Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La denuncia contra la corrupción

En Suiza, 12% de los delitos económicos estarían vinculados con la corrupción. (imagepoint)

La sección suiza de Transparency International abre una línea telefónica directa para quienes quieran denunciar casos de corrupción en su empresa.

Esa línea de urgencia garantiza el anonimato, pero debe ser utilizada sólo como último recurso. Es decir, cuando el empleador no actúa o si está implicado personalmente.

La "línea de urgencia" para los "delatores" (denunciantes) ha sido habilitada este 29 de marzo. Funcionará todos los miércoles -primero en la Suiza de expresión alemana-, y después de un mes lo hará también en las Suizas francófona e italófona.

Los denunciantes podrán conservar el anonimato y recibirán consejos sobre la manera de informar a su empleador. Y si éste no reacciona o está personalmente implicado en el acto ilegal, se les sugerirá acudir a las autoridades competentes.

Si el "soplón" teme denunciar, Transparency International le propondrá hacerlo en su lugar, respetando el anonimato. Este proyecto piloto está dirigido por el profesor de Derecho Penal Daniel Jositch, de la Universidad de Zúrich.

Los especialistas señalan que entre 97 y 99% de los casos de corrupción nunca son denunciados, dice el comunicado emitido este lunes por Transparency International al tiempo de añadir que aquellos casos desenmascarados son precisamente gracias a los "soplones".

El delator está en la ilegalidad

El empleado que en Suiza denuncia un caso de corrupción corre un serio riesgo porque el Código de obligaciones impone el deber de no utilizar ni revelar informaciones que pudieran perjudicar al empleador.

A un empleado le está pues prácticamente prohibido informar a terceros sobre las prácticas perjudiciales que pudo haber constatado en la empresa donde trabaja.

No obstante, las cosas podrían cambiar pronto. La Cámara baja (Consejo Nacional), sigue a la de Senadores (Consejo de los Estados) del Parlamento en una moción que pide al Consejo Federal (gobierno) la elaboración de un proyecto de ley que garantice una protección contra los despidos injustificados y otras discriminaciones que sufren los "denunciantes".

Cabe hacer notar que numerosos países, entre ellos Estados y Gran Bretaña, ya han introducido disposiciones en ese sentido, como consecuencia de escándalos.

"No somos la policía"

"No somos jueces de instrucción ni policías", declara a swissinfo Anne Schwöbel, directora de Transpareny International Suiza (TI). "Nosotros sólo damos el primer paso de una acción. Luego corresponde a las autoridades decidir si el caso merece abrir un proceso", añade.

En cuanto al riesgo de que algunos puedan servirse de la línea directa para simplemente vengarse de su jefe o de un colega, Anne Schwöbel está consciente de que vala la pena correr ese riesgo. "No olvidemos que las personas que nos llaman deben siempre darnos informaciones detalladas del caso", precisa la directora de TI Suiza.

swissinfo y agencias

Datos clave

Transparency International es una ONG que lucha por la implantación de reglas y principios fundamentales en el combate contra la corrupción.

Cuenta con 85 secciones nacionales y un secretariado internacional en Berlín.

Fundada en 1995, la sección suiza de TI está activa en los ámbitos de la prevención, información y campaña (Lobbying).

La línea directa para los denunciantes funciona cada miércoles de 10 a 17 horas en este número telefónico: 031 382 50 44.

Fin del recuadro

Contexto

Luego de los diputados, los senadores suizos han aprobado una moción que pide una mejor protección para las personas que denuncian los casos de corrupción en sus centros de trabajo, privado o público.

En ese campo, la legislación helvética tiene aún muchas lagunas. La corrupción no es juzgada si no se la denuncia.

En el nivel mundial se considera que la corrupción cuesta a la economía y las administraciones públicas unos 400.000 millones de dólares por año.

Fin del recuadro


Enlaces

×