Navigation

Pacs: Christoph Blocher, una tibia defensa

Las autoridades subrayan la diferencia entre la unión registrada de parejas homosexuales y el matrimonio. Keystone

El ministro de Justicia, Christoph Blocher, defendió, sin mucho entusiasmo, la nueva ley sobre el registro de la unión de parejas del mismo sexo: pacs.

Este contenido fue publicado el 22 abril 2005 - 16:24

El mecanismo, que será sometido a votación el próximo 5 de junio, no es un matrimonio ni las parejas tendrán derecho a la adopción o a la procreación asistida.

El 5 de junio, el pueblo suizo no tendrá que decir si acepta o no la homosexualidad, sino si está de acuerdo con el establecimiento de una institución jurídica especial para las parejas del mismo sexo, subrayó el ministro (UDC, derecha dura), este viernes, ante al prensa.

Para el Estado, se trata de aportar una solución a asuntos prácticos y adaptarse a la evolución de las mentalidades. Los últimos indicios de discriminación contra la homosexualidad fueron abrogados en 1992 en el cuadro del derecho penal.

Suprimir una ilegalidad

La ley sobre la unión registrada permitirá a las parejas homosexuales consolidar su relación y existir como comunidad. Reducirá la ilegalidad que existe actualmente frente a las parejas heterosexuales.

Actualmente, las parejas del mismo sexo son asimiladas a la figura de concubinato. Sin embargo, no están en la posibilidad de llenar el vacío jurídico y resolver los problemas que se derivan mediante la unión en matrimonio.

Una unión diferente

A pesar de una cierta similitud con el matrimonio, la unión registrada se distingue de esa institución, precisó Christoph Blocher. En ningún caso puede constituir una primera etapa hacia la fundación de una familia puesto que las parejas homosexuales no podrán ni adoptar ni recurrir a la procreación médicamente asistida.

Al rechazar uno de los principales argumentos de los opositores al pacs, el responsable de la cartera de Justicia aseguró que ese mecanismo no constituía una amenaza para el matrimonio en la medida en que se dirige a un publico diferente.

Mejor que un contrato

Cabe señala que la alternativa planteada al establecimiento del pacs; es decir, un contrato sobre la base de derechos y obligaciones, no permitiría resolver los problemas de las parejas homosexuales derivados del derecho en materia de sucesiones, extranjería y/o seguro social.

Por lo tanto, como lo subraya Ruth Reusser, directora suplente de la Oficina de Justicia, no fue sorprendente que la solución mediante dicho contrato no haya generado ningún entusiasmo durante las consultas llevadas a cabo sobre el tema.

Otro argumento en favor de la unión registrada tiene que ver con el alcance, a escala nacional, del mecanismo.

El legislador zuriuqés, Markus Notter, señaló que el pacs, aceptado en septiembre del 2002 por 62.7% de los electores zuriqueses sólo podía aplicarse a las personas con residencia en ese cantón y bajo los límites de las competencias cantonales.

swissinfo y agencias

Contexto

El 5 de junio el pueblo votará sobre el establecimiento de la unión registrada de parejas homosexuales: pacs.
El Partido evangélico lanzó un referendum contra el proyecto.
La UDC también se pronunció en contra.
Todos los otros partidos políticos son favorables.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.