Navigation

Nueva visita rusa por el caso Borodin

El caso de Pavel Borodin (a la izquierda en la gráfica junto al presidente Vladimir Putin), analizado de nuevo en Suiza. Keystone / AP Photo / Moscow News / Alexei Sazovov

El procurador de Ginebra, Bernard Bertossa, encargado del caso Borodin recibió este martes la visita del juez ruso Ruslan Tamaiev, para hablar de nuevo sobre el caso Borodin. La semana pasada los ministros de Exteriores de ambos países abordaron en Berna el mismo tema.

Este contenido fue publicado el 07 febrero 2001 - 08:31

La visita de Tamaiev, jefe adjunto de la unidad de investigaciones especiales, que depende del procurador general ruso, se produce justo un día después de que Suiza presentara la solicitud formal a Estados Unidos para la extradición de Pavel Borodin.

El ex intendente del Kremlin se encuentra detenido desde el 17 de enero en Nueva York a solicitud también de la Confederación.

Tamaiev a su llegada a Ginebra, advirtió que su visita no era para demandar la liberación de Pavel Borodin. Un nuevo discurso al presentado el jueves pasado por el ministro de Exteriores, Igor Ivanov, durante su entrevista con su homólogo helvético, Joseph Deiss, y con el presidente Moritz Leuenberger.

Al ser cuestionado por los medios Tamaiev explicó que traía consigo documentos concernientes a los casos Mabetex y Mercata, para entregarlos al procurador Bertossa y al juez de instrucción Daniel Devaud, responsables del expediente Borodin.

La magistratura de Ginebra sospecha que Borodin recibió unos 25 millones de dólares de soborno de las empresas de construcción Mabetex y Mercata, a cambio de jugosos contratos de renovación del Kremlin, extremo rechazado por las dos firmas asentadas en el cantón del Tesino.

La justicia rusa archivó el caso en diciembre último por "falta de pruebas". Las autoridades del cantón de Ginebra tienen otra perspectiva del asunto. El juez Bertossa subrayó recientemente tener cargos suficientes para inculpar a Borodin por blanqueo de dinero.

Cabe recordar que los escándalos Mabetex y Mercata salpicaron al entorno familiar y a varios colaboradores cercanos al ex presidente Boris Yeltsin, entre ellos, justamente al hoy detenido en Nueva York, Pavel Borodin.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.