Navigation

Nestlé se une al fondo de compensación

Gráfico. Nestlé desagravia al trabajo forzoso de la era nazi. Nestlé

La multinacional suiza aportará 25 millones de francos (14.6 millones de dólares) al acuerdo global de 1.250 millones de dólares que dos bancos suizos y organizaciones judías convinieron en el litigio por las cuentas no reclamadas del Holocausto.

Este contenido fue publicado el 28 agosto 2000 - 16:51

Restituir los haberes a los titulares de cuentas bancarias no reclamadas desde la Segunda Guerra Mundial e indemnizar a los trabajadores forzosos de aquella época son los aspectos centrales del arreglo. La reacción de Nestlé se inscribe mas bien en el segundo de ellos, a pesar de no haber ocupado fuerza laboral obligada en el Holocausto.

"Ciertas empresas del actual grupo alimentario Nestlé, situadas en los países dominados por el régimen nacional socialista, emplearon o trataron de emplear trabajadores forzosos. Nestlé no era entonces propietaria de dichas firmas o no estaba en condiciones de ejercer un verdadero control sobre ellas", señala el comunicado del consorcio.

"Como sucesor legal de dichas empresas, Nestlé acepta su responsabilidad moral de ayudar a aliviar el sufrimiento humano...ya que la injusticia fue cometida en el ámbito de sus actividades", precisa la multinacional.

Señala que la unidad Maggi recurrió a mano de obra forzada en la localidad fronteriza alemana de Singen. Informa además que sus filiales en Alemania y Austria participarán en arreglos separados.

La actitud de Nestlé surge dos días después de que terminara el plazo dado por el juez distrital de Nueva York, Edward Korman, a las empresas suizas para informar si sus filiales en Alemania ocuparon trabajadores forzosos en la Segunda Guerra Mundial y si participaban en el arreglo global de indeminización. Unas 100 empresas suizas emplearon entre 2.000 y 5.000 trabajadores obligados.

Cabe recordar que Korman refrendó el tenor del documento suscrito en agosto de 1998 por la ex Unión de Bancos Suizos (hoy UBS) y el Credit Suisse con las organizaciones judías. A cambio, las dos entidades bancarias y el Banco Nacional de Suiza quedan a salvo de cualquier acción legal en su contra.

La decisión de Kormann abre el camino para definir el plan de distribución de los 1.250 millones de dólares a las víctimas del Holocausto.

Las compañías aseguradoras la Baloise, Swiss Life y Helvetia Patria contribuyeron también con 50 millones de francos para la misma finalidad, es decir evitar demandas futuras.

swissinfo y agencias


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.