Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La Quinta Suiza con domicilio en Cuba

Poco más de un centenar de suizos viven en Cuba.

(swissinfo.ch)

Ajena a las oleadas de inmigrantes suizos que conocieron otros países americanos, la isla es destino de apenas 110 paisanos de Guillermo Tell.

Miembros de OSC, cooperantes, jubilados... el abanico helvético de ese rincón del Caribe es amplio, pero las parejas binacionales tienen mayoría.

Y es que, con un comercio mutuo más bien moderado, la relación entre el país del corazón europeo y la ínsula antillana se caracteriza, sobre todo, por un fuerte intercambio en materia de solidaridad, cooperación y... matrimonios.

Las estadísticas son elocuentes:

Unas 16 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) helvética se encuentran en Cuba, amén de la presencia de integrantes de entidades oficiales de cooperación y de los cooperantes por cuenta propia.

Matrimonios al alza

Al Consulado de la Confederación en La Habana acude semanalmente un promedio de dos a tres suizos, con la finalidad de emprender los trámites necesarios para iniciar una nueva vida al lado del cubano (a) de sus sueños.

En Berna, la representación oficial de la República de Cuba da cuenta de alrededor de mil 700 compatriotas avecindados en algún cantón helvético y cuya mayoría forma parte de un matrimonio binacional.

En otras palabras, el perfume de la mariposa combina con la fragancia de edelweiss. Aroma del Caribe y de los Alpes que envuelve a la comunidad suiza afincada en Cuba, una representación numéricamente modesta con respecto a otras colonias helvéticas de América Latina.

Poco más de un centenar

En efecto, la mayor de las Antillas no conoció el desembarco masivo de ciudadanos suizos, que en el siglo XIX y principios del XX buscaron El Dorado en el Nuevo Mundo y sembraron su simiente en tierras de Argentina, Brasil, Chile o Perú. (En más sobre el tema: Emigración suiza, una pobreza oculta).

“A Cuba llegaron en forma individual y se casaron con una cubana”, comenta Francesco Ottolini, consejero de la Embajada Suiza.

Una decisión que nada tiene de sorprendente: La Perla del Caribe es uno de esos rincones del mundo que subyugan al visitante y la simpatía y generosidad de los cubanos –amén de otros atributos más... visuales- seducen a propios y ajenos.

Y los suizos nacidos en Cuba son, justamente, propios y ajenos. De ahí que para salir de Cuba, como cualquier otro cubano, requieren permiso de salida. Y para entrar, como portadores también de un pasaporte suizo, requieren visa.

Pero, como señala el personal del Consulado (En más sobre el tema: "Cuba no es solamente una isla bonita") los ciudadanos suizos con muchos años de vivir en Cuba no tienen la inclinación, ni los medios necesarios para viajar con frecuencia a la Confederación.

swissinfo, Marcela Águila Rubín, de vuelta de La Habana

Contexto

Estadísticas de la Quinta Suiza:

A mediados del siglo XIX un millón de suizos vivía en el extranjero.
Para 1870 la cifra ascendió a dos millones.
De 1850 a 1888 más de 200 mil suizos cambiaron de horizonte.
Tres cuartas partes se establecieron en América.
En 1880 la mitad de los suizos emigrantes vivían en el Continente Americano y la otra mitad en Europa.
Entre 1846 y 1924, 55 millones de personas dejaron Europa con destino a América y sólo regresó una cuarta parte de entre ellas.
Cerca de 600 mil suizos residen actualmente en el extranjero.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes