Aumentan casos de meningitis en Suiza

Las autoridades sanitarias establecieron que este año será particularmente problemático en cuanto a las picaduras de garrapatas en Suiza. Keystone

Las autoridades sanitarias suizas advierten que este año más personas en Suiza han contraído meningitis por picaduras de garrapata que en ningún otro momento de la última década. Alertan sobra la necesidad de vacunarse para prevenir esa infección que puede ser mortal.

Daniel Koch, de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP), calificó de “inquietante” el aumento en los casos de meningitis, en una entrevista con el periódico dominical ‘SonntagsZeitung’. Dos personas que contrajeron la enfermedad este año fallecieron y otras debieron ser hospitalizadas.

La meningitis es una infección de origen viral que no puede ser tratada con antibióticos. La OFSP aconseja la aplicación de la vacuna a todos los residentes, mayores de seis años, de las zonas con mayor presencia de la garrapata, para mitigar los riesgos.


Las zonas de mayor afectación se encuentran en el este de Suiza y en la región próxima a los lagos de Neuchâtel y Biel. Actualmente, menos del 60% de las personas que viven en esas áreas están vacunadas contra la meningitis, según la OFSP, la cual precisa que otoño es el momento ideal para vacunarse con el fin quedar protegido para la primavera.

Una aplicación móvil llamada ‘Zeck’ (por garrapata) desarrollada por la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zúrich (ZHAW) ha recopilado datos en los últimos dos años sobre los lugares del país con mayor presencia de garrapatas.

 Mientras que en Suiza se ha registrado un aumento de los casos de meningitis por picaduras de garrapatas, en Austria el índice cayó de 700 casos en los últimos años a 80 actualmente, merced a que el 83% de su población ha sido vacunada contra la enfermedad.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo