Navigation

Los amos del mundo se reúnen en Montreux

Los participantes en la Conferencia Bilderberg de este año se reúnen durante tres días en el hotel Palace de Montreux, cerca de Lausana. Keystone / Martial Trezzini

Del 30 de mayo al 2 de junio, el hotel Palace de Montreux alberga la edición 2019 de la conferencia Bilderberg. Esta cumbre que reúne a cerca de 130 líderes occidentales es objeto de muchas fantasías conspirativas y es considera a veces como un “gobierno mundial”. ¿Cuál es la realidad?

Este contenido fue publicado el 29 mayo 2019 - 16:07


¿De qué se trata?

End of insertion

La conferencia de Bilderberg se reunió por primera vez en 1954 en el hotel Bilderberg (de ahí su nombre) en Oosterbeek, Países Bajos. Desde entonces tiene lugar una vez al año y cada vez en un lugar diferente. Nacido en plena Guerra Fría, este club de debate destinado a dirigentes europeos y estadounidenses pretendía ser un baluarte contra la ideología comunista.

Para asistir se necesita una invitación del comité director y los participantes varían cada año, aunque también hay algunos que repiten.

¿Quién estará en Montreux?

End of insertion

128 personas, de las cuales una cuarta parte son mujeres. A excepción de diez invitados (de Turquía, Polonia, Bulgaria y Estonia), todos son de Norteamérica y Europa Occidental. La reunión es privada y los participantes asumen los gastos de viaje y estancia. Tienen que venir solos, sin cónyuge ni asistente. Y permanecen en el interior del hotel los tres días que dura la reunión.

En la listaEnlace externo de participantes figuran los nombres de ministros en ejercicio (el francés Bruno Le Maire, el holandés Mark Rutte, la alemana Ursula lvon der Leyen) o retirados (el italiano Matteo Renzi, el americano Henry Kissinger – un invitado regular). También estarán el gobernador del Banco de Inglaterra Mark Carney, el exconsejero delegado de Google Eric Schmidt, el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, los consejeros delegados de Total y Microsoft, Patrick Pouyanné y Statya Nadellades, respectivamente, y el antiguo presidente de la Comisión Europea convertido en banquero, José Manuel Barroso. Sin olvidar a Jared Kushner, consejero personal y yerno de Donald Trump.

Por parte de Suiza, Ueli Maurer será el primer presidente de la Confederación en ejercicio que participará en el encuentro de tres días. Se codeará con André Hoffmann, vicepresidente de la farmacéutica Roche, Tidjane Thiam, el presidente ejecutivo del banco Credit Suisse y el industrial André Kudelski, que organiza la edición 2019 de Bilderberg.

Por parte de España, los invitados son Ana Botín, la presidenta del Banco Santander, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, y Pablo Casado, presidente del Partido Popular.  

¿De qué van a hablar?

End of insertion

Bilderberg se define como un instrumento para “favorecer el diálogo entre Europa y Norteamérica”. Se trata de un foro de debate informal donde cada uno habla a título personal y no en representación de un gobierno, una empresa o una organización.

Los temas principales este año son el futuro de Europa, el Brexit, China, Rusia, el cambio climático y la sostenibilidad, el espacio, la inteligencia artificial, las amenazas digitales y el futuro del capitalismo.

¿Una conspiración mundial?

End of insertion

Bilderberg es un tema muy apreciado por los adeptos a las teorías del complot. El grupo supuestamente tiene el poder de  desatar guerras y pretende convertirse en una especie de gobierno mundial en la sombra.

Frente a estas críticas, el club ha cambiado su imagen de una institución prácticamente secreta a una institución simplemente discreta. Desde hace algunos años dispone de un sitio webEnlace externo, muy sobrio y escueto. En él leemos, por ejemplo: cada conferencia “no pretende lograr un resultado, no concluye con una declaración final ni con una resolución. No hay votos y Bilderberg no respalda a ningún partido político ni punto de vista”.

¿Solo un foro más?

End of insertion

Bilderberg bien podría ser un foro internacional más, pero sin publicidad. Sus organizadores insisten en que el hecho de guardar discreción hace que los participantes puedan expresarse más libremente que si lo hicieran bajo la presión de los medios, de un mandato de negociación o de la opinión pública.

Aun así, el club está empapado de ideología occidental, apegado a los valores de la democracia y la libertad –en especial la de emprendimiento. “Hablar del futuro del capitalismo no significa que lo consideremos el único sistema posible”, ha declarado André Kudelski al diario 24 heures de Lausana antes de la gran cita de Montreux.

Por sexta vez en Suiza

End of insertion

La de Montreux será la primera conferencia Bilderberg en la Suiza francófona, aunque en el país alpino ya se han celebrado cinco ediciones desde los años 50.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo