Navigation

Skiplink navigation

Persistirán los riesgos para el franco y la banca suiza

El Banco Nacional Suizo (BNS) hace balance de la situación económica y monetaria de Suiza y advierte que la economía avanza, pero rodeada de riesgos como la crisis griega y la constante apreciación de la divisa helvética.

Este contenido fue publicado el 16 junio 2011 - 12:22
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

El BNS lanza un llamamiento a los dos principales bancos nacionales, UBS y Credit Suisse, a reforzar aún más sus reservas propias para absorber pérdidas en caso de riesgo.

El Banco Nacional Suiza (BNS) lanza una nueva advertencia: la economía de casa evoluciona positivamente, pero los riesgos derivados del entorno internacional son aún altos.

Philipp Hildebrand, presidente del banco central, afirmó este jueves que el problema de endeudamiento de Europa y Estados Unidos juega un papel fundamental en el futuro internacional.

“Los déficit son elevados y muchos países están obligados a tomar nuevas medidas de consolidación presupuestaria. En Suiza, los principales riesgos siguen siendo la repercusión que esto tiene sobre la apreciación del franco, y como consecuencia, sobre el sector exportador nacional”, dijo.

Y añadió que la amenaza de un calentamiento en el sector inmobiliario también sigue vigente.

Las declaraciones del banquero central se dan tras alcanzarse esta semana (15.06) una nueva paridad histórica de 1,99 francos suizos por euro.

Producto del entorno incierto, el BNS ha decidido mantener sin cambios su tasas de interés.

La tasa Libor a tres meses –referencia para la negociación de créditos en Suiza- se mantiene en un rango de fluctuación de 0-0,7%, pero “bajo el objetivo de mantener las operaciones en la zona inferior del margen, esto es, alrededor del 0,25%”, declaró Hildebrand.

Alerta a bancos

Por su parte, Thomas Jordan, vicepresidente del BNS, realizó un largo análisis sobre la situación de la banca suiza.

El entorno opera positivamente desde 2010, y la posición de los grandes bancos en materia de utilidades y fondos propios ha mejorado sustancialmente, dijo.

Pese a ello, el entorno inestable se mantiene y podría deteriorarse en los 12 meses por venir, agregó.

“Y la incertidumbre a corto plazo toca sobre todo a los dos grandes bancos del país, ya que aún poseen una cartera de crédito que entraña riesgos considerables. Y es importante que aumenten el volumen de fondos a los que pueden recurrir para compensar pérdidas”.

Los grandes bancos, continúo, están llamados a fortalecer su posición financiera. Hay progresos, pero deben ir más lejos, puntualizó.

Banco Nacional Suizo

El Banco Nacional Suizo (BNS), en su calidad de banco central, es el encargado de dirigir la política monetaria del país.

Vela por la estabilidad del franco suizo, y es el banco del gobierno: administra sus cuentas y le presta recursos cuando la Confederación Helvética así lo requiere.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo