Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

IX Aniversario del EZLN, visión helvética

Navidad tzotzil.

(swissinfo.ch)

El saldo de esa "guerra de papel, pero de papel manchado con sangre", "es más bien triste y decepcionante".

Empresarios suizos narran los hechos y analizan el impacto del movimiento zapatista.

"En esos conflictos no hay ganadores, sólo perdedores", sentencia Ernst Ridwyl. "El conflicto es muy diferente de lo que pensábamos porque hay tantos intereses y tantos actores que interfieren, que el saldo es más bien triste y decepcionante".

En Chiapas -resume-, se da una compleja mezcla de narcotráfico, partidos políticos, grupos religiosos, caciquismo indígena local, amén de "los recursos naturales que interesan a gente dentro y fuera del país: petróleo, uranio, hidroeléctrica. Recursos estratégicos en un rincón del país muy importante y al mismo tiempo muy olvidado".

El empresario explica que a nueve años de que las fuerzas del Comandante Marcos se manifestaran, la mejoría que se buscaba no se ha dado y es evidente un desinterés tanto del jefe insurgente como de las autoridades.

"Muchas cosas siguen sin resolverse y los pobres están cada vez más pobres así es que los que deberían estar mejor no lo están. Y lo más triste es que no sabemos para cuando".

Obligada evolución

Para Daniel Suter, en la insurgencia comandada por Marcos "hay una evolución constante. Ya no se trata de un movimiento maoísta -que no cambia en años-, sino de un movimiento indigenista".

En su lectura, el levantamiento empezó con la idea de derrotar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) -que gobernó al país por cerca de 70 años. "Pero la idea de acabar con el PRI ya no tiene razón de ser" y el zapatismo debía evolucionar".

En las primeras horas del 1º de enero de 1994, el Comandante Marcos entraba en la escena mexicana -y mundial- con la toma de diversos municipios del sureño estado de Chiapas. En esos primeros días se suscitaron diversos enfrentamientos entre las fuerzas revolucionarias y el Ejército que dejaron un saldo indeterminado de muertos.

Desde entonces se han registrado diversos ataques contra simpatizantes zapatistas atribuidos a grupos paramilitares. En la memoria de todos, por ejemplo, la masacre de esos 45 indígenas, en su mayoría mujeres y niños, asesinados a mansalva en diciembre de 1997, en el municipio de Acteal.

"Es una guerra de papel, dicen los periodistas, pero una guerra de papel manchada con sangre", apunta Suter.

El impacto en la economía

Daniel Suter y Ernst Riedwyl tienen diversos puntos en común. Ambos nacieron en Suiza, están casados con chiapaneca, viven en San Cristóbal de las Casas y poseen, cada uno, un negocio en el área turística. A los dos, como al resto de los empresarios del sector, el conflicto les golpeó de frente.

"En principio nos afectó muchísimo porque el turismo de Estados Unidos se fue durante tres años, el europeo, el primero en volver, tardó como año y medio", precisa Suter, quien con su esposa Teresa, recién había inaugurado un hotel en San Cristóbal cuando se inició la rebelión.

"Abrimos en 93. Trabajamos muy bien seis meses, lleno el hotel. Pintaba bien y en 94, ¡bum!". Dice que en los tres primeros meses de ese año, los únicos clientes eran tres o cuatro periodistas que ocuparon un par de habitaciones. "Y si no, vacío. Nadie quería venir".

"Vivimos dos años muy críticos, sobrevivimos gracias al turismo extranjero porque aquí tenemos primordialmente turismo nacional: 68%. Y ese turismo ya no llegó. Es el que más miedo le tuvo: ¡Se están matando o quién sabe que es lo que está pasando! Y ya no llegaron", subraya por su parte Riedwyl.

Coincide con Daniel Suter en que al principio llegaron los periodistas "porque se trataba de una noticia importantísima, con un valor informativo alto", pero que también se fue acabando.

Por supuesto, un abandono semejante resultó catastrófico para el renglón turístico. Ernst Riedwyl tuvo que regresar a la Ciudad de México donde durante dos años construyó tiendas libres de impuestos para una firma suiza.

"Mejor no me ayudes"

Fueron tiempos duros. Recuerda Suter que inclusive autoridades turísticas, en un intento por evitar que se desplomara el sector, a nivel nacional, declararon en París "vayan a México, sólo hay problemas en Chiapas".

Ahora, nueve años más tarde y cuando en la pintoresca ciudad de San Cristóbal de las Casas, se advierte de nueva cuenta la presencia masiva de paseantes, Ernst Riedwyl considera que la otrora capital chiapaneca vive un segundo aire.

"La situación en términos políticos se encuentra bastante estable, lo que nos ha permitido un repunte del turismo. Hay una mayor afluencia y eso nos permite mayores inversiones, contratar más personal".

Subraya sin embargo la sensibilidad del sector turismo y apunta que cualquier acontecimiento, aun distante, repercute en la decisión de los paseantes para quedarse en casa.

Daniel Suter asegura que "más temible que los zapatistas, sería un mal manejo económico (como el de fines de 1994)".

Marcela Águila Rubín, San Cristóbal de las Casas

Datos clave

El 1º de Enero de 1994 el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declara la guerra al gobierno de Carlos Salinas

El 12 de Enero de 1994, el presidente Carlos Salinas declara el cese al fuego

El 22 de diciembre de 1997 son masacrados 45 indígenas en Acteal

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×