Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Especies no europeas, una amenaza subestimada

Rosa rugosa o rosa japonesa, presente sobre todo en Europa central.

Un estudio ha documentado por primera vez 11.000 animales, plantas y microorganismos no oriundos de Europa. 15% de estas especies causan daños más graves de lo que se suponía en el ecosistema y la economía del continente.

Realizada por más de 100 investigadores europeos, entre ellos científicos de la Universidad de Berna, DAISIE - como se llama esta investigación-, contiene informaciones relevantes para el reconocimiento temprano y el control de estas especies invasoras.

En Suiza se conocen más de 800 de estas especies, de las cuales unas 100 causan serios daños, señala Wolfgang Nentwing, profesor del Instituto de Ecología y Evolución de la universidad bernesa, una de las 20 instituciones más activas en el proyecto.

Entre las especies más dañinas en territorio helvético está la rata almizcle (Ondathra zibethicus). Oriundo de América del Norte, este roedor acuático, al escarbar, desestabiliza las zonas ribereñas y los diques.

Otra especie problemática es la rata de alcantarilla (Rattus norvegicus), que perjudica la infraestructura y la producción, incluyendo los alimentos. Proveniente del sur de Asia y presente en Suiza desde el siglo 19, esta rata trasmite además muchas enfermedades peligrosas para el hombre.

La mariquita asiática (Harmonia axyridis), que llegó a Europa desde los Estados Unidos y originalmente debía devorar a los pulgones en los invernaderos, se expandió de tal manera que hoy desplaza a las mariquitas oriundas. En 2004 se encontró al primer animal de esta especie en Basilea, entretanto se encuentra en toda Suiza.

También dañan la piel y producen alergias

La peste del cangrejo americano, causada por hongos, probablemente acabará con muchas especies de cangrejos europeos. Igualmente el mejillón cesta asiático (Corbicula fluminea) y el mejillón cebra (Dreissena polymorpha), a menudo junto con el cangrejo pequeño (Gammarus-Arten) proveniente del Mar Caspio, han alcanzado Europa Occidental a través del sistema fluvial y han desplazado a la fauna acuática en muchas zonas.

Entre las plantas foráneas más dañinas en Suiza figuran el perejil gigante (Heracleum mantegazzianum), que afecta gravemente a la piel; la ambrosia de hojas de ajenjo (Ambrosia artemisiifolia) que produce alergias y la Bistorta japonesa, que cubre por completo las orillas y reduce su utilidad como espacio de recreación.

Todas estas especies han causado grandes pérdidas de las especies nativas en Suiza y en toda Europa, porque no conocen fronteras, remarca Nentwig, editor responsable del manual DAISIE (Delivering Alien Invasive Species Inventory for Europe".)

Las 100 más peligrosas

El investigador indica que de las 11.000 especies documentadas se hizo una lista con las 100 más peligrosas, entre las que figuran algunas europeas como el caracol caminante nativo de España, que se expandió por muchas zonas de Europa con el transporte de verduras. Este caracol ha causado inmensos perjuicios en la agricultura y su control demanda grandes cantidades de agroquímicos, que a su vez causan otros daños.

Otro que deberá ser combatido con insecticidas, con sucesión de cultivos o con maíz transgénico es el escarabajo diabrótica, de América del Norte, que devora las raíces del maíz y está presente en Europa desde hace 15 años.

La 'foto de un instante'

Montserrat Vilà, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y coeditora de la redacción de las 100 peores especies aclara a swissinfo que el estudio abarca todo el continente europeo, incluyendo sus mares. "Si hablamos de invasiones en el mar Mediterráneo, también nos referimos a especies invasoras en Israel o en países del norte de Africa".

DAISIE, agrega Vilà, ha 'tomado la foto' de un instante porque "la introducción de especies exóticas y el establecimiento de alguna de ellas es constante. Estamos buscando financiación para mantener la base de datos al día."

El banco de datos ha registrado bastante bien a las plantas y a los animales vertebrados exóticos, pero probablemente hay una significativa cifra negra entre los invertebrados (sobre todo insectos), precisa Nentwig.

Casi todas las especies invasoras en Europa han sido transportadas por el hombre. Ante la gravedad de la situación, Nentwig opina que debería establecerse leyes y controles más estrictos como cuarentenas para animales y rigurosa inspección del transporte de mercancías. Por ejemplo, debería prohibirse los empaques de madera no tratada.

También la circulación de personas representa riesgo. "Con los vuelos intercontinentales se transportan parásitos de humanos y animales, microorganismos del suelo, zancudos causantes de malaria. En realidad, se debe tratar todo con insecticidas consecuentemente", según Nentwig.

Mayor control y más educación ambiental

Vilà considera que la legislación no basta. "Hace falta una mejor educación ambiental en todos los niveles. El ciudadano común puede hacer mucho, por ejemplo, intentando que las plantas que siembre en su jardín no sean exóticas o evitando abandonar a sus mascotas en el medio silvestre".

Paralelamente, Nentwig considera relevante un cambio en el modo de pensar. "Debemos reconocer que una especie nueva en Suiza o en Europa no enriquece la biodiversidad, no es bella o digna de protejerse. Esta especie se ha desarrollado en otro ecosistema durante miles de años y en uno nuevo puede ocasionar grandes cambios".

Cambios que ocurren a costa de las especies nativas y que causan graves daños económicos y ecológicos. A menudo sólo es posible quitar a las especies invasoras de manera sencilla en un estadio muy temprano de su asentamiento. Más tarde – sentencia Nentwig - es muy costoso y hasta imposible.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

DAISIE

El estudio duró tres años y fue financiado por la Unión Europea.
Partiparon más de 100 científicos del continente.

Editor del Manual DAISIE es Wolfgang Nentwig (Suiza). Los otros autores son Montserrat Vilà (España), Petr Pysek (República Checa) y Philip Hulme (Nueva Zelandia).

Una de las instituciones que contribuyó y colaboró con el proyecto es CABI Europe-Switzerland, que trabaja en el control biológico clásico de insectos invasores.

Fin del recuadro

Cuándo una especie es invasora

El tamaño de la especie influye en su peligrosidad, aunque sólo en parte. Los pulgones pueden ser tan dañinos como las ratas, los mapaches o los papagayos.

Su capacidad de reproducción es un aspecto importante, junto a muy pocos depredadores y a una forma de vida flexible.

El éxito de una especie invasora es todavía una pregunta abierta.

El estatus de 'invasora' no es fijo, a menudo se desarrolla en estas direcciones:

- es introducida, pero no puede establecerse
- se establece, pero se reproduce muy poco
- se reproduce muy bien, pero no tiene ninguna influencia sobre las especies nativas
- se reproduce muy bien e influye en las especies nativas. En este caso se convierte en invasora.

(Fuente W. Nentwig)

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×