Navigation

Los investigadores de Notre Damen buscan piedras para su reconstrucción

Este contenido fue publicado el 03 febrero 2021 - 16:27

París, 3 feb (EFE).- La Oficina francesa de Investigaciones Geológicas y Mineras y el establecimiento público que gestiona las obras de la catedral de Notre Dame de París han lanzado un programa para identificar y seleccionar piedras compatibles con las del edificio y sustituir las que fueron dañadas en el incendio.

En un comunicado enviado este miércoles, los responsables de la restauración de la catedral explican que el fuego del 15 de abril de 2019 dañó elementos constructivos "importantes", por lo que ahora hacen falta una gran cantidad de piedras similares a las del monumento.

Este programa de búsqueda se centrará en la identificación, caracterización y selección de nuevas piedras "estética y físicamente compatibles" con las dañadas, y servirá para establecer una guía metodológica de referencia para la catedral y otras construcciones de la región de París.

La investigación, que arrancó en julio, consiste en estudios geológicos en canteras y pruebas de laboratorio con diversas muestras. La llevan a cabo geólogos, técnicos de laboratorio y otros especialistas en sedimentos y geomática.

Las piedras originales de la catedral se extrajeron del subsuelo de la ciudad, de una capa de rocas calcáreas de edad luteciana que se formó hace entre 41 y 48 millones de años.

"Estas tierras están expuestas en muchas zonas de la 'cuenca de París', la mayor de las tres cuencas sedimentarias francesas, que cubre la mayor parte de la mitad norte de Francia con una superficie de 110.000 kilómetros cuadrados", destacan los responsables de la reconstrucción.

Aún hoy se extrae piedra de ahí para la construcción en una decena de canteras al norte de la capital.

Los investigadores estudiarán las características de estas piedras para dar con las más adecuadas para la restauración.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, indicó este miércoles tras la reunión del Consejo de Ministros que el presidente, Emmanuel Macron, mantiene su voluntad de que las obras duren en total cinco años a contar desde el fatídico incendio.

Para ello, la ministra de Transición Ecológica y la de Cultura presentaron un proyecto de ley que vendrá a ratificar un decreto de 2020 que exime de la obligación de compatibilidad con otros modelos de canteras regionales, y que se justifica por las necesidades de restauración del monumento.

Una medida que entra en el marco de otra ley promulgada en 2019 por el Ejecutivo para aplicar por decreto cualquier disposición que facilite "lo antes posible y en condiciones de seguridad satisfactorias" los trabajos de conservación de Notre Dame. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.