Navigation

Más control y menos riesgo empresarial

La nueva reglamentación en la Bolsa fue una de las noticias de la semana. Keystone

El 65% de las compañías suizas carece de estrategias para medir los riesgos que asume, condición vital en tiempos de incertidumbre, opina KPMG.

Este contenido fue publicado el 08 octubre 2004 - 10:20

Atenta al tema, la SWX –bolsa de valores suiza- anunció nuevas reglas que darán mayor transparencia a las operaciones bursátiles en el 2005.

En Suiza, 9 de cada 10 empresas están interesadas en administrar prudentemente sus riesgos con el fin de garantizar su viabilidad en el futuro. Sin embargo, 65% carece de un sistema eficaz para conseguirlo, alertaron los expertos KPMG Suiza.

De ahí que el anuncio dado a conocer por la Bolsa de Valores Helvética en la presente semana económica cobre doble importancia: en el 2005 habrá nuevas directrices para las operaciones que realicen los accionistas de las grandes empresas.

Por otra parte, en la presente semana económica siguen fluyendo las previsiones para el 2005. El Credit Suisse Group se manifiesta moderadamente optimista con respecto al crecimiento del país y confía poco en la evolución del empleo.

Difícil medir riesgos

La consultoría internacional KPMG Suiza afirmó este martes (05.10) que prácticamente la mitad de las compañías helvéticas con más de 2.000 empleados (el 47% para ser precisos) aplica algún mecanismo para controlar los riesgos que asume.

Saben que de ello depende su éxito o fracaso e, incluso, su supervivencia en el mercado.

Sin embargo, mientras más pequeñas son las compañías, más difícil resulta destinar un presupuesto a este objetivo, agregan los expertos luego de evaluar 150 casos distintos a lo largo del 2004.

Según los directivos de las empresas, los riesgos que más les preocupan son: financieros (74% teme perder el control de sus finanzas, endeudarse por demás, una recesión, etcétera); el control de nuevos proyectos internos (la posibilidad de cerrar un mal negocio, asociación o contrato); y, finalmente, los informáticos (una mala adquisición de equipo o caer en la obsolescencia en este sentido).

Günter Haag, director general de KPMG en Suiza, precisa que las empresas mejor preparadas para administrar el riesgo actualmente son los bancos y las aseguradoras, para quienes este ingrediente es vital.

A su juicio, la clave de una empresa sana es la comunicación entre los altos mandos. Esto es, todas las piezas claves de una empresa deben conocer y opinar (o al menos estar informadas) de las decisiones trascendentes que están por tomarse, ya que esto abre el espacio para generar contrapesos.

Transparencia bursátil

Esta semana también, la Bolsa de Valores de Suiza (SWX) impuso su sello en la economía al anunciar (04.10) nuevas reglas para dar transparencia a la operación bursátil.

A partir del 1 de julio del 2005, siempre que el accionista de una empresa -que cotice en la bolsa- compre o venda acciones de su sociedad por 100.000 francos suizos o más, tendrá que informarlo al mercado a través de un comunicado oficial.

Los datos se publicarán vía Internet en la SWX, con precisión de nombres, cargos, montos y precios de las operaciones.

¿Para qué?

Para evitar el tráfico de influencias o el uso de información privilegiada, que penado en las legislaciones bursátiles de prácticamente todo el mundo.

Quien viole la regla se arriesga a una multa de 20.000 francos suizos o, peor aún, a perder el derecho a seguir operando en el mercado de valores.

Con esta disposición, Suiza busca igualar su legislación bursátil a la que está vigente en Estados Unidos y la Unión Europea; medida que disgustó a grandes empresas como la relojera Swatch Group, el banco Julius Bär o la experta en empleo temporal Adecco, que consideran que el monto de 100.000 francos es muy bajo. Ellos preferían que la nueva disposición se aplicara sólo a partir de un millón de francos.

Previsiones pesimistas

Como todo cuarto trimestre del año, los pronósticos económicos para el siguiente fluyen constantemente. Esta semana, el Credit Suisse anunció (05.10) que estima que el Producto Interno Bruto, es decir, la economía como conjunto, crezca 1,6% el próximo año.

Lo que preocupa fuertemente a este grupo financiero es la evolución del desempleo, cuya tasa promedio en 2005 será de 3,6%. Es decir, unas 172.000 serán tocadas por la falta de oportunidades.

Aporta, asimismo, una evaluación detallada de las causas que generan tropiezos en el empleo desde mediados de los 80´s:

1) Los trabajadores extranjeros establecidos en Suiza son mucho más numerosas que hace 20 años.
2) Muchas más mujeres se han incorporado a la fuerza laboral.
3) La estructura empresarial vigente exige un nivel de calificación más elevado y no todos los aspirantes a una plaza lo cumplen.

Por otra parte, el CS estima que el sector exportador se mantendrá como el pilar más sólido del país, con un avance de al menos 4,2% el año entrante.

Y ya desde su perspectiva empresarial, y no de analista económico, el CSG anunció también (07.10) que busca comprador para su filial aseguradora Wintherthur. No se han anunciado aún ni precios ni posibles interesados, sólo su intención.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó esta semana un ranking sobre los sueldos de los educadores europeos (primaria y secundaria).

End of insertion

Contexto

·Alemania encabeza la lista con 42.300 francos suizos anuales
·Suiza ocupa el segundo lugar, con un sueldo anual promedio de 41.200 francos suizos para sus docentes.
·El tercer sitio lo ocupa Dinamarca: 38.600 francos suizos anuales
·El cuarto, Estados Unidos, 35.980 francos suizos anuales.
·Y el quinto, España con 30.080 francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.