Navigation

Disputas fisuran la colegialidad gubernamental

Couchepin/Blocher, ¿ la disputa que revela una disfunción en el Gobierno? Keystone

El ataque público de Pascal Couchepin a Christoph Blocher muestra que algo no marcha bien en el Gobierno, señala el experto en medios de comunicación Roger Blum.

Este contenido fue publicado el 04 octubre 2004 - 15:52

Jamás un ministro había sido criticado de manera tan virulenta por otro miembro del Gobierno colegiado, como ocurrió el pasado fin de semana.

"Christoph Blocher quiere poner en primer lugar la política de su partido", declara Roger Blum en una entrevista publicada este lunes en el diario de la ciudad de Basilea 'Basler Zeitung'.

El que un consejero federal (ministro) actúe indirectamente como jefe de partido es una novedad, según el catedrático de Ciencias de la Comunicación, quien considera que de esta forma se abusa del Gobierno.

Christoph Blocher trata de convertir el Ejecutivo en "un pequeño Parlamento" donde cada uno mantiene sus posiciones, añade Roger Blum al tiempo de precisar: "Eso no corresponde al sentido ni a la vocación de una autoridad colegial".

"Un peligro para la democracia"

El ministro del Interior, Pascal Couchepin criticó este domingo (03.10)la actitud de su colega Christoph Blocher. En sus declaraciones a la prensa dominical juzga peligroso para la democracia que el ministro de Justicia y Policía tienda a mistificar al pueblo.

El sutil sistema político de Suiza reclama que una persona no haga el papel de "provicencial", señala Couchepin.

La voluntad popular tiene ciertamente la palabra final, pero con un "matiz de importancia que parece olvidar el señor Blocher: no estamos en una democracia plebiscitaria donde la masa es la única que cuenta como en los regímenes populistas".

Esa crítica es compartida por el experto en medios de comunicación, Roger Blum a cuyo juicio todo el mundo respeta al (pueblo) soberano, pero no se debe dejar que la voluntad popular sea ilimitada, porque eso encierra el riesgo de conducir hacia una democracia totalitaria.

"Reproches injustificados"

Christoph Blocher no ha querido comentar acerca de los reporches de Pascal Couchepin. En cambio Ueli Maurer, el presidente del partido Unión Democrática de Centro (UDC, derecha dura) lo ha hecho el domingo en la noche en la televisión de habla alemana.

Christoph Blocher es "uno de los consejeros federales que sitúa la democracia por encima de todo y ello es también válido para la UDC" declaró Maurer. Según él, los reproches de Pascal Couchepin no son fundados.

La perspectiva de Schengen

En tela de fondo de las disputas: las próximas elecciones sobre los acuerdos de Schengen y de la circulación libre de personas.

El presidente de la UDC aseguró que Christoph Blocher hará su trabajo. Pero, precisa: "Todo Suiza sabe que el señor Blocher se opone a Schengen y lo seguirá haciendo".

Si el Consejo Federal (Gobierno) lo obliga a teatralizar y a demostrar las ventajas de Schengen, el Consejo Federal no ganará credibilidad, agrega Ueli Maurer.

Por su parte, Pascal Couchepin parte del principio que cada uno se comprometerá en la campaña, con su "carisma y su propia lealtad".

El Gobierno fue elegido por 4 años, "es necesario entonces trabajar juntos por 4 años, salvo alguna renuncia...", concluye Pascal Couchepin.

Llamado a la calma

El lunes, el presidente de la Confederación Joseph Deiss intentó de poner un poco de calma. "No hay motivo para que los miembros del Gobierno se lancen en disputas públicas," dijo.

Joseph Deiss reconoció la necesidad de lanzar un debate sobre los límites de la democracia directa, sobre la posición de las minorías o sobre el papel del Parlamento y del Consejo Federal.

Pero, estima que el momento fue mal escogido pues el Gobierno acababa (el viernes) de dar prueba de su voluntad de actuar fijando un dispositivo para la campaña de cara a los acuerdos bilaterales II.

swissinfo y agencias

Contexto

¿Pronto el divorcio? Desde hace días, la prensa habla sólo de la crisis que sacude al gobierno.

El domingo de nuevo, Pascal Couchepin criticó públicamente a su colega Christoph Blocher.

Y el ministro UDC no es el único que perturba la armonía en el seno del colegio. Este verano, Pascal Couchepin y Micheline Calmy-Rey se disputaron en el marco del Festival de Cine de Locarno.

La pasada semana, Joseph Deiss y Micheline Calmy-Rey tuvieron un desacuerdo en torno a la entrada de Alemania al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El gobierno elegido el diciembre pasado parece tener problemas para funcionar bien.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.