo.

En el mismo artículo, Fujimori exhorta al nuevo Gobierno y Parlamento peruanos que recuperen el dinero ingresado por Montesinos en bancos suizos. Según sospecha el ex presidente peruano, las autoridades no tienen interés en afrontar semejante acción.

Tal inercia podía deberse al hecho de que el antiguo jefe de los servicios secretos utilizó los bancos suizos esencialmente para blanquear el dinero del cartel de Medellín. Al parecer algunos miembros del nuevo gobierno no estarían exentos de sospecha...

Hay razón para que el dinero de Vladimiro Montesinos suscite un ambiente embarazoso en el Palacio Federal en Berna. Suiza figura en la lista de países contra los que el G-7 amenaza con sancionar, si siguen obstinados a dejar pasar por alto los casos de blanqueo de dinero.

Alberto Fujimori no desmiente del todo el rumor según el cual habría recibido, junto con Montesinos, un millón de dólares de la parte de Pablo Escobar, el difunto capo del narcotráfico colombiano, como contribución para costear su primera campaña presidencial en 1990.

"La financiación de esa campaña fue una de las más modestas. Hubo una única donación que alcanzó los 100.000 dólares", enfatiza Fujimori, que en ese año se convirtió en el primer presidente peruano de ascendencia japonesa.

Georges Baumgartner, Tokio

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.