Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El drama de Interlaken reavivado a dos años de distancia

Los familiares de los turistas muertos visitaron el sitio del accidente en julio pasado.

(Keystone Archive)

Al iniciarse el proceso sobre el accidente de Saxetbach, el primer acusado admitió la falta de lineamientos escritos de seguridad en caso de tormenta.

El juicio comenzó este lunes en el Centro de Congresos del Kursaal de Interlaken, en donde el ex dirigente de 'Adventure World', la sociedad que organizó la excursión fatal, negó cualquier responsabilidad.

En esta primera jornada, la madre de una de las 21 víctimas de la catástrofe ocurrida el 21 de julio de 1999, hizo patente su sufrimiento por la desaparición de su hija.

Ocho personas, empleados y dirigentes de la compañía ahora desaparecida, son sometidas a juicio desde este lunes bajo los cargos de homicidio por negligencia. Sobre ellas pende el riesgo de hasta un año de prisión por haber autorizado y organizado la excursión al desfiladero del Saxetbach, en el cantón de Berna.

Un torrente fatal

Una tormenta que se desató ese día provocó un fuerte torrente en el que perecieron 21 jóvenes de entre 19 y 31 años -incluidos tres guías- de los cuáles, 14 procedían de Australia mientras los otros residían en Sudáfrica, Nueva Zelanda y Suiza.

Catorce allegados de las víctimas así como docenas de periodistas asisten a los debates en Interlaken.

El proceso arrancó con la participación de Bromwyn Smith, la progenitora de una las jóvenes australianas que perdió la vida. La afligida señora se constituyó en parte civil junto con su marido. La pareja representa además al resto de las familias de las víctimas.

Smith explicó que la pérdida de su hija Briana, de 19 años, acabó con la vida de la pareja. "Ustedes no pueden comprender lo que tenemos que afrontar cada día desde entonces", enfatizó al explicar que la sonrisa de su hija le hacía falta y que la casa familiar estaba vacía sin ella.

Ningún contacto

Precisó también que los responsables de 'Adventure World' no habían establecido contacto con ella o con su marido después de la tragedia.

La esperanza de los Smith es que se haga un juicio equitativo a fin de que no vuelva a repetirse un drama semejante.

Al testimonio de Bromwyn Smith siguió la presentación de Stephan Friedli, quien era presidente de 'Adventure World' cuando se produjo el accidente.

Los cargos en su contra incluyen el hecho de haber permitido que el equipo de excursionistas se dirigiera al desfiladero de Saxetbach sin haber elaborado la lista de previsiones necesarias, en particular en caso de tormenta.

Lineamientos orales

Friedli admitió que sabía que una tormenta podría provocar crecidas peligrosas en los niveles de agua en el desfiladero de Saxetbach. Empero, añadió que la posibilidad de tormenta no necesariamente implicaría la cancelación de una expedición.

El ex directivo hizo una exposición detallada de los procedimientos de seguridad que los guías de su compañía segían antes de encabezar una expedición, incluyendo el chequeo de los niveles de agua.

Durante el interrogatorio, Friedli admitió que esos lineamientos se hicieron sólo en forma verbal. Los cuestionamientos se centraron también en la decisión de la sociedad de introducir guías escritas solamente al año posterior al accidente que incluían un capítulo sobre precauciones meteorológicas.

Los ocho acusados en el proceso incluyen tres directivos de la compañía, dos guías que sobrevivieron, el guía principal que autorizó el viaje y dos guías instructores.

El juicio continúa hasta el 11 de diciembre.

swissinfo


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes