Navigation

Skiplink navigation

Una mirada suiza a la inequidad de género laboral

Solo 22% de los asistentes al WEF de Davos pertenecen al sexo femenino. ¿Cuándo serán el 50%? © KEYSTONE / LAURENT GILLIERON

Las actividades paralelas al Foro Económico Mundial (WEF) permitieron a la directora General de IKEA Suiza, Simona Scarpaleggia, compartir con swissinfo.ch su visión sobre lo que necesita este encuentro anual, celebrado en Davos, para conseguir algún día la equidad de género, con 50% de participantes femeninos y 50%, masculinos.

Este contenido fue publicado el 24 enero 2019 - 11:00

Scarpaleggia fue una de las ponentes de una sesión paralela al WEF dedicada a abordar el tema de la equidad de género en Suiza, un encuentro organizado por The Female Quotient, empresa dedicada a promover la igualdad de género en los centros de trabajos y que es dirigida por mujeres. En esta mesa de debate también participaron Sylvie Durrer, de la Oficina Federal Suiza de Equidad de Género y Suba Umathevan, del Plan International Switzerland

IKEA Suiza es una de las pocas compañías, en Suiza y a nivel global, que han conseguido un equilibrio del 50% hombres y 50% mujeres en sus niveles directivos. Scarpaleggia, de origen italiano, exhortó a poner fin al tabú del trabajo de media jornada, que ella considera que es una de las principales barreras para fortalecer y acrecentar el flujo de jóvenes mujeres talentosas en la fuerza productiva. “En Suiza, (el trabajo a medio tiempo) es visto como un freno para una carrera profesional, pero nosotros (en IKEA) lo vemos como oportunidad… ¿por qué tendríamos que privarnos de esos talentos?”.

Bajo la dirección de Scarpaleggia, IKEA Suiza ha puesto en marcha dos políticas que, según recuerda la ejecutiva, fueron controvertidas en su momento. Hay dos meses de licencia de paternidad y existen alternativas para trabajos a tiempos parciales en todos los niveles de la organización. Explicó que estas políticas no han tenido ningún impacto negativo en la empresa; de hecho, la empresa se ubica de forma consistente como uno de los mejores lugares para trabajar en Suiza.

Un buen año para Suiza

Sylvie Durrer considera que el 2018 fue un buen año para la equidad de género en Suiza, ya que se aprobó el proyecto de Ley de Equidad Salarial de Género, que se produce tres años después de haberse puesto sobre la mesa. Un paso al frente que se suma al trabajo constante que la Oficina Federal de Igualdad de Género realiza cotidianamente con el sector privado. Durrer asegura que “es vital que el sector público muestre el camino y de ejemplo”.

A nivel cantonal, ahora existe un estatuto para que los gobiernos locales se comprometan a pagar con equidad a hombres y a mujeres, y toda compañía que reciba un contrato público también debe respetar este compromiso.

Por su parte, Suba Umathevan, quien llegó a Suiza como refugiada de Sri Lanka a los dos años de edad, considera que la clave para avanzar en la igualdad de género es escuchar las voces de las mujeres jóvenes para que ellas puedan luchar personalmente por sus derechos. “Hay tantos estereotipos en lo que concierne a las mujeres líderes. Tenemos que romper esas barreras y eso comienza con la formación de las mujeres más jóvenes y los niños pequeños ".
Aunque aún hay un largo camino por andar, Durrer considera que Suiza está realizado avances significativos y “su más grande deseo sería que Suiza gane esta carrera”.

Iniciativa del WEF para la igualdad LGBTI

El WEF lanzó una nueva Alianza para la Igualdad Global LGBTI. Esta iniciativa busca fomentar el compromiso de las empresas para incluir a cada vez más miembros de todo tipo de preferencias sexuales e identidades de género en sus plantillas laborales. Compañías multinacionales como Accenture, Deutsche Bank, EY, Mastercard, Microsoft, Omnicom o Salesforce son fundadoras de este proyecto. Cabe citar que ninguna empresa suiza se encuentra entre las fundadoras de la citada iniciativa.

End of insertion



Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo