Oriente Medio: ¿en la víspera de una guerra regional?

Tanques israelíes en acción cerca de la frontera con El Líbano. Keystone

Ante la violencia que desgarra Oriente Medio, Suiza ha condenado este jueves (13.07) las agresiones del Hezbolá libanés, pero juzga "desproporcionada" la reacción de Israel.

Este contenido fue publicado el 14 julio 2006 - 09:05

A juicio de Arnold Hottinger, especialista suizo en Oriente Medio, la solución de la crisis no está cerca, y la comunidad internacional tiene su parte de responsabilidad.

Jueves y primeras horas de este viernes, decenas de civiles murieron en El Líbano a causa de la ofensiva militar de Israel (la más intensa desde 1982) en represalia por la captura de dos soldados y la muerte de otros ocho en ataques de Hezbolá chíe.

En un comunicado emitido en la noche de este jueves, Suiza -al igual que la Unión Europea-, condena la reacción del ejército israelí.

"Si bien las agresiones de Hezbolá en la frontera con Israel son condenables, la respuesta israelí debe ser estrictamente proporcionada y no amenazar a un Estado vecino que no es hostil", escribe el ministerio suizo de Relaciones Exteriores (DFAE).

"Israel tiene derecho a defenderse, pero su reacción es desproporcionada", precisó el portavoz del DFAE, Jean-Philippe Jeannerat, ante los micrófonos de la Radio suiza de expresión francesa.

Suiza insta a las partes en conflicto a interrumpir la lógica de la escalada destructiva que amenaza con transformarse en guerra regional. Les pide asimismo respetar las disposiciones del derecho internacional humanitario.

Ante la escalada de los últimos días se puede temer una extensión del conflicto israelo-árabe y el abrasamiento de toda la región. Especialista en asuntos de Oriente Medio, el periodista jubilado Arnold Hottinger analiza el estado de la situación.

swissinfo: En vista del creciente número de víctimas, ¿estamos ante una nueva ola de de violencia cruenta en la región?

Arnold Hottinger: Eso dependerá mucho de israel. ¿Quieren reactivar el frente libanés, o conformarse con disparar unos tiros y retirarse?

swissinfo: Parece aumentar la presión sobre el primer ministro israelí Ehud Olmert para que responda con más firmeza a Hamas y Hezbolá..

A.H.: Así es. Y a Ehud Omert le es difícl decir a su ejército que se retire después de que éste acaba de sufrir una humillación por el secuestro de sus soldados.

Estoy seguro de que el Primer Ministro israelí está bajo una presión importante de su ejército para hacer lo máximo, pero también debe pensar en las consecuencias políticas de sus decisiones.

swissinfo: ¿Podría el secuestro de los tres soldados israelíes hacer que las autoridades israelíes vuelvan a la mesa de negociación?

A.H.: No, pero podría devolver la esperanza a los palestinos, la sensación de que pueden obtener algo. Ellos han visto hasta qué punto ha impactado en las autoridades israelíes el secuestro de sus soldados.

Pero los palestinos evalúan la situación. De hecho, tanto los israelíes como los palestinos están equivocados. Los israelíes piensan que golpeando fuerte conseguirán que los palestinos abandonen. Es un error.

swissinfo: El presidente palestino Mahmoud Abbas ha pedido la intervención de la comunidad internacional. ¿Qué espacio le queda a la diplomacia?

A.H.: Para eso ya es demasiado tarde. primero porque Estados Unidos se situará siempre a lado de los israelíes y los palesinos están, por ahora, convencidos de que Washington no puede ser un asociado. Luego, Europa no muestra claramente sus intenciones y, en todo caso, no tiene los medios para imponer sus puntos de vista.

Por tanto, el combate seguirá. Las dos partes seguirán malinterpretando las señales del otro y el conflicto se endurecerá hasta que se den cuenta de que están equivocados.

swissinfo: ¿Acaso el que la comunidad internacional no haya reconocido al democráticamente elegido Hamas dió una especie de luz verde para la intervención de Israel?

A.H.: El que nadie reconociera a Hamas ha alentado ciertamente a Israel, pero eso mismo ha empujado a Hamas al activismo. Si Hamas hubiese percibido una salida diplomática, la hubiera tomado.

swissinfo: ¿O sea que fue un grave error de apreciación de la comunidad internacional el no reconcer a un gobierno elegido democráticamente?

A.H.: Se habló mucho acerca de la palabra "terrorismo". La gente decía "son terroristas y no hay que hablar con ellos". Eran terroristas y trataron de conseguir algo. Nosotros no hablamos con ellos y se quedaron como terroristas.

swissinfo: ¿Estamos a punto de presenciar una tercera Intifada y una nueva ola de atentados suicidas contra Israel?

A.H.: No. No será una Intifada porque la mayoría del pueblo palestino está agotada. Será una guerrilla, como en Irak.

Entrevista swissinfo: Adam Beaumont

Contexto

Suiza es uno de los pocos países occidentales que reconoció al nuevo gobierno palestino, dominado por Hamas, después de las elecciones de enero.

El ministerio suizo de Relaciones Exteriores dijo entonces estar dispuesto a colaborar con el gobierno elegido, mientras éste actúe sobre la base del diálogo y emplee métodos pacíficos.

Las autoridades helvéticas precisaron que la Autoridad Palestina debía respetar los acuerdos de Oslo, sobre todo reconociendo el Estado de Israel.

End of insertion

Datos clave

La participación suiza en Israel y en los territorios ocupados consiste esencialmente en una ayuda a los palestinos.

Ese apoyo es encaminado mediante organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones internacionales.

Ninguna ayuda directa es dada a la Autoridad Palestina, con excepción de una subvención a la Oficina de Estadística.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo