Navigation

El nuevo rostro de la economía suiza

La exportación, uno de los pilares en la economía suiza. picswiss.ch

A principios del siglo XX, el campo y la industria generaban toda la riqueza helvética. Hoy, el 64% de ésta proviene del sector servicios.

Este contenido fue publicado el 09 junio 2004 - 12:52

El PIB es el indicador económico encargado de medir todo lo que el campo, industria y los servicios son capaces de producir durante un año completo

Desde hace más de 30 años, la economía Suiza está basada fundamentalmente en los servicios. Su banca y sector asegurador figuran entre los más famosos del mundo.

Hace apenas un siglo, el rostro económico del país era totalmente distinto. La totalidad de la riqueza nacional era generada por la agricultura, así como por la actividad desarrollada por las industrias textil, química y de maquinaria.

De hecho, los albores del XX coincidieron con el nacimiento de pequeños talleres artesanales o microempresas, que más tarde dieron vida a los emporios que hoy conocemos bajo el nombre de Nestlé, Novartis, Syngenta o ABB.

¿Qué o quién provocó el viraje? En gran medida, la frenética carrera de la ciencia y la tecnología, y sobre todo, la migración de las poblaciones hacia los grandes centros urbanos.

En el 2004, alrededor de 64 de cada 100 suizos trabajan en alguna rama de los servicios (sector terciario); 34 laboran en la industria (sector secundario); y sólo 2 se dedicaban al campo (sector primario), según cifras de la Secretaría de Estado de Economía (Seco) a marzo del 2004.

swissinfo inicia este miércoles su serie 'Sectores de Suiza' en el que presentará una radiografía detallada de cada uno de los engranajes que permiten funcionar hoy a la maquinaria económica helvética.

Y el PIB...

El Producto Interno Bruto (PIB) es un término que con frecuencia luce ajeno de la vida cotidiana. Nada más lejano de la realidad.

El PIB no es sino una síntesis, o especie de 'fotografía', que toman los expertos sobre la riqueza que fueron capaces de generar conjuntamente el campo, la industria y los servicios durante un periodo de un año.

Este 2004, dicha riqueza sumará unos 416.000 millones de francos suizos en la Confederación.

Sólo como referencia, el monto sería suficiente para cubrir durante 550 años consecutivos la inversión que el gobierno suizo destinará este año a extender su red de trenes de alta velocidad (hacia Francia y Alemania).

O alcanzaría también para pagarle un sueldo de 5.500 francos suizos mensuales a los 4 millones de trabajadores registrados en el país –activos y en paro- durante un periodo ininterrumpido de dos años.

Sus tres pilares

En Suiza, el sector primario es reducido pero altamente moderno (en gran medida debido a los cuantiosos subsidios estatales que recibe). Se cultivan trigo, vid, papas y tabaco. Hay ganadería bovina y porcina.

En cuanto al sector secundario, la industria se ocupa de sectores tradicionales, como el alimentario, textil o la siderurgia, pero también se ha desarrollado ampliamente en la industria de alta tecnología (maquinaria, herramienta, electrónica, mecánica de precisión, industria relojera, química y farmacéutica).

El sector terciario, finalmente, es el más fuerte y consolidado, ya que Suiza es considerado como un centro financiero internacional.

Entre las 10 primeras

Por su tamaño y solidez, Suiza cuenta con la octava economía más importante de Europa –tomando como referencia para compararla los 25 países de la Unión Europea.

Y ante su elevado potencial, carece de un mercado interno capaz de comprarle todos los bienes que produce. De ahí que las exportaciones sean vitales en su desempeño cotidiano.

Marcel Stutz, ministro consejero de la Embajada de Suiza en Madrid, explica que es por eso que 46% de lo que Suiza produce anualmente se exporta a otros países. Y la mayoría –7 de cada 10 francos suizos de exportación- se dirige a la Unión Europea.

En el primer trimestre del 2004, su PIB total creció 0,4% con respecto al último trimestre del 2003.

Este dato considera pues la suma de lo sucedido en el campo, la industria y los servicios.

Un avance de 0,4% es insuficiente para las necesidades de empleo y dinamismo que exige el país, pero de acuerdo con las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía se reactivará durante el resto del 2004.

Las exportaciones, por su parte, aumentaron 1,8% durante el primer trimestre del 2004 y las importaciones se redujeron 1,5%, como resultado del desempleo y de que el poder adquisitivo de los suizos no aumentó el año pasado.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

A principios del siglo XX, el 100% de la riqueza de Suiza la generaban el sector agropecuario y la industria.

En el siglo XXI, la economía sufrió un viraje hacia los servicios.

End of insertion

Contexto

En el siglo XXI, el 64%% de la riqueza proviene de los servicios, 34% de la industria y sólo 2% del agro.

El Producto Interno Bruto (PIB) o riqueza total generada por Suiza en un año, rebasará los 415.000 millones de francos suizos durante 2004.

Este monto sería suficiente para pagar durante dos años completos el sueldo de toda la planta laboral suiza –ocupada y en paro- con un sueldo mensual de 5.500 francos suizos.

El PIB creció 0,4% durante el primer trimestre del 2004 con respecto al último trimestre del 2003, avance insuficiente para las necesidades del país.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.