Navigation

Crimen a la baja con fronteras abiertas

El año pasado, Suiza entregó 590 000 visados Schengen a personas de terceros países. Keystone

Las denuncias de delitos han disminuido en más de un 20% desde la adhesión de Suiza al acuerdo Schengen/Dublín hace diez años. Sin embargo, el número de infractores sin permiso de residencia ha aumentado en casi un 15%.

Este contenido fue publicado el 10 diciembre 2018 - 09:14
swissinfo.ch/ts

El temor de que la delincuencia aumentara tras la aceptación de los votantes de la adhesión a Schengen/Dublín no se ha materializado, según un artículo del dominical ‘NZZ am Sonntag’Enlace externo, que cita datos de la Oficina Federal de Estadística.

Mientras que el total de los delitos registrados por la policía se redujo en más de un 20% entre 2009 y 2017, el de los robos decreció un 37%.

El ‘NZZ am Sonntag’ explicó que la categoría de infractores sin permiso de residencia incluía a turistas delincuentes, es decir, personas que viajan a Suiza para cometer un delito.

“Aunque todavía hay margen para mejorar, diez años de cooperación Schengen han sido una historia de éxito para Suiza”, indicó Priska Seiler Graf, del Partido Socialista.

En el marco de Schengen, Suiza suprimió los controles de identidad en sus fronteras, pero obtuvo acceso a una base de datos sobre la delincuencia a escala europea. “Sin formar parte del Sistema de Información de SchengenEnlace externo, nuestra fuerza policial estaría básicamente ciega”, subrayó.

Visados Schengen

El año pasado, Suiza entregó 590 000 de los 14,7 millones visados Schengen a personas de terceros países que pueden viajar dentro de ese espacio durante 90 días.

La mayoría de esos visados se concedieron a empresarios de China y la India, pero también a personas de Tailandia, Rusia y Kosovo.

“Si la visa Schengen se interrumpiera [en Suiza], esas personas necesitarían una visa adicional para visitar Suiza, con las correspondientes consecuencias para el turismo, los negocios y la ciencia”, anotó el Gobierno en un informe en febrero.

Solicitantes de asilo

En cuanto al acuerdo de Dublín, entre 2009 y 2018 Suiza rechazó a casi 29 800 solicitantes de asilo que ya habían presentado una solicitud en otro país signatario.

A cambio, otros países enviaron de regreso a Suiza a unos 6 400 solicitantes de asilo, aunque se espera que esa cifra aumente, ya que Alemania, Francia y los Países Bajos comenzaron a devolver más solicitantes de asilo a Suiza el año pasado.

A pesar de ello, Kurt Fluri, del Partido Liberal Radical habla de una “evaluación global masivamente positiva” de Schengen/Dublín para Suiza.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.