Navigation

El clima de incertidumbre hace caer las bolsas

Los mercados bursátiles sufren las consecuencias de la guerra en Irak. Keystone

La perspectiva de que la guerra en Irak se prolongue provoca incertidumbre en los mercados financieros y crea desanimo entre los inversionistas.

Este contenido fue publicado el 25 marzo 2003 - 14:28

Expertos estiman que incluso después del conflicto el crecimiento será débil.

Los mercados bursátiles afiatados por el desencadenamiento de las hostilidades en Irak toman ahora el verdadero peso de la gravedad del conflicto. La perspectiva de una guerra relámpago se aleja a medida que pasan los días, con el corolario de una recaída de los principales índices financieros.

Después de una fuerte caída sufrida el lunes (24.03) - el índice SMI perdió 5%, el Dow Jones 3,61% y el Nasdaq 3,66% - las bolsas europeas registraban una nueva baja este martes.

Baja el dólar, sube el petróleo

La conjunción de varios factores explican fácilmente lo que sucede. "Una baja del dólar, el alza del precio del petróleo y el incremento de la incertidumbre geoestratégica por el conflicto de Irak hacen que la confianza de los inversionistas sea frágil", explica Philippe Schindler.

El experto en inversiones estratégicas del Banco Lombard Odier Darier Hentsch (LODH, de Ginebra, precisó además que en estos momentos, lo que predomina es la prudencia. Debido a que el conflicto de Irak ocurre en un momento en que el crecimiento económico es débil, y ello a pesar de las medidas adoptadas por los bancos centrales del mundo entero.

Se incrementan los riesgos

"El crecimiento económico es flojo, y el conflicto militar no hace más que aumentar los riesgos", agrega Philippe Schindler.

"El incremento del déficit estadounidense - George Bush acaba de solicitar 62.000 millones de dólares para financiar sus operaciones militares en Irak - no permite prever en lo inmediato una subida del dólar."

"Un dólar débil satisface ampliamente a la administración republicana en el poder ya que le permite reembolsar a un bajo costo el déficit presupuestario", explica el experto.

Otro factor de riesgo es el precio del petróleo ya muy elevado desde hace algunos meses, que frenó considerablemente el proceso de recuperación económica. Y en estos momentos, es imposible prever su evolución. El banco LODH apunta a un precio superior a los 30 dólares por barril para el resto del 2003.

La volatilidad de los mercados es importante

Cierto es que los mercados dependerán de los sobresaltos provocados por los avances y retrocesos de las fuerzas aliadas en territorio iraquí. ¿Pero la solución del conflicto estimulará la confianza de los inversores?

No es seguro, el fin del conflicto terminará con buena parte de la incertidumbre, pero las grietas provocadas por la actitud unilateral de los EEUU dejarán flotando un ambiente de inseguridad en los mercados financieros, precisa Philippe Schindler.

Es poco probable entonces que asistamos a una reactivación de los mercados al fin del conflicto iraquí. La coyuntura económica que prevalecía ya antes del comienzo de las hostilidades se caracterizaba por su debilidad. Será este clima que marcará la economía mundial una vez concluida la guerra.

swissinfo, Jean-Didier Revoin
(Traducción : Alberto Dufey)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo