Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una persona sin hogar duerme en una calle del centro de París, el 8 de enero de 2017

(afp_tickers)

Ocho personas en el planeta poseen tanta riqueza como la mitad más pobre de la población mundial, una situación "indecente" que "exacerba las desigualdades", denuncia la ONG británica Oxfam en un informe publicado de cara al Foro Económico Mundial que se abre el martes en Davos.

"Es indecente que tanta riqueza esté concentrada en manos de una minoría tan ínfima, cuando se sabe que una de cada diez personas en el mundo vive con menos de 2 dólares al día", afirmó una portavoz de Oxfam, Manon Aubry.

El informe, titulado 'Una economía al servicio del 99%' revela "cómo las grandes empresas y los individuos más ricos exacerban las desigualdades, al explotar un sistema económico desfalleciente, eludiendo impuestos, reduciendo salarios y aumentando los rendimientos para los accionistas".

Según la ONG, a ese ritmo, el primer "supermillonario" del mundo podría alcanzar un patrimonio de más de un billón de dólares en apenas 25 años. Para gastar esa suma, sería necesario "gastar un millón de dólares por día durante 2.738 años", destaca.

Para su estudio, Oxfam se basó en la lista de las ocho personas más ricas según la clasificación de la revista Forbes.

Se trata, por orden, del estadounidense Bill Gates (fundador de Microsoft, cuyo patrimonio se calcula en 75.000 millones de dolares), del español Amancio Ortega (Inditex), Warren Buffet (director general y primer accionista de Berkshire Hathaway), del mexicano Carlos Slim (Grupo Carso), Jeff Bezos (fundador y director general de Amazon), Mark Zuckerberg (Director general y cofundador de Facebook), Larry Ellison (cofundador y director general de Oracle) y Michael Bloomberg (fundador y director general de Bloomberg LP).

Oxfam, que tradicionalmente denuncia las crecientes desigualdades con motivo del foro de Davos, advierte este año sobre "la presión que se ejerce sobre los salarios en todo el mundo", así como los beneficios fiscales de las empresas o el recurso de los paraísos fiscales.

"Las empresas optimizan sus beneficios, especialmente aliviando lo más posible su carga fiscal, privando a los estados de recursos esenciales para financiar las políticas y los servicios necesarios para reducir las desigualdades", destaca el informe.

La ONG, que se basa en "nuevas informaciones más precisas sobre la repartición de la riqueza en el mundo", llama a los gobiernos a reaccionar promoviendo una economía más humana.

"Cuando los responsables políticos dejen de estar obsesionados por el PIB, se concentren en el interés de todos los ciudadanos y no solo de una élite, será posible un futuro mejor para todas y todos", asegura Aubry.

El año pasado, Oxfam denunció que el patrimonio acumulado por el 1% más rico del mundo había superado en 2015 al del 99% restante con un año de antelación a lo previsto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP