AFP internacional

El presidente Hasan Rohani preside un desfile militar con motivo del Día de las Fuerzas Armadas de Irán, el pasado 18 de abril en Teherán

(afp_tickers)

El portavoz del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general Masud Jazayeri, criticó las declaraciones del viernes del presidente Hasan Rohani, candidato a las elecciones presidenciales del 19 de mayo, sobre el programa balístico iraní.

"Pedimos de nuevo a los candidatos a las presidenciales no intervenir en las cuestiones militares sensibles y de defensa", declaró el general Jazayeri, sin citar a Rohani.

"La existencia de bases subterráneas balísticas es un elemento importante de disuasión frente a los enemigos jurados de la revolución islámica y del pueblo iraní", añadió.

Durante un debate televisivo el viernes con los otros cinco candidatos a las elecciones presidenciales, Rohani, moderado apoyado por los reformistas, acusó a los conservadores de haber intentado sabotear el acuerdo nuclear alcanzado con las grandes potencias en julio de 2015.

En una inusual crítica contra los Guardianes de la Revolución, el cuerpo militar de élite de Irán, el presidente lamentó la decisión de estos últimos de haber mostrado las imágenes de bases subterráneas de misiles balísticos y de haber escrito mensajes contra Israel en los misiles, en un momento en el que el acuerdo nuclear entraba en vigor en enero de 2016.

"Hemos visto cómo mostraron las bases subterráneas y escrito eslóganes en los misiles (...) para perturbar el acuerdo" nuclear, declaró Rohani.

Irán sostiene que las pruebas de misiles balísticos no están prohibidas por el acuerdo firmado en julio de 2015 con las grandes potencias (EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), pero, sin embargo, han reavivado las tensiones con Washington.

El acuerdo nuclear pretende garantizar el carácter estrictamente pacífico del programa nuclear iraní a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones internacionales impuestas a Teherán.

Los dos principales candidatos conservadores, el alcalde de Teherán, Mohamad Bagher Ghalibaf, y el religioso Ebrahim Raisi, afirmaron que aplicarán el acuerdo en caso de victoria.

"El acuerdo nuclear es un documento nacional y debemos respetarlo todos", declaró Raisi durante el debate. Hace unos días, Ghalibaf hizo una declaración similar.

AFP

 AFP internacional