Navigation

El Parlamento contra la iniciativa antiinmigración

El debate en el Parlamento sobre la iniciativa antiiinmigración de la UDC se celebró a menos de un mes de las elecciones legislativas en Suiza. Keystone
Este contenido fue publicado el 26 septiembre 2019 - 10:44
Keystone-SDA/jc

La cámara baja del Parlamento suizo se ha manifestado contra la iniciativa popular de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) que pretende limitar la inmigración y rescindir el acuerdo de libre circulación de personas con la Unión Europea (UE).

Por 123 votos a favor frente a 63 en contra, el Consejo Nacional se opone a la iniciativa popular que presentaron grupos de derecha en agosto de 2018 y que pide someter el tema de la inmigración a una votación nacional. La propuesta debatida durante los dos últimos días en el Parlamento solo es respaldada por la UDC, mientras que el Gobierno y los demás partidos están en contra.

La iniciativa exige que Suiza regule la inmigración de forma autónoma. De ser aprobada en una votación popular, el Gobierno dispondría de un año para negociar la rescisión del acuerdo de libre circulación de personas con la UE. Y en el caso de que la negociación no llegara a buen puerto, tendría que poner fin formalmente en el plazo de un mes después de la fecha límite.

La ministra de Justicia, Karin Keller-Sutter, calificó esa situación como un “Brexit suizo”, ya que significaría el fin de toda una serie de acuerdos bilaterales que Suiza ha suscrito con la UE. Varios diputados insistieron en que esto sería desastroso para la economía helvética. Además, Suiza podría quedar fuera de los acuerdos de Schengen y Dublín.

La UDC advierte que la inmigración “descontrolada” puede elevar la población suiza de 8,5 millones hoy en día a 10 millones de personas, lo que repercutirá en las infraestructuras y el medioambiente. Según el partido, la libre circulación de personas incita a las empresas a contratar trabajadores extranjeros, en lugar de suizos, por menos dinero.

El debate en el Parlamento se considera una plataforma donde los grupos derechistas que defienden una política antieuropeísta y antiinmigración acaparan la atención de la opinión pública a menos de un mes de las elecciones federales del 20 de octubre.

El Consejo de los Estados (cámara alta) debatirá la iniciativa antes de que el Gobierno establezca la fecha en que será sometida a votación popular.

En 2014, los suizos aprobaron por un estrecho margen de votos una iniciativa para frenar la inmigración de trabajadores de la UE, pero el Parlamento rehusó aplicar las disposiciones. A cambio, aprobó una modificación legislativa que da prioridad a los trabajadores suizos sobre la mano de obra extranjera.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.