Navigation

Irán califica de "ilegal" la condena contra su diplomático en Bélgica

Este contenido fue publicado el 04 febrero 2021 - 17:22

Teherán, 4 feb (EFE).- El Ministerio de Exteriores de Irán calificó este jueves de "ilegal e injustificable" la sentencia a 20 años de cárcel por un tribunal belga de uno de sus diplomáticos, condenado por "tentativa de asesinato terrorista" durante un mitin de la oposición iraní a las afueras de París en 2018.

El portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh, indicó en un comunicado que su país "condena enérgicamente" y "no reconoce" el fallo de la corte contra Assadollah Asadi, la primera condena a un funcionario iraní por presunto terrorismo en la Unión Europea desde la Revolución Islámica de 1979.

"Como hemos dicho muchas veces anteriormente, todos los pasos del arresto del señor Asadi, el proceso judicial y la emisión de la reciente sentencia son ilegales y una clara violación del derecho internacional, especialmente de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961", subrayó.

Jatibzadeh agregó que Bélgica y algunos países europeos han tomado "una acción ilegal e injustificable bajo la influencia de la atmósfera hostil del grupo terrorista" Consejo Nacional de la Resistencia Iraní (CNRI), opositor al régimen de Teherán y con base en París.

La República Islámica se reserva el derecho de recurrir a todos los medios legales y diplomáticos posibles para defender a Asadi y para que los gobiernos que han violado sus obligaciones internacionales rindan cuentas, según la nota.

La justicia belga condenó este jueves a penas de entre 15 y 20 años de cárcel al diplomático iraní (la mayor), una pareja belga de origen iraní y un cuarto iraní por "tentativa de asesinato terrorista" y "preparación de una infracción terrorista" contra los integrantes del citado mitin.

El Tribunal de Amberes dictó la condena más dura, 20 años de cárcel, contra el diplomático, de 48 años, y acreditado en la embajada de Irán en Viena, en un juicio que estuvo rodeado de fuertes medidas de seguridad.

El caso se remonta al 30 de junio de 2018, cuando la pareja belga de origen iraní fue arrestada en Bruselas y las fuerzas especiales hallaron en su coche 500 gramos de explosivo TATP y un detonador.

Presuntamente, se dirigían al recinto ferial de Villepinte, a las afueras de la capital francesa, donde celebraba un acto político el CNRI, que incluye a los Muyahidines del Pueblo (MEK).

El CNRI consideró la sentencia una clara confirmación de que "el régimen iraní utiliza el terrorismo como arte de gobernar y los niveles más altos del régimen iraní están involucrados".

Las autoridades iraníes siempre han negado su implicación en el atentado frustrado. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.