Navigation

La criminalidad económica difícil de combatir

Programas informáticos pirateados son destruidos en Zúrich. Keystone

La Oficina Federal de Policía (OFP) estima entre 3 y 5,4 mil millones de francos anuales el costo de los delitos económicos.

Este contenido fue publicado el 04 agosto 2003 - 13:27

Suiza necesita más policías especializados para luchar contra este tipo de criminalidad.

En su informe 2002, sobre la seguridad interior, la OFP señala en el capítulo relacionado con la criminalidad económica, que este tipo de delitos representa un bajo porcentaje dentro del conjunto de las infracciones cometidas en Suiza.

Sin embargo los delitos económicos ocasionan enormes pérdidas financieras al patrimonio económico. La investigación de esos hechos delictivos hace necesario el empleo de más personal.

Las estafas "tradicionales" ocasionan el mayor número de perjuicios, con pérdidas evaluadas en más de 1,18 millones de francos anuales.

Las últimas estimaciones cifran en 50% los prejuicios no declarados. Las pérdidas alcanzan, siempre según la OFP en 3,54 mil millones de francos, monto al que hay que agregar los costos que ocasionan el trabajo negro, los derechos de autor, o el espionaje industrial.

En estos sectores, las pérdidas alcanzan cifras astronómicas, evalaudas en 5,4 mil millones de francos anuales, lo que representa el 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB).

Falta de personal

Según el semanario de expresión alemana 'Handelszeitung', se hace necesario que las Universidades de Lucerna y Neuchâtel formen más expertos para poder enfrentar este tipo de criminalidad. Estos dos centros universitarios forman especialistas en el seguimiento de delitos económicos.

"Desde el punto de vista estadístico, tenemos necesidad de tres veces más de personal especializado", señala Christian Weber, abogado general y resposable del Tribunal del distrito III, del cantón de Zúrich.

En Zúrich, 128 procesos penales se econtraban aún pendientes a fines de junio. Hay 14 abogados generales que tratan 9 casos al mismo tiempo.

Otro ejemplo es el caso de Basilea, donde sólo existe una sóla persona especializada en este tipo de delitos.

Los procedimientos judiciales son demasiado largos. Un especialista lleva un expediente durante un año y medio a dos, explica Christian Weber. "Sin embargo no a corto plazo no se vislumbra algún tipo de solución, pues los cantones están obligados a realizar economías", agrega.

La zona gris

La OFP constata que estos delitos se cometen en una "zona gris", a medio camino entre las infracciones penales y los actos contrarios a la moral. Son prácticas ilegales.

Este tipo de delitos se distinguen por cuatro características. Causan prejuicios materiales difíciles de evaluar, violan el principio de la confianza, implican conocimientos cada vez más elevados por parte de las personas que los cometen, y no causan violencia física.

Sin embargo para la OFP la criminaliad económica no representa un peligro fundamental para la seguridad interior del país. Tampoco amenaza eé funcionamiento de la economía nacional.

swissinfo y agencias

Datos clave

Falta de personal especializado para perseguir los delitos económicos en Suiza.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo