Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fisura en el horizonte de la UDC

Dos ministros señalados por su propio partido: Samuel Schmid y Eveline Widmer-Schlumpf.

(Keystone)

Tras una serie de victorias electorales, la Unión Democrática del Centro (UDC) corre el riesgo de una hemorragia interna, numerosos exponentes del ala liberal de los Grisones y de Berna, incluido el ministro de la Defensa, Samuel Schmid, contemplan dar la espalda al mayor partido suizo. Y eso es sólo el inicio.

"Para mí es un día triste. Represento a la UDC desde hace 23 años, no es un paso fácil el que estoy dando con mis colegas. Pero la exclusión de la sección grisona del partido constituye un hecho que no puedo aceptar: superaron los límites y no veo ninguna posibilidad de retorno". De esta manera, la consejera nacional (diputada) Ursula Haller resumió su estado de ánimo, durante una conferencia de prensa que cuatro disidentes del partido que encarna la derecha nacional, ofrecieron este lunes (02.08) en Berna.

El ala liberal de la UDC del cantón de Berna que, en reiteradas ocasiones, había evidenciado una cierta falta de decisión, esta vez parece decidida a actuar seriamente. Treinta y siete representantes de la sección francesa –incluido el consejero federal (ministro federal) Samuel Schmid, tres miembros del Parlamento suizo, un ministro cantonal, además de una decena de parlamentarios cantonales- anunciaron su firme voluntad de romper con el partido nacional.

Un gesto de solidaridad con la sección grisona, excluida el domingo de la UDC suiza –y, al mismo tiempo, de rechazo a la línea dura seguida desde hace años por la dirección del partido. "La decisión adoptada el domingo por la dirigencia nacional de la UDC es un modo indigno de hacer política", dijo Ursula Haller.

El caso Widmer-Schlumpf

Al interior de la UDC se estaría concretizando una fisura, que se anunciaba desde el pasado 12 de diciembre con el resultado de la elección de los siete miembros del gobierno por parte de la nueva legislatura. En aquella ocasión, la mayoría del Parlamento decidió no ratificar en el cargo al ministro de Justicia y Policía, Christoph Blocher, que había conducido a la UDC a una serie ininterrumpida de victorias electorales desde el inicio de los años 90.

En su puesto, la asamblea federal había elegido a la ministra grisona Eveline Widmer-Schlumpf, también de la UDC, pero considerada más moderada que su predecesor. Esta medida, apoyada sobre todo por los parlamentarios del Partido Socialista, del Partido Democrático Cristiano y por los Verdes, no fue digerida por la cúpula de la UDC.

La UDC proclamó su decisión de no reconocer a sus representantes en el Consejo Federal - Eveline Widmer-Schlumpf y Samuel Schmid- acusados de haber traicionado los intereses del partido, al aceptar su elección tras el fracaso de Christoph Blocher. El mayor partido suizo, representado en el gobierno desde 1937, decidió, por otra parte, pasar a la oposición.

Ruptura con la sección grisona

Una estrategia de oposición que se ha expresado en los últimos meses en una serie de ataques personales a la recién electa Eveline Widmer-Schlumpf. Desde el momento en que la nueva ministra de Justicia y Policía rechazó abandonar su partido, la dirigencia nacional de la UDC pidió a su sección grisona expulsar a su representante. No tuvo éxito.

La cumbre de la UDC optó entonces por una solución más drástica, el domingo (01.06) oficializó la exclusión de toda la sección grisona del partido. En respuesta a este gesto, 24 horas más tarde, el ala moderada del cantón de los Grisones anunció la convocatoria a un congreso extraordinario de los delegados para dar vida a un nuevo partido cantonal. A esta nueva formación política, de tendencia liberal podría adherir Eveline Widmer-Schlumpf.

Los miembros disidentes de la UDC grisona están convencidos de que su ejemplo hará escuela en otros cantones. "Hemos recibido muchas señales estimulantes de parte de diversos espontáneos que contemplarían dejar la UDC para unirse a nuestro partido", afirmó el lunes URS Bleiker, presidente 'ad intermim' de la UDC grisona.

Solidaridad de los berneses

Hasta ahora, las señales concretas de adhesión proceden de la sección bernesa de la UDC que, al igual que la grisona, se ha distanciado desde hace algunos años y en diversas ocasiones, de la línea dura promovida por el partido nacional.

"Hemos realizado consultas regulares en las últimas semanas, con nuestros colegas de la UDC grisona. Como ellos, nos oponemos a la vía dictatorial de la dirigencia nacional y queremos crear un nuevo partido, fundado en la tradición liberal y burguesa de la UDC", dijo el lunes Lorenz Hess, miembro del parlamento bernés.

Los treinta y siete representantes del ala liberal suscribieron una resolución en la que piden a la sección cantonal deslindarse del partido nacional. Para tal empeño deberían reunir el apoyo de por lo menos dos terceras partes de los delegados cantonales. De resultar inalcanzable ese objetivo, los disidentes prevén como alternativa, la creación de un partido alternativo que podría unirse a escala nacional con aquel de sus colegas liberales de la UDC grisona.

Crisis interna sin precedentes

Incluso el consejero federal, Samuel Schmid, figura entre los signatarios. Una situación casi paradójica: mientras su colega Eveline Widmer-Schlumpf ha rechazado hasta ahora su exclusión del partido, el ministro de Defensa, de la Protección, la Población y el deporte prefiere voltear la espalda definitivamente a la UDC.

La dirección nacional de la formación de derecha reaccionó en tono distendido a la decisión del ministro bernés: "Schmid es miembro del Consejo Federal, pero no un representante de la UDC. Como partido de oposición, no tenemos representantes en el Gobierno", dijo el portavoz de la UDC suiza, Alain Hauert.

No obstante esas declaraciones, el mayor partido suizo se encuentra confrontado a su mayor crisis en la última década. Luego de haber prácticamente duplicado su electorado entre 1995 y 2007, la UDC corre el riesgo de sufrir una hemorragia interna, que podría hacerle perder miembros y votos incluso en otros cantones. De acuerdo con Lorenz Hess, el ala liberal de las secciones de Zug y de Glaren proyectarían medidas análogas a las de sus colegas berneses et grisones.

swissinfo, Armando Mombelli
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

FUERZA ELECTORAL DEL PARTIDO

Resultados en el Consejo Nacional en 1995, 1999 e 2003 e 2007:

Unión Democrática del Centro: 14,9%, 22,5%, 26,7%, 29,0%

Partido Socialista: 21,8%, 22,5%, 23,3%, 19,5%

Partido Radical Democrático: 20,2%, 19,9%, 17,3%, 15,6%

Partido Demócrata Cristiano: 17,0%, 15,8%, 14,4%, 14,6%

Partido Ecologista Suizo: 5,0%, 5,0%, 7,4%, 9,6%.

Fin del recuadro


Enlaces

×