Navigation

Skiplink navigation

Suiza pierde competitividad a escala internacional

La mano de obra, entre otros factores, determinará en el futuro el éxito de una economía, según el IMD. Keystone

El Informe de la Competitividad Mundial de 2011, elaborado por el prestigioso instituto IMD de Lausana, sitúa a Suiza en el quinto puesto, detrás de Estados Unidos, Hong Kong, Singapur y Suecia.

Este contenido fue publicado el 19 mayo 2011 - 16:09
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

La fortaleza suiza reside en la estabilidad macroeconómica y política del país. Su debilidad, en una moneda excesivamente fuerte. España sube un escaño a la posición 35, pero su lista de pendientes es larga aún.

Estados Unidos y Hong Kong son las dos economías más competitivas del mundo en tiempos de recuperación postcrisis. De hecho, en 2011 empataron en el primer sitio, según el más reciente Informe de la Competitividad publicado esta semana en Lausana.

El documento, elaborado por el Centro IMD de la Competitividad Mundial, analiza el perfil de 59 economías –desarrolladas y emergentes– a partir de información pública, privada y de una consulta entre ejecutivos empresariales.

Las conclusiones del año 2011 colocan a Singapur en la tercera plaza y a Suecia en el cuarto sitio. Este último país desplazó a Suiza de la cuarta posición en la que se había confirmado durante tres años consecutivos.

Suiza es hoy la quinta economía más competitiva del orbe.

Para Stephen Garelli, director del Centro IMD de la Competitividad Mundial, las piezas del ajedrez se mueven a partir de nuevas reglas.

El mundo, afirma, vive un nuevo proceso de industrialización y deslocalización donde el precio de las materias primas, los transportes y la mano de obra determinarán el éxito de las economías.

Incertidumbre internacional

Anne-France Borgeaud Pierazzi, experta del IMD en Suiza, refiere que aunque se inscribe aún en el top 10 de la competitividad internacional, el país alpino ha dejado de ser uno de los países punteros en materia de crecimiento, exportaciones o atracción para de inversiones.

En gran medida, esto se explica en el impacto que imprime la zona euro sobre el desempeño helvético.

“Toda incertidumbre llegada de Grecia, Irlanda, Portugal o España afecta negativamente a Suiza, a pesar de que la evolución de economías como la sueca, alemana o finlandesa han sido positivas para la región”, señala la experta.

Cabe recordar que Suiza destina el 67% de sus exportaciones a la zona euro, por lo que la parálisis en la demanda de esta región significa, de forma automática, un freno a la expansión de su propia economía.

Las fortalezas

Al ofrecer la radiografía de Suiza, Borgeaud Pierazzi afirma que los líderes empresariales consultados por el IMD -cuyas opiniones son materia prima de su informe anual de competitividad- “hacen hincapié en atractivos como su estabilidad política y macroeconómica, o la elevada calificación de su mano de obra”.

Suiza es una de las pocas economías que registra una cuenta corriente superavitaria. O dicho sin rodeos, una de las contadas economías que es capaz de venderle al mundo más de lo que le compra.

Es también una economía apreciada por sus bajos niveles de desempleo, y porque se trata de una nación dotada de emprendedores talentosos, que cuenta además con una riqueza lingüística que favorece el desarrollo de negocios en distintos mercados.

Por otra parte, Borgeaud Pierazzi destaca también la innovación, investigación científica y coordinación entre el trabajo de las universidades y el sector productivo helvéticos.

Los grandes retos

No obstante, la experta indica que Suiza no puede dormirse en los laureles de su competitividad histórica. Debe acompañar su crecimiento económico y demográfico con medidas rápidas, como una política bien estructurada de apoyo a las PYME.

El apartado dedicado a Suiza en el reporte del IMD ofrece los detalles del diagnóstico anual, y las principales debilidades del país son: pobres flujos de inversión (sitio 57 dentro de 59 economías analizadas); franco suizo ‘caro’ (56), coste de la vida (55), o subsidios gubernamentales (53, lo que coloca al suizo como un gobierno que entorpece la eficiencia del trabajo de la iniciativa privada).

El IMD destaca la importancia de que Suiza invierta en su infraestructura.

“No es suficiente con tener fundamentos sólidos (baja inflación, crecimiento del PIB, comercio exterior positivo)”, dice la experta del Centro de Competitividad del IMD. “Suiza está obligada a reinventarse cada año para mantenerse como nación influyente en un mundo cada vez más globalizado”.

Y agrega que Suiza también ha perdido terreno en indicadores como la disponibilidad de mano de obra (del sitio 8 al 18); o la responsabilidad social (sitio 20 este año, frente al 12 del año pasado).

España y Latinoamérica

El Informe de Competitividad del IMD ubica a Iberoamérica en la segunda mitad de la tabla de posiciones.

Concretamente, España se sitúa en la plaza 35, con lo que ha ganado un escaño con respecto a 2010, pero aún se confirma lejos de vecinas como Alemania (10) o Dinamarca (12).

España es atractiva por sus niveles de inversión (sitio número 7), o su exportación de servicios (7), pero su tasa de desempleo (58), su déficit corriente (54), o el déficit de su gobierno (54) hacen dudar a los capitales sobre su perfil de competitividad global.

Argentina se encuentra en el lugar 54 de la clasificación, una plaza adelante del sitio que ocupó en 2010. Es competitiva por el coste de la vida en el país (sitio 2), o el ritmo de crecimiento de la economía (6%), pero las empresas temen su nivel de inflación (58), desempleo (55) y la poca diversificación de la economía (50).

México se sitúa en el lugar 38, con lo que avanza 9 escaños en 12 meses. El IMD le reconoce un coste de la vida muy competitivo (1), finanzas públicas sanas (8), y un tipo de cambio interesante (12); pero preocupa la talla de la economía sumergida (56), los niveles de inseguridad (54) y la evasión de impuestos (53).

Países más competitivos

1.  EEUU

2.  Hong Kong

3.  Singapur

4.  Suecia

5.  Suiza

6.  Taiwán

7.  Canadá

8.  Qatar

9.  Australia

10. Alemania

35. España

38. México

54. Argentina

 

Fuente: IMD

End of insertion

IMD

El International Institute for Management Development (IMD) es una de las escuelas de negocios más importantes de Suiza.

Basada en Lausana y con 60 años de operación, vincula vía sus investigaciones al mundo académico con el corporativo.

El Centro de Competitividad del IMD publica anualmente un informe de competitividad mundial.

El documento jerarquiza la fortaleza de cada economía y el interés que despierta entre los inversores nacionales e internacionales.

End of insertion

Datos clave

El informe del IMD analiza a 59 economías

Los principales cambios de Suiza:

Fortaleza económica, sitio 13 (perdió 6 respecto a 2010)

Generación de empleo, sitio 12 (4 menos)

Finanzas públicas sanas, sitio 8 (3 menos)

Productividad, sitio 14 (4 menos)

Investigación científica, sitio 6 (ganó 3)

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo