Trabajar en Suiza es casi un placer

Oficina suiza de Estadística, 1944. Hoy la administración federal emplea a 3.500 personas. RDB

Los empleados públicos se dicen satisfechos y productivos, según una encuesta del Ministerio suizo de Finanzas. Una percepción que se repite en el sector privado, concluye una investigación de la UE.

Este contenido fue publicado el 16 junio 2011 - 08:53
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

En opinión de la Unión Sindical Suiza (USS), los resultados generales -aunque son positivos- encubren grandes disparidades. Las mujeres aún son discriminadas en el terreno laboral y no existe suficiente formación continua para mandos bajos.

En Suiza, trabajar para el Poder Ejecutivo es sinónimo de motivación y satisfacción, confirma la Encuesta sobre el personal 2011 que publicó el pasado 11 de junio el Ministerio suizo de Finanzas (DFF).

Según las conclusiones de este trabajo, si los empleados públicos helvéticos tuvieran que calificar sus condiciones laborales en una escala del 1 al 100, les otorgarían una media de 75.

Un resultado mucho más positivo que negativo, y un nivel de satisfacción laboral que no se ha visto afectado en absoluto durante los últimos tres años, pese a la austeridad que la recesión imprimió en las cuentas del sector público suizo.

Consultado al respecto, el Ministerio de Finanzas explica a swissinfo.ch que la administración pública realiza esta encuesta de carácter anual para revisar la orientación de sus políticas internas.

“Al identificar el nivel de satisfacción de los empleados se tiene un parámetro también de los niveles de productividad y eficacia personal y organizacional”, detalla la dependencia.

Las bondades del Gobierno

Suiza cuenta con unos 33.500 empleados en la administración federal. De acuerdo con el DFF, alrededor del 90% de dicha plantilla fueron consultados. Sin embargo, es potestad de cada trabajador responder o no, y tiene derecho a que sus opiniones se conserven en el anonimato.

De cada 10 empleados públicos respondieron 6,5, por lo que la encuesta ofrece un reflejo fiel de la percepción de toda la burocracia helvética, según los expertos del DFF.

Los burócratas suizos destacan como positivas “las perspectivas de desarrollo profesional que tienen”.

Asimismo, suele existir una dinámica operativa en la que los superiores permiten a sus subalternos presentar iniciativas que se traducirán en hechos, lo que aumenta la productividad de los empleados.

Desarrollar un sentimiento de utilidad, de generación de resultados, genera equipos más comprometidos y una menor rotación, explican las fuentes consultadas.

Buena posición internacional

El nivel de satisfacción laboral de los empleados públicos se repite en el sector privado. La Secretaría de Estado de Economía (Seco) se ha encargado de generar este barómetro.

Suiza figura entre los cuatro países de Europa con mejores condiciones laborales para sus empleados, según los propios trabajadores europeos.

Una conclusión que se desprende de la Encuesta Europea de las Condiciones de Trabajo que elabora la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo de la UE, y cuya versión más reciente data de 2010.

Sus resultados preliminares ya están disponibles, pero la interpretación íntegra de este trabajo se conocerá después del verano por venir.

La Seco ha trabajado con la UE en este proyecto. Y según sus conclusiones, el 91% de los trabajadores helvéticos –sector privado- se ha dicho “satisfecho” o “muy satisfecho” del trabajo que posee.

Un nivel que superan tres países del Viejo Continente: Noruega, Dinamarca y Gran Bretaña.

La media europea, según la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo, es del 88%.

Vida y trabajo

En Suiza, el 89% de la población activa afirma que puede conciliar sin contratiempos la vida con el trabajo, un dato que en la UE promedia el 78%.

No obstante, los suizos aceptan con mayor frecuencia que su tiempo de ocio sea trastocado por asuntos laborales. Concretamente, el 47% de los suizos encuestados por la Fundación afirma que suele ser contactado por razones profesionales fuera de sus horarios de trabajo, mientras la media de la UE es del 38%.

No obstante, el 33% de los suizos estima que sus enfermedades están estrechamente vinculadas al estrés que les provoca el trabajo, una media que se repite en el resto de los países vecinos de la UE.

En general, los males recurrentes entre los trabajadores europeos suelen ser dolores dorsales, de nuca y trastornos psicológicos diversos.

Satisfacción - productividad

La estadística habla bien de Suiza, pero no todo son laureles. De hecho, la Unión Sindical Suiza (USS) estima que solo los datos generales son positivos.

Si se examina el comportamiento laboral del género femenino se verá que Suiza no forma parte del pelotón de cabeza, refiere la USS en un análisis realizado tras la participación de Suiza en la Encuesta Europea de las Condiciones de Trabajo.

Solo el 21% de las mujeres suizas ocupan un puesto de responsabilidad en las empresas en las que trabajan, y solo el 39% del total –la tasa más baja de Europa– trabajan jornadas completas.

En Europa, al menos el 33% de los cargos de responsabilidad están conducidos por mujeres y prácticamente el 50% de las mujeres trabaja jornadas completas.

Por otra parte, denuncia la USS, aunque el país registra una tasa positiva de formación continua, la repartición es desigual. En Suiza, sólo el 7% de trabajadores con funciones auxiliares tiene derecho a una formación pagada al año; mientras en los cuadros directivos la proporción aumenta de inmediato al 63%.

Trabajar en Suiza no es pues siempre el placer que reflejan las estadísticas oficiales.

Condiciones laborales

Principales cambios en el mercado laboral europeo durante los últimos 20 años, según Seco y UE:

Debilitamiento del sector agropecuario a favor de los servicios.

Aunque hay avances, persiste la inequidad de género (en oportunidades y recompensas salariales).

Las mujeres que alcanzan cargos directivos supervisan sobre todo a mujeres.

La proporción de trabajadores con contratos temporales crece de forma constante.

La jornada laboral semanal se reduce de forma consistente, y la media europea es de 40 horas.

Fuente: Quinta Encuesta Europea sobre las Condiciones del Trabajo

End of insertion

Datos clave

Fuerza laboral: 4 millones de personas en Suiza. 235 millones en la UE.

Cargos de responsabilidad: 21% de las mujeres en Suiza. 33% en la UE.

Los suizos trabajan una media de 43 horas por semana. En la UE la media pasó de 40,5 horas en 1991 a 37,5 horas en 2010.

El 65% de los suizos estima que podría seguir realizando su trabajo sin contratiempo alguno después de los 60 años de edad, frente al 60% en la UE.

End of insertion

Contexto

La administración pública suiza está compuesta por el Gobierno (Poder Ejecutivo) con todos sus Ministerios y Oficinas Federales; el Parlamento (Poder Legislativo), y el Ministerio Público y los Tribunales (Poder Judicial).

La Encuesta sobre el Personal 2011 solo incluye al Ejecutivo.

La Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo es un órgano autónomo de la Unión Europea (UE).

Fue creado para permitir la formulación de políticas destinadas a resolver problemas sociales ligados al trabajo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo