Periodistas que investigan a la inteligencia militar rusa fueron objeto de ciberataques muy sofisticados a sus cuentas de email encriptadas, y hay evidencia que sugiere que Rusia es la responsable, indicaron el proveedor ProtonMail y periodistas este sábado.

El ataque punitivo, que buscaba engañar a usuarios para que compartieran sus contraseñas en ProtonMail, estaba dirigido a periodistas del galardonado sitio web Bellingcat, que ayudó a identificar a los agentes que envenenaron al ex espía Sergei Skripal en Gran Bretaña.

ProtonMail, con sede en Ginebra, indicó en comunicado que "la evidencia (junto a evaluaciones independientes con terceros) parece sugerir un ataque de origen ruso".

El jefe ejecutivo de la empresa Andy Yen dijo a la AFP que la operación "es uno de los mejores ataques de pishing (suplantación de identidad) que hemos visto".

El periodista de Bellingcat Christo Grozev, que dirigió el trabajo del sitio sobre el caso, dijo que no tiene dudas de que la unidad de inteligencia militar rusa GRU es la responsable y que esto es un "salto cuántico" en términos de sofisticación técnica.

"Era muy convincente", añadió a AFP, y subrayó que ninguno de los periodistas de Bellingcat dio sus contraseñas.

ProtonMail, que se describe como el más seguro proveedor de mail, se ha vuelto muy popular entre periodistas y otras personas que manejan información sensible pues las comunicaciones del usuario son protegidas por un encriptamiento de punta a punta.

Yen, quien se formó Harvard y trabajó en el laboratorio de investigación nuclear europeo CERN cinco años antes de fundar ProtonMail, dijo a la AFP que la empresa no puede leer los emails de sus usuarios inclusive aunque ellos lo quisieran, en una clara diferencia con el mail de Google.

Los ataques de suplantación de identidad contra los periodistas de Bellingcat ocurrieron esta semana con "emails enviados a los usuarios que eran el objetivo aduciendo que se trataba del equipo de ProtonMail, y pedían que ingresaran sus ... contraseñas", añadió la empresa.

Grozev dijo que pese a sus conocimientos técnicos y a su estado de alerta "habría sido engañado" de no ser por una anterior advertencia de un contacto que recibió un email similar a comienzos de mes.

Aunque los ataques contra los periodistas de Bellingcat se concentraron en los días pasados, Grozen dijo que muchos investigadores de otras organizaciones que trabajan sobre Rusia recibieron este tipo de emails en sus cuentas ProtonMail desde abril.

Yen señaló que ProtonMail alertó de los hechos a la policía federal suiza y a la oficina gubernamental encargada de la seguridad informática, MELANI.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes