Navigation

La lucha contra el blanqueo de dinero da frutos

Suiza endurece vigilancia para luchar contra blanqueo de dinero. swissinfo.ch

La Autoridad de control en materia de lucha contra el blanqueo de dinero publicó su primer informe anual. Excluye a tres oficinas financieras.

Este contenido fue publicado el 03 abril 2003 - 14:26

Tras superar la crisis de hace más de un año, parece haber encontrado su velocidad de crucero.

La Autoridad de control en materia de lucha contra el blanqueo de dinero tomó 915 decisiones en el año 2002 y excluyó a tres establecimientos financieros por su actividad ilegal. Quedaron once recursos pendientes en la gestión señalada.

Es la primera vez que la Autoridad rinde cuentas de su actividad de vigilancia. Su tarea es controlar los denominados organismos de autorregulación que al ser reconocidos como los otros intermediarios del sector no bancario están sometidos a la ley sobre el blanqueo de dinero, indicó este jueves el Ministerio de Finanzas.

Imponer obligaciones de diligencia

Un total de 173 intermediarios financieros fueron autorizados el año pasado a operar y 93 sociedades de revisión obtuvieron su acreditación. La Autoridad catalogó 528 procedimientos de autorización así como 54 trámites de control de mercado.

En cuanto a sanciones, el organismo de vigilancia procedió a 51 llamados de atención, 6 reprobaciones, aplicó 124 multas y decretó 24 exclusiones.

La Autoridad de control en materia de lucha contra el blanqueo de dinero planea imponer obligaciones a otros intermediarios financieros, entre ellos las casas de cambio, gestores de fortuna o agentes fiduciarios.

Conflictos internos

Sacudida desde hace tiempo por agitaciones internas, la Autoridad encargada de vigilar el respeto de las normas por parte de los intermediarios financieros, parece haber encontrado su velocidad de crucero.

Procedió, por ejemplo, a la liquidación de tres intermediarios que actuaban ilegalmente. Se trata de las sociedades Allguard, Fimanet Finance Management Network y Aggadon.

Ha pasado un año y medio desde la aparición de algunos problemas en el seno de la Autoridad. Entonces tuvo que intervenir el propio ministro de Finanzas, Kaspar Villiger.

El problema había surgido porque la Administración federal de finanzas se negaba a homologar la tuición de los Órganos de autorregulación (OAR) en actividades de los intermediarios financieros. Esa lucha costó el cargo al entonces director de la Autoridad.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.