Navigation

Inundaciones: aumenta el saldo de víctimas

La carretera cantonal sumergida bajo las aguas del río Emme, en el cantón de Lucerna. Keystone

Las lluvias torrenciales se han cobrado hasta ahora al menos cuatro vidas. Dos personas están desparecidas y cerca de 2.500 han sido evacuadas.

Este contenido fue publicado el 23 agosto 2005 - 16:05

Miles de bomberos y militares trabajan sin descanso e intentan contener el agua de los ríos y lagos desbordados.

En Brienz, localidad del Oberland Bernés, una persona ha perdido la vida y otra ha desaparecido, cuando ocho edificios se derrumbaron la pasada noche como consecuencia de la crecida de las aguas.

En Dürnten (cantón de Zúrich), un hombre fue encontrado muerto esta mañana en un riachuelo que atraviesa el pueblo. Otra mujer, que fue arrasada por las aguas de un río mientras paseaba a su perro, permanece desaparecida en el cantón de los Grisones, al este del país.

El domingo por la noche, dos bomberos murieron sepultados por el fango en el cantón de Lucerna, mientras realizaban trabajos de limpieza e intentaban levantar un muro para contener la crecida de las aguas.

En todo el país se han evacuado campings y domicilios. En Berna, el río Aar, que atraviesa el casco antiguo de la ciudad, se ha salido de su cauce y sus aguas han alcanzado un nivel récord desde 1999 en el barrio histórico de la Matte, donde viven 1.100 personas.

Son 2.500 las personas que han sido evacuadas hasta ahora en toda Suiza. Entre ellos figuran varios turistas que pasaban sus vacaciones en la conocida ciudad de Interlaken, anegada por la subida del nivel de los lagos de Thun y Brienz.

Y los deslizamientos de tierra han dejado aisladas del resto del mundo a las estaciones alpinas de Grindelwald y Lauterbrunnen, también muy concurridas por los turistas.

Niveles de alerta

En Lucerna, el nivel del Lago de los Cuatro Cantones alcanzaba esta mañana los 435 metros, superando el límite de 1999 y aproximándose al récord registrado en 1910. Las aguas crecen cuatro centímetros por hora.

Una parte de la bella ciudad de Lucerna está bajo el agua. La situación es dramática en los túneles de conexión en las autopistas, donde ya hay dos metros y medio de agua. Y las inundaciones han alcanzado una parte del edificio que alberga el Museo Suizo de Transporte.

Después de la Suiza Central, comienzan a registrarse estragos también en las regiones orientales del país, por ejemplo en San Gall y los Grisones, donde la Baja Engadina ha quedado incomunicada.

De hecho, las aguas han arrasado el puente ferroviario del Tasna, por lo que las conexiones por carretera con la vecina Austria han quedado interrumpidas.

Estación de Lucerna inaccesible

En la Suiza Central, la situación no mejora. La noche pasada se registraron nuevas evacuaciones de personas en los cantones de Schwyz y Obwalden.

Y en la ciudad de Lucerna, el lago y el río Reuss se desbordaron, dejando cortada la calle que conduce a la estación de ferrocarril. Los bomberos no cesaron de trabajar en toda la noche.

En el resto del cantón, el más castigado por las inundaciones este lunes, la situación parece recobrar poco a poco la calma. No obstante, muchas carreteras permanecen cerradas al tráfico.

La situación es grave también en los vecinos cantones de Schwyz y Uri. La autopista A2 está cerrada, al igual que el paso del Klausen.

Varios tramos de las autopistas en la Suiza Central están cortados. La red ferroviaria recobra poco a poco la normalidad, aunque la línea del Gotardo (eje central de las conexiones norte-sur) permanecerá cerrada durante varios días.

swissinfo y agencias

Datos clave

Dos personas han perdido la vida y miles han tenido que ser evacuadas tras las lluvias torrenciales que han golpeado a Suiza desde el pasado domingo.
Desde fines de los años 1970, las catástrofes naturales se han cobrado cerca de 100 víctimas mortales en Suiza.
Los daños de los últimos días podrían superar los 100 millones de francos.

End of insertion

Contexto

La Cadena de la Solidaridad ha abierto una cuenta postal a favor de las víctimas de las inundaciones en Suiza: 10-15000-6 con la mención: Intemperies en Suiza.

La Cruz Roja Suiza y Caritas han destinado 100.000 francos a favor de las víctimas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo