El científico iraní liberado por EEUU viaja rumbo a Irán

Foto proporcionada por el ministerio de Exteriores iraní del ministro Mohammad Javad Zarif (I) y al profesor Masud Soleimani, el 7 de diciembre de 2019 en un avión afp_tickers

El científico iraní Cyrous Asgari, detenido durante varios años en Estados Unidos acusado de robar secretos industriales, estaba siendo repatriado este martes tras haber sido absuelto hace cinco meses por la justicia estadounidense.

"Buena noticia, un avión transportando al doctor Cyrous Asgari despegó de Estados Unidos. Felicitaciones a su esposa y a su familia", escribió el martes el jefe de la diplomacia iraní, Mohammad Javad Zarif, en Instagram.

Según el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores iraní Abas Musavi, la llegada del científico está prevista para el miércoles.

Asgari, de 59 años, investigador en la universidad tecnológica Sharif en Teherán, parece haber sido liberado en un intercambio de prisioneros, poco frecuente entre los dos países que no tienen relaciones diplomáticas desde 1980.

Irán tiene detenidos a por lo menos cinco estadounidenses mientras que 18 iraníes están en prisiones de Estados Unidos.

Pese a ser absuelto en noviembre de 2019, Asgari seguía en prisión en Estados Unidos, aparentemente por problemas relacionados con su estatuto migratorio.

En 2016 fue acusado de robo de secretos industriales durante una visita académica en Ohio.

En marzo, el investigador iraní declaró al periódico británico The Guardian que la policía de inmigración estadounidense le tenía en un centro de detención de Luisiana sin instalaciones sanitarias y que rechazaba devolverle a Irán pese a su absolución.

El departamento de Estado norteamericano no reaccionó de inmediato a esta liberación anunciada.

Pero en un tuit este martes, el subsecretario del departamento de Seguridad Nacional, Ken Cuccinelli, aseguró que el caso del científico iraní no estaba vinculado con el de Michael White, un exmilitar estadounidense detenido en Irán y liberado en marzo gracias a un permiso por razones "médicas" bajo condición de no abandonar el país.

Según Cuccinelli, Estados Unidos intenta expulsar a Asgari desde 2019 pero "cada etapa fue demorada por el gobierno iraní". Otro diez iraníes se encuentran actualmente detenidos por la policía migratoria a la espera de ser expulsados de Estados Unidos, agregó.

- Tensiones -

El mes pasado Irán dijo que Asgari contrajo el nuevo coronavirus durante su detención.

Irán es el país mas afectado por la pandemia de Oriente Medio, con más de 154.000 casos de contaminación y más de 8.000 muertos, aunque hay dudas sobre la realidad de las cifras oficiales.

Desde marzo unos 100.000 prisioneros en Irán, entre ellos mil extranjeros, se beneficiaron de un permiso de salida para limitar la propagación de la enfermedad.

Estados Unidos es el país más afectado del mundo, con más de 1,8 millones de casos y 105.000 muertos.

Irán pidió recientemente un intercambio global de prisioneros con Estados Unidos, donde están detenidos 18 iraníes, según una lista reunida por la AFP a partir de comunicados oficiales e informaciones de prensa.

En 2018 el presidente Donald Trump abandonó el acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní y restableció duras sanciones contra Irán.

Desde entonces varios iraníes fueron detenidos en Estados Unidos.

Las tensiones entre los dos países continúan aumentando y recientemente parecieron estar al borde de un conflicto.

Primero en 2019, cuando Irán destruyó un dron estadounidense y luego en enero de 2020, tras el asesinato por un ataque estadounidense en Bagdad del general iraní Qasem Soleimani.

A pesar de ello hubo intercambios de prisioneros.

Suiza, que representa los intereses de Estados Unidos en Irán, estuvo en primera línea en el último intercambio, en diciembre de 2019.

Entonces fueron liberados Xiyue Wang, un investigador estadounidense de origen chino, encarcelado durante más de tres años, y Masud Soleimani, un profesor iraní especializado en células madre detenido en Estados Unidos desde 2018.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo