Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las cartas suizas en la crisis norcoreana

Micheline Calmy-Rey visitará la frontera entre ambas Coreas.

(Keystone)

Micheline Calmy-Rey inicia una visita de 10 días a las dos Coreas y a China.

Respaldada por la credibilidad de su país en Pyongyang, la ministra suiza de Exteriores intentará mediar en la crisis entre EE UU y Corea del Norte.

"En múltiples ocasiones, Corea del Norte nos ha dado a entender su deseo de que vayamos", destacó, antes de su viaje, la responsable de la diplomacia helvética, en una entrevista con la Radio Suiza de expresión francesa.

"Suiza debe honrar sus compromisos", añadió la funcionaria a guisa de justificación. "Además, Corea del Norte se abre, con Suiza como testigo y como apoyo".

Una controversia política

Si Micheline Calmy-Rey siente la necesidad de justificarse es porque ese viaje ha sido puesto en tela de juicio por sectores de la clase política helvética.

"No hay ninguna urgencia, estimó Maximilian Reimann, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Alta del Parlamento suizo. En momentos de recortes presupuestarios, la ministra puede diferir su viaje".

Un punto de vista que rechazó Philippe Régnier: "Presenciamos un agravamiento de la crisis estadounidense-coreana", subrayó el director del Centro de Investigación sobre Asia Moderna.

El régimen de Pyongyang acaba de retirarse del acuerdo sobre la desnuclearización de la península y ese tratado era la última restricción legal que le impedía desarrollar armas nucleares.

Por otra parte, las autoridades norcoreanas anunciaron el fortalecimiento de sus defensas militares.

Un asunto económico

"Una amenaza procedente del Extremo Oriente tendría severas repercusiones sobre la economía mundial y sobre Suiza en particular", previno Philippe Régnier.

Asia del Este es, en efecto, el segundo socio económico de Suiza luego de la Unión Europea.

"En el 2002, recuerdó el director del Centro de Investigaciones sobre Asia Moderna, únicamente China importó 15 mil millones de francos en productos helvéticos".

Además, Suiza quiere y quizá podría contribuir a calmar la crisis entre Washington y Pyongyang.

Una excelente reputación

Para abordar el tema, Micheline Calmy-Rey se reunió el jueves (15.05) en Berna, poco antes de su salida, con Maurice Strong, consejero especial para Corea del Norte del secretario general de la ONU.

Y es que Suiza goza de crédito en Pyongyang. Desde hace años mantiene una cercanía con el régimen norcoreano.

Durante mucho tiempo fue uno de los pocos países occidentales en sostener relaciones diplomáticas normales con Corea del Norte.

Su agencia de cooperación (Cosude) labora en ese país desde 1995. Mantiene además una oficina en la capital norcoreana.

"En Corea del Norte -precisó Sarah Grosjean, portavoz de Cosude-, Suiza es uno de los pocos países occidentales en instrumentar programas de desarrollo a mediano plazo".

Además, recordó Phillipe Régnier, "Suiza es también uno de los países garantes del cese al fuego entre las dos Coreas".

Desde hace 50 años, un contingente de soldados suizos se encuentra estacionado en el puesto fronterizo de Pan Mun Jon, en la zona desmilitarizada que separa ambas Coreas.

Con sus colegas suecos, esos militares velan por el mantenimiento del cese al fuego acordado por Seúl y Pyongyang, luego de tres años de guerra.

Un símbolo fuerte

Durante su viaje, Micheline Calmy-Rey prevé visitar a sus compatriotas. De acuerdo con su portavoz, Simon Hubacher, la responsable de la diplomacia suiza deberá atravesar -a pie- la frontera entre los dos países.

Esta primicia mundial -ningún otro ministro lo ha hecho-, simbolizará el papel que Suiza pretende asumir.

"Suiza esta convencida de que esta crisis -como todas las demás- se resolverá por medio del diálogo y no del aislamiento", señaló Micheline Calmy-Rey, en la entrevista con la radiodifusora suiza.

Reiterado infructuosamente durante la crisis iraquí, ese credo parece corresponder esta vez a los objetivos de la administración estadounidense de George Bush.

En múltiples ocasiones, en efecto, Estados Unidos ha señalado su intención de privilegiar la vía del diálogo en esta crisis.

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
(Traducción Marcela Águila)

Contexto

En 1953, la Confederación autoriza la participación de soldados suizos en la Comisión de Supervisión de las Naciones Neutras en Corea.

Bajo la égida de la ONU, esta Comisión vela desde hace 50 años por el cese al fuego entre Seúl y Pyongyang.

Esta situada en el paralelo 38 que marca la última línea de frente de la Guerra de Corea (1950-1953)

En 1974, Suiza estableció relaciones diplomáticas con el régimen comunista de Corea del Norte.

En 1995 la Agencia de Cooperación Helvética inició sus primeros programas
En ese país.

Esas acciones tienden a evitar la hambruna y, desde entonces, Suiza busca también favorecer los primeros signos de apertura de una de las dictaduras más firmes del planeta.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×