Juegos Olímpicos 2008: designación de candidatos para el voto final

Símbolo del Movimiento Olímpico. Keystone

La carrera para la organización de los Juegos Olímpicos 2008 entra en su fase decisiva con la designación de las ciudades que serán autorizadas para someter su candidatura para el voto final en julio de 2001, en Moscú.

Este contenido fue publicado el 28 agosto 2000 - 11:53

De las diez ciudades solicitantes, la Comisión Ejecutiva del Comité Olímpico Internacional, COI, reunida este lunes y martes en Lausana, va a proceder a la eliminación de las que no dan suficientes garantías para la organización de unos Juegos Olímpicos.

Están en liza, por primera vez las ciudades de Bangkok, Kuala Lumpur, El Cairo y Sevilla. Mientras que La Habana, Osaka, Pekín y Toronto se presentan por segunda vez. Estambul está en su tercer intento y París, que falló en 1992, es la única ciudad que ha organizado ya dos Juegos, en 1900 y 1924.

Afectado seriamente por los asuntos de corrupción que marcaron la designación de la ciudad estadounidense de Salt Lake City, para los Juegos de Invierno 2002, el COI ha endurecido el procedimiento de elección de las ciudades candidatas. Con el fin de evitar gastos inútiles, también decidió descartar a las ciudades que no presentan un buen perfil para organizar unos juegos, antes de que se concentren en la carrera final.

¿Cuántas ciudades serán retenidas de las diez que se lanzaron en la fase eliminatoria el 6 de septiembre de 1999? "De cuatro a seis para la final de julio", declaró el 2 de agosto pasado el presidente del COI Juan Antonio Samaranch.

Nuevas pruebas antidopaje para Sydney

La Comisión Ejecutiva del COI tiene que confirmar jurídicamente la validez, ya establecida científicamente, de los pruebas australiana y francesa antidopaje por EPO, con el fin de aplicarlas en los Juegos Olímpicos de Sydney.

El 1° de agosto pasado, un grupo de expertos científicos, mandatados por la comisión médica del COI, había dado luz verde a un sistema de detección de las pruebas francesa, a partir de la orina, y australiana, a partir de la sangre.

Considerando que el método de detección indirecta australiano pone en evidencia la alteración por el EPO de los parámetros contenidos en la sangre y que no podría ser aceptado así por un tribunal civil, los expertos científicos han decidido completar esa prueba con el método francés.

En base a los consejos de los expertos científicos y jurídicos, la Comisión Ejecutiva debe decidir en Lausana si conviene o no aplicar esta nueva prueba antidopaje en los Juegos Olímpicos de Sydney.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo