Navigation

El complejo problema de los solicitantes nigerianos

Este solicitantes de asilo nigeriano espera la decisión de las autoridades. Keystone

El Gobierno suizo quiere acelerar la devolución de los solicitantes de asilo cuyas peticiones hayan sido rechazadas. Una medida que apunta principalmente a los refugiados nigerianos.

Este contenido fue publicado el 15 abril 2010 - 17:03

La Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) destaca la complejidad del problema y advierte contra los procesos acelerados e insiste en la importancia de respetar el Estado de derecho.

“Queremos atacar principalmente el problema de los nigerianos. Ellos realizaron el mayor número de peticiones el año pasado, casi 1.800 –el 99,5% sin la mínima oportunidad de poder quedarse en Suiza. No vienen aquí como refugiados y sí para hacer negocios ilegales”, dice Alard du Bois-Reymond, el nuevo director de la Oficina Federal de Migración (OFM), al dominical ‘NZZ am Sonntag’.

“Una gran parte de ellos acaba cometiendo pequeños delitos o se mete en el tráfico de drogas. Ésta es una triste realidad”, añade Bois-Reymond.

Por eso, la OFM quiere crear un grupo de trabajo con representantes de la Confederación y de los cantones, que debe proponer medidas hasta el próximo verano. “El objetivo es reducir el tiempo del trámite de las solicitudes de asilo y acelerar el regreso tras una decisión negativa.

Partido pide acción inmediata

Ahora es preciso “hacer el trabajo hasta el final”, dice Hans Fehr, diputado federal de la Unión Democrática del Centro (UDC/derecha conservadora), el mayor partido de Suiza, que desde hace años pide acciones más duras contra los solicitantes de asilo infractores. “Se trata de obtener los documentos y determinar la identidad. Ahora es preciso actuar”.

No es todo tan simple, afirma la Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR). “Otros directores de la OFM ya se toparon con este problema”, señala a swissinfo.ch Beat Meiner, secretario general de OSAR: “Las autoridades de otros países se enfrentan igualmente con este problema. Si el señor Bois-Reymond lo resolviera, sería un hombre muy demandado”.

Una acción más dura sería “importante y correcta en determinadas situaciones”, admite el diputado federal socialdemócrata Andy Tschümperlin. “Pero no se debe olvidar que cada caso lleva su tiempo para ser juzgado”.

La larga vía judicial

Bois-Reymond quiere reducir este factor tiempo. “Es un hecho que ciertos solicitantes nigerianos se burlan de la ingenuidad de los suizos y explotan los puntos débiles del proceso de asilo. Para mí está claro: somos muy atractivos como país de asilo para solicitantes fraudulentos. En Suiza les da tiempo de sobra para hacer actividades ilícitas”.

Personas que “no tienen ninguna razón para ser protegidos y además actúan de manera criminal deben irse lo más rápidamente posible” a su país, sostiene también Meiner. “Perjudicaría mucho a los intereses de los refugiados si se produjeran estas situaciones y si nosotros las toleráramos”.

Para la OSAR, sin embargo, está claro que el “proceso de asilo debe seguir los principios del Estado de derecho. Debe haber también un medio jurídico para que la Justicia pueda corregir eventuales decisiones erróneas de las autoridades”, afirma Meiner.

Mayoría de solicitudes rechazadas

“Hay buenas razones para huir de Nigeria”, anota Meiner. Meiner recuerda “la pésima situación de los derechos humanos y una gran pobreza” en este país con 150 millones de habitantes de más de 400 diferentes grupos étnicos. Tortura, conflictos armados y persecuciones están al orden del día en Nigeria.

Mientras tanto, en 2009, Suiza aprobó apenas una única solicitud de asilo de una persona de nacionalidad nigeriana. Seis personas que vieron sus solicitudes rechazadas recibieron autorización de permanencia preliminar. La mayoría de las cerca de 1.800 peticiones fueron denegadas.

No es una historia real

Eso, según Meiner, tiene que ver principalmente con el hecho de que la mayoría de los nigerianos “cuenta las mismas historias estereotipadas, cortas y no creíbles” y no su verdadera biografía. “Por causa de esas historias, el rechazo de las peticiones de asilo probablemente ocurre con razón”, dice. “Las organizaciones filantrópicas que presencian las audiencias también lo ven así”.

Según Meiner, las organizaciones humanitarias no tienen una explicación fundada para el hecho de que los solicitantes de asilo de Nigeria no cuenten su historia real. “Sólo podemos especular sobre eso. Está claro que las personas tienen que reunir mucho dinero para su viaje a Europa”.

Factor miedo

Puede ser que estas personas tengan que hacer un juramento con una motivación religiosa que también incluye magia, comenta Meiner. “Probablemente por razones que nosotros no conseguimos entender, las personas tienen miedo de que, si hablaran, les pudiera ocurrir algo malo. Por eso se mantienen en silencio”.

Además, existe el problema de la falta de documentos, lo que, en el caso del rechazo de las peticiones de asilo en Suiza, causa problemas. Todos los países de origen sólo aceptan la devolución de refugiados si sus identidades y, por consiguiente, su ciudadanía es comprobada.

Andreas Keiser, swissinfo.ch
(Adaptación: Iván Turmo)

Nigerianos en Suiza

En 2009, un total de 16.005 personas solicitaron asilo en Suiza, 601 menos que durante el año anterior.

Por primera vez la mayor parte de las peticiones procedían de ciudadanos nigerianos. La cifra de 1.786 superó en 798 casos la registrada en 2008.

Suiza tiene la misma normativa en materia de asilo para nigerianos que la Unión Europea.

End of insertion

ALARD DU BOIS-REYMOND

Economista de formación, Alard Du Bois-Reymond es desde el comienzo de este año director de la Oficina Federal de Migración (OFM).

Antes estuvo al mando de la Oficina Federal de Seguros Sociales.

De 1999 a 2004 dirigió la organización de asistencia a los discapacitados ‘Pro Infirmis’.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.