AFP internacional

Periodistas egipcios salen de un tribunal de El Cairo el 18 de junio de 2016

(afp_tickers)

Un tribunal de El Cairo condenó este domingo por contumacia a la pena de muerte al predicador radical egipcio Wagdi Ghoneim, por haber fundado una "organización ilegal" que instigaba a la violencia contra las fuerzas de seguridad, indicaron los responsables.

Partidario del expresidente islamista Mohamed Mursi, cuyo derrocamiento por parte del ejército crítico con fervor en 2013, este predicador vive actualmente en Turquía.

Otras dos personas detenidas fueron condenadas a la pena capital, mientras que otras cinco a cadena perpetua, lo que en Egipto equivale a 25 años de cárcel para los mismos cargos de acusación, según un responsable judicial y otro de seguridad.

Desde que el ejército destituyó al presidente Mursi, sus partidarios han sido objeto de una sangrienta represión. Asimismo, las autoridades han sido acusadas de instrumentalizar el poder judicial para acallar cualquier voz disidente.

Wagdi Ghoneim ya generó polémica en 2012 durante una visita a Túnez. En sus sermones y entrevistas calificó a "los laicos y liberales" de "apóstatas" y consideró que la ablación a las mujeres es una "operación estética".

Los condenados tienen derecho a apelar frente al Tribunal de Casación. Ghoneim, que abandonó Egipto tras la destitución de Mursi para establecerse en Turquía, tendrá por lo tanto derecho a un nuevo juicio si es detenido o se entrega a las autoridades egipcias.

Mursi, al igual que muchos dirigentes de su cofradía de los Hermanos Musulmanes y otros cientos de partidarios, fueron condenados a muerte en primera instancia por los tribunales egipcios.

Decenas de estas penas, sin embargo, fueron anuladas por el Tribunal de Casación que ordenó realizar nuevos juicios.

AFP

 AFP internacional