Entrega de los 'Oscar' a los indocumentados

Cartas de solidaridad y chocolates para los ganadores de un 'Oscar' a los indocumentados. swissinfo.ch

Hacerlos visibles, romper el silencio y la indiferencia que imperan en Suiza sobre su situación, después de que ocuparon iglesias y se manifestaron en el año 2001.

Este contenido fue publicado el 14 mayo 2007 - 20:30

Tal fue el objetivo de la entrega de premios a las personas sin estatus legal que se realizó el pasado viernes (11.05.) en la capital suiza.

Los premios fueron cartas en las cuales los parlamentarios presentes en la ceremonia les expresan su solidaridad y apoyo a su causa: tener un estatus legal en Suiza. También una suma pecuniaria y chocolates suizos.

Estos galardones cargados de simbolismo fueron concedidos a 'sin papeles' que estuvieron dispuestos a contar sus vidas para la publicación 'Salir de la sombra'.

Anne-Catherine Menétrey-Savary, consejera nacional (diputada) del Partido Verde y presidenta de la Plataforma por los 'Sin papeles' expresó que el premio es un reconocimiento que los afectados valoran mucho.

"Sobre todo ahora que las nuevas leyes de extranjería los han puesto prácticamente en un túnel sin salida, queremos decirles que su presencia es apreciada por muchos suizos, que no todos somos indiferentes ni callamos ante la discriminación que sufren en este país".

Berna, bella y solidaria

Alexander Tschäppät, alcalde de la ciudad de Berna, tras dar la bienvenida a los presentes "a la ciudad más bella del mundo", señaló que "en cuando impera cada vez más el egoísmo y la intolerancia, es importante manifestar abiertamente nuestra solidaridad".

Se trata de continuar con la tradición humanitaria suiza y bernesa, en particular. Como ejemplo Tschäppät citó la biografía de Gertrud Kurz, en cuya casa, antes de la Segunda Guerra Mundial, se atendía a mendigos y vagabundos, y a partir de 1938, se acogía a perseguidos políticos.

También mencionó a la pareja de médicos berneses, Peter y Heidi Zuber, quienes en los años 80 y 90 escondieron y apoyaron en su casa a refugiados, por lo que fueron sentenciados judicialmente.

Tschäppät se refirió a una paradoja. "En la rica Suiza se ha enrarecido el clima hacia los extranjeros, pese a que Suiza es cada vez más abierta y está cambiando de color, también a causa del amor, ya que cada vez hay más parejas binacionales".

Por un lado, Berna ha negado el derecho de voto a los extranjeros; por otro, aquí se entrega el Premio a los 'sin papeles'. ¿Dónde está la coherencia?, preguntó swissinfo a Tschäppät. "Berna tiene una larga tradición humanitaria y de tolerancia. En la votación sobre la Ley de Asilo hemos votado a favor de personas a las que les va mal", respondió.

"Se perfilan con propuestas contra los extranjeros"

Aun cuando esta tradición es la oficial para el actual gobierno de la ciudad, el alcalde reconoció que "hay cada vez más círculos políticos que intentan perfilarse con propuestas contra los extranjeros. He venido hoy a esta ceremonia para ir contra esta corriente".

Ir contra esa corriente, agregó, significa hablar del problema, tener el coraje de estar al lado de los extranjeros, aunque eso no sea popular. "Realizar esta ceremonia un espacio que pertenece a la ciudad, en presencia de autoridades y parlamentarios, es lo que se necesita para dar la fuerza a los que todavía se ocultan".

En su intervención, la activista por los derechos humanos Anni Lanz refirió que el surgimiento del movimiento 'Sin papeles' en Suiza, el único en países de habla alemana, se debió sobre todo a la organización de los involucrados.

"Ellos querían dar a conocer públicamente sus exigencias para legalizarse, como en otros países, pero en la Suiza de habla alemana, con su política extranjera represiva, el movimiento necesitaba mucho coraje. Gracias a ellos, pudieron legalizarse 2.000 indocumentados".

Otros vientos en la Suiza de habla francesa

"Por suerte, la parte de habla francesa también es Suiza. Allí comenzó el movimiento y allí se ha reconocido hace tiempo la importancia económica y social de este grupo".

Lanz dijo finalmente que el éxito de los 'sin papeles' se debe también al incansable apoyo de miembros del colectivo y a los suizos que lo apoyan, como Mark Haldimann, de Biel, quien murió hace poco, a los 52 años.

En la ceremonia estuvieron presentes Therese Frösch y Ueli Leuenberger, Pierre Kohler e Yves Guisan, parlamentarios de los partidos Verde, Demócrata Cristiano, y Radical (liberal). Todos ellos, excepto Frösch, representan a cantones de la Suiza francesa.

En alusión a los relatos publicados en el folleto 'Salir de la sombra', Kohler manifestó que es inconcebible no "sentir compasión al leer la historia de la madre que no puede ver a sus hijos, al saber la explotación que sufren estas personas en restaurantes o casas privadas, donde son amenazados con el despido por empleadores sin escrúpulos. Es una vergüenza cerrar los ojos ante este abuso".

A su vez, Leuenberger puso énfasis en su experiencia con los 'sin papeles' provenientes de los Balcanes, para quienes la política suiza de migración también es 'brutal'. "Viven aquí desde hace 15 años y las autoridades no quieren saber de estas personas, sin las cuales nuestra economía no podría funcionar".

Yves Guisan, médico de profesión, conoce las condiciones de salud en que viven los 'sin papeles' en Suiza" y contó el caso de una persona de Cuba, cuya vida estuvo en peligro porque la burocracia habría impedido una atención oportuna. "Estas personas no tienen seguro de salud, necesitamos soluciones prácticas para este problema".

Therese Frösch, quien en su alocución se refirió a la biografía de Lara, señaló a swissinfo que efectivamente el movimiento de los 'sin papeles' en la Suiza de expresión alemana es débil y que tal vez eso se deba a la poca apertura ante dicho problema en esta parte de Suiza.

"Los cantones de habla francesa se han solidarizado con este movimiento. En la Suiza alemana hay altibajos, también porque aquí la Unión Democrática del Centro (derecha nacionalista) tiene mucho peso. Es un movimiento antiextranjero que ha expandido el miedo frente a los inmigrantes".

Según Frösch, el Partido Socialista y Los Verdes, sobre todo si tienen representación en los Ejecutivos municipales, pueden encontrar soluciones más solidarias y no dictadas por el miedo.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

Contexto

La entrega del Premio 'Sin Papeles'y la publicación del folleto 'Salir de la sombra' es organizada y apoyada por diferentes instituciones suizas.

Entre ellas figuran, además de diputados nacionales, la Conferencia Episcopal Suiza, la Federación de Iglesias Protestantes de Suiza, la Unión Sindical Suiza, el sindicato Travail.Suisse y la ONG Caritas.

A ellas se suman, entre otros, Ayuda Protestante Suiza (HEKS-EPER), Solidaridad sin Fronteras, Cruz Roja Suiza, Ayuda Suiza a los Refugiados, Foro para la Integración de Migrantes, Partido Verde y Partido Socialista.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo