Navigation

No mejora la salud de las PYME helvéticas

Las PYME constituyen la columna vertebral de la economía helvética. Keystone

La crisis económica que atraviesa Suiza no sólo afecta a las grandes sociedades, sino también a las pequeñas y medianas empresas.

Este contenido fue publicado el 16 abril 2003 - 13:50

A pesar de algunas excepciones, el panorama para las PYME es pesimista a corto plazo.

Las PYME constituyen la columna vertebral de la economía helvética (99% de las empresas suizas emplean a menos de 250 personas)y fueron afectadas tardíamente por la crisis, lo que se ha traducido en una baja de sus actividades.

Este efecto retardado se traduce también en una demora de la esperada reactividad económica, según un informe publicado este miércoles (16.04) por el UBS. El consorcio bancario explica esa situación por el hecho de que la mayoría de las PYME concentran sus actividades en el mercado doméstico y del subcontrato.

Tal actividad permaneció fuerte hasta fines del pasado otoño, mientras las exportaciones y las inversiones bajaron.

Estabiliza el empleo

Durante el invierno pasado las PYME orientaron sus actividades hacia el sector exportador que ha sido uno de los más perturbados por la crisis. Las empresas más afectadas fueron las del sector relojero, seguido de las mecánicas y las del sector electrónico. Estas últimas, sin embargo, dan signos de haber superado los malos momentos.

La ingeniería civil y el transporte tuvieron resultados inferiores a la media de las PYME. Ningún sector registró resultados que indiquen una tendencia global al alza. Las únicas empresas que lograron mantener un nivel de crecimiento estable fueron las sociedades de informática.

La degradación surgió a raíz de una baja en las ventas, producto de una disminución de la demanda y una ligera compresión de los precios de venta.

Para mantener su rentabilidad, las PYME debieron también reducir el personal en casi todos los sectores, pero de una manera menos drástica que las grandes empresas, confirmando de esta forma el importante papel que desarrollan en la estabilidad del mercado del empleo.

Las PYME son más prudentes

Mientras las grandes sociedades apuntan a una casi estabilización de sus actividades en este verano, las PYME estiman que la tendencia al repliegue que las afecta, sólo va a aminorarse.

El auge más pronosticado por los analistas del UBS beneficiaría a la industria mecánica, la electrónica y la relojería. Pero ello no hará que esas PYME resuelvan sus dificultades.

Sólo las empresas del sector informático apuntan a un progreso en sus actividades. En cambio el panorama de la construcción continuará siendo sombrío al igual que los de la hotelería y las empresas sanitarias.

Por primera vez en 6 años, las PYME prevén una leve reducción de sus inversiones. En razón de la forma en que evoluciona la situación, las pequeñas empresas encuentran cada vez más dificultades para financiarse.

Falta de confianza financiera

"Los grandes bancos desconfían de la capacidad financiera de las PYME, y ciertas empresas tienen miedo de dirigirse a estructuras más modestas", explica Sahar Pache, presidente de la Asociación PYME-creadores de empleo".

Aparte de la construcción y el turismo, donde la demanda baja, las empresas esperan que no disminuyan los pedidos para el invierno próximo. Una de cada 6 sociedades espera incluso que aumenten. Pero este optimismo moderado no evitará la reducción de personal.

swissinfo y agencias

Datos clave

Las PYME constituyen la columna vertebral de la economía suiza.
Las PYME reducen personal, pero en menos proporción que las grandes sociedades.
Las PYME encuentran dificultades para financiarse.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo