Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Libia: Escocia y Suiza afrontan diversas crisis

Abdelbaset al-Megrahi (centro) a su llegada a la capital Libia donde fue recibido por más de 1,000 personas.

(Keystone)

Condición sine qua non para la liberación de dos suizos retenidos en Libia, el presidente Hans-Rudolf Merz presentó excusas a Trípoli por la detención de Hannibal Gaddafi. Su gesto generó un amplio debate en Suiza, país que aguarda con impaciencia el retorno de sus ciudadanos.

Al mismo tiempo, Escocia enfrenta su propia crisis respecto a ese país africano.

El pasado 20.08, el mismo día en que Merz anunciaba haber puesto fin a un año de tensiones con Trípoli disculpándose por la detención del hijo del coronel Moammar Gaddafi, en 2008 en Ginebra, el gobierno escocés liberaba al libio Abdelbaset al-Megrahi.

Señalado como responsable de la explosión en 1988 de un avión de Pan Am en Lockerbie, Escocia, Megrahi había sido condenado a cadena perpetua en 2001. En estado terminal, fue liberado para permitirle concluir sus días en su hogar.

La decisión escocesa provocó fuertes críticas, particularmente en los Estados Unidos, donde han surgido amenazas de boicot turístico y económico.

Rob Corbidge, editor del diario escocés The Scotsman, habló a swissinfo sobre los paralelos – y las diferencias - entre los dos casos.

swissinfo.ch: ¿Qué atmósfera política hay en Escocia tras la liberación de Abdelbaset al-Megrahi?

Rob Corbidge: De total división. Algunas personas apoyan la decisión del Gobierno y otras están escandalizadas. Qué cantidad representan unas y otras, no podría precisarlo, pero deben ser partes iguales.

swissinfo.ch: Megrahi regresó a su país justo cuando el presidente Hans-Rudolf Merz se disculpaba en Trípoli por un asunto penal contra el hijo de coronel Gaddafi en Ginebra. ¿En Escocia han diseñado paralelos entre ambos casos?

R.C.: No, no lo han hecho. Principalmente porque la liberación y el retorno de Megrahi tuvieron un tal impacto que atrajeron la atención del país.

Hubo cobertura periodística, pero limitada.Los paralelos con Suiza no son fáciles de establecer. Hay diversas historias en el caso de Hannibal Gaddafi y la decisión del Gobierno suizo parece haber tenido una más evidente base comercial que la del ministro de Justicia escocés. Bajo esa lectura, probablemente habrá algunas ventajas para Gran Bretaña en su conjunto por la liberación de Megrahi, esencialmente porque Gaddafi gobierna su país como un negocio familiar.

swissinfo.ch: Es interesante que el ministro de Justicia escocés y el presidente Merz hicieran comentarios similares asumiendo la total responsabilidad de las decisiones tomadas ...

R.C.: El gobernante Partido Nacional Escocés se ha colocado sólidamente detrás del secretario de Justicia Kenny MacAskill. El presidente suizo parece estar en una posición ligeramente diferente.

Otra comparación interesante puede ser que MacAskill actuaba en nombre de una parte del Reino Unido y causó un potencial problema a todo el conjunto, mientras que el caso de Hannibal Gaddafi correspondía al cantón de Ginebra y por lo tanto, no era un asunto del presidente nacional.

La comparación es casi inversa: una parte del Reino Unido causa un problema potencial al Reino Unido en su conjunto mientras que en Suiza, lo que tendría que haber sido un asunto local fue asumido a escala nacional y a un grado en el que el país entero se sintió humillado. Es muy difícil que el presidente suizo diga "asumo la responsabilidad personal" cuando la repercusión de su decisión tiene amplitud nacional.

swissinfo.ch: Se dijo que extranjeros residentes en Libia - incluyendo británicos y suizos - habrían podido sufrir represalias si Megrahi moría en prisión en Escocia. ¿Qué importancia tuvieron esas informaciones para el Gobierno escocés?

R.C.: No pienso que hayan sido consideradas. De lo que estoy seguro es de que si Gaddafi hubiera decidido hacerles la vida difícil a los británicos residentes en Libia, lo habría hecho. (Pero) no creo que hubiera surgido una oleada popular contra ellos si Megrahi hubiera muerto en una prisión o un hospital escocés.

Pienso que Suiza es francamente un país más fácil a intimidar en ese aspecto porque nosotros (los británicos) somos absolutamente impopulares por todas partes. Me sorprendieron las acciones de Suiza con respecto al caso de Hannibal Gaddafi. No veo porqué tuvieron que disculparse.

swissinfo.ch: El presidente Merz volvió de Libia con las manos vacías, aunque le aseguraron verbalmente que liberarían a los rehenes suizos. Gran Bretaña tampoco parece haberse beneficiado con la liberación de Megrahi...

R.C.: No todavía ni directamente. Pero todo esto se produce en el contexto del 40 aniversario de Gaddafi al frente del poder en Libia. Es evidente que quiere engrandecerse lo más posible, para mostrarse como gran padre de la nación, como la persona que trae de vuelta a los hijos perdidos, como Megrahi. Pero Suiza recibió una respuesta más personal: ¡no te metas con esta familia!

Morven McLean, swissinfo.ch
(Traducción y adaptación, Marcela Águila Rubín)

CASO GADDAFI

Hannibal Gaddafi y su esposa fueron detenidos en Ginebra el 15 de julio de 2008 tras ser acusados de maltrato por dos de sus empleados domésticos.

Tras el pago de una caución fueron liberados dos días más tarde (la mujer, embarazada, permaneció ese tiempo en un hospital).

En septiembre del mismo año, los empleados recibieron una indemnización y retiraron la denuncia, lo que no contuvo la andanada de contramedidas por parte de Libia:

La retención en ese país de dos ciudadanos helvéticos, el impedimento a la libre operación de empresas suizas, el cierre de oficinas de ABB y Nestlé y la supresión de la conexión aérea entre los dos países.

El dirigente libio, Mohamar Gaddafi, exige excusas de Suiza por el trato que la policía ginebrina ingringió a Hanibal durante su arresto.

Las autoridades ginebrinas arguyeron que el método empleado durante la detención correspondía a la peligrosidad presumida del sospechoso, acusado de maltratar a sus empleados.

El pasado 20 de agosto, el presidente Hans Rudolf Merz presentó excusas al Gobierno de Libia por la detención de Hannibal Gaddafi,una medida ampliamente criticada en Suiza.

El martes 26 de agosto, un avión despegó del aeropuerto de Belp (Berna) con el aparente objetivo de repatriar a los ciudadanos suizos retenidos en Libia. Empero, hasta el mediodía de este miércoles (27.08) el retorno no se había producido.

Fin del recuadro

Caso Lockerbie

Megrahi, de 57 años, fue condenado en 2001 por el asesinato de las 259 personas que iban a bordo del Boeing 747 de Pan Am y de once personas que estaban en tierra cuando el avión explotó en pleno vuelo sobre la localidad escocesa de Lockerbie. En 2002 perdió la apelación respecto a su condena.

El líder libio, Moammar Gaddafi, abrazó el sábado (22.08) al condenado por los atentados de Lockerbie y prometió una cooperación más estrecha con Reino Unido en gratitud por su liberación, mientras Londres y Washington condenaron la "recepción de héroe" que se dio en Libia al liberado.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes