Escaso entusiasmo a 100 días de la Eurocopa

Cuenta atrás para el inicio de la Eurocopa en Berna. swissinfo.ch

Los preparativos para el torneo están muy avanzados pero, hasta el momento, el ambiente está lejos de la euforia. El torneo, que se disputa del 7 al 29 de junio, será el mayor evento deportivo organizado por Suiza y Austria en décadas.

Este contenido fue publicado el 28 febrero 2008 - 14:15

Las derrotas sufridas en los últimos encuentros disputados por las dos selecciones anfitrionas han contribuido a esta fría acogida de la competición.

El equipo dirigido por el entrenador helvético, Köbi Kuhn, parece mas débil que el presentado durante el Mundial de Alemania 2006, después de perder cuatro de los últimos cinco partidos de preparación.

Suiza debuta, en el choque inaugural, contra la República Checa el 7 de junio en Basilea. Este partido puede condicionar el resto del torneo para los locales. Los otros dos rivales del Grupo A son Portugal, actual subcampeón, y Turquía.

Millón de visitantes

Más de un millón de visitantes se espera que asistan a los partidos que acogerán Basilea, Ginebra, Zúrich y Berna. Las autoridades turísticas han lanzado varias campañas para mostrar un país acogedor, agradable, condescendiente, competente y con sorpresas para los turistas y aficionados al fútbol.

Más de 50.000 personas han sido formadas -por el experto en comunicación de Basilea, Dan Wiener- para convertirse en excelentes anfitriones del turismo extranjero que visite el país durante la fase final de la Eurocopa.

Este entrenamiento recae en: empleados de aduanas, personal de aeropuertos y de estaciones ferroviarias, policías, empleados del sector de la restauración y de la hotelería, y todos aquellos que tendrán contacto directo con los seguidores del balompié.

"Queremos emprender un proceso de concienciación. La gente debe ser consciente de su papel de anfitrión", explicó Wiener.

"Ellos saben que si alguien se sintió cómodo y fue feliz durante la Eurocopa, probablemente volverá", aseguró.

El famoso artista suizo Gerry Hofstetter lleva ya un tiempo iluminando los cielos y los principales monumentos del país bajo el eslogan de "El fútbol hace brillar a Suiza". El Ayuntamiento de Zúrich y la torre del reloj de Berna, la Zytgloggeturm, ya recibieron su visita.

Mientras, el ministro del Deporte, Samuel Schmid, quiere aprovechar "el momento y la euforia" del torneo futbolístico para incentivar la práctica del deporte en un país donde uno de cada cinco escolares tiene sobrepeso.

"Oportunidad del siglo"

El Canciller Federal de Austria, Alfred Gusenbauer, aseguró que "la Eurocopa es la oportunidad del siglo para el país".

Los cuatro estadios austriacos, en Viena, Salzburgo, Klagenfurt e Innsbruck -ampliados y renovados con unos 240 millones de francos -están finalizados, y las pruebas con amistosos internacionales se desarrollaron sin grandes sobresaltos.

Además, los trabajos de ampliación del metro en Viena hasta el estadio Ernst-Happel estarán terminados a tiempo, con lo que se evitará el caos que se produce a la salida de los partidos.

Los aspectos de seguridad están coordinados; las zonas para aficionados, organizadas; los eventos paralelos culturales, promocionados, y la logística comercial y de transporte, definida.

Sólo faltan los aficionados

Ahora, sólo falta la llegada de seguidores y visitantes. El campeonato europeo será un gran 'boom' turístico, estiman los organizadores, pues la mayor parte de los más de 600 millones de francos que se prevé que generará el evento recaerán en la industria turística.

El entusiasmo, sin embargo, todavía no parece haberse materializado, pese a los denodados esfuerzos de marketing. El fútbol tiene tradicionalmente un papel menor en la escena deportiva austriaca, donde las especialidades de invierno son protagonistas.

Encuesta negativa

Según una reciente encuesta, casi un 40 por ciento de los austriacos espera un fracaso de su selección en la Eurocopa, y sólo un nueve por ciento de los preguntados cree que Austria tiene una oportunidad.

Además, el nivel de la selección nacional, muy poco inspirador, agrega cierto sentimiento de desapego. "El ambiente podría ser mucho mejor", admitió el legendario jugador austriaco Hans Krankl.

swissinfo, Iván Turmo y agencias

España en Innsbruck

La selección española se alojará en el hotel Milderer Hof, en Neustift, muy cerca de Innsbruck, donde jugará sus dos primeros partidos (10 de junio ante Rusia y el 14, ante Suecia).

Los habitantes de esta región austríaca se preparan para la llegada de España e incluso sus habitantes se esfuerzan en aprender castellano. A eso hay que sumar la preparación de una 'Noche española'.

Los organizadores han preparado una gran zona para los aficionados, que dispondrán de un camping en el pabellón ferial donde se podrán alojar por un precio de 25 euros. (40 francos).

En la ciudad de Salzburgo, España jugará contra Grecia el último partido de la primera fase (18 de junio).

End of insertion

Berna, mejor sede suiza

Berna ha obtenido el título de 'Mejor Ciudad Sede', superando al resto de localidades que acogerán partidos de la próxima Eurocopa de fútbol, al ganar el 'Big City Challenge', organizado por la televisión suiza, según informa la UEFA.

La Eurocopa de fútbol se celebrará entre el 7 y 29 de junio en Suiza y Austria.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo