Navigation

Irán elimina reservas sensibles de uranio enriquecido tras acuerdo nuclear, dice IAEA

Este contenido fue publicado el 20 julio 2014 - 20:38

VIENA (Reuters) - Irán ha dado pasos para eliminar su arsenal más sensible de gas uranio enriquecido en virtud de un acuerdo nuclear provisional pactado el año pasado con seis potencias mundiales, de acuerdo con un informe mensual del organismo de supervisión atómica de la ONU obtenido por Reuters el domingo.

El informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) mostró que Irán cumplió con los términos del acuerdo de seis meses que expiraba el 20 de julio, limitando sus actividades atómicas a cambio de un cierto alivio en las sanciones que están paralizando su economía.

El plazo fue ampliado después de que la república islámica y las seis potencias no cumplieran con la fecha límite que buscaba sellar un acuerdo global destinado a poner fin a una disputa nuclear que se extiende por diez años.

La extensión de cuatro meses en las conversaciones destaca las dificultades que enfrentan los negociadores para solucionar el conflicto de forma definitiva. Las seis potencias -Estados Unidos, Francia, China, Rusia, Alemania y Gran Bretaña- quieren que Irán a reduzca significativamente su programa de enriquecimiento de uranio para asegurar que no pueda producir bombas nucleares.

Irán, que dice que su programa es pacífico, busca que las sanciones contra su economía, tremendamente dependiente del petróleo, sean levantadas tan pronto como sea posible.

Después de años de creciente tensión entre Irán y Occidente y los temores de una nueva guerra en Oriente Medio, la elección el año pasado como presidente del moderado Hassan Rouhani llevó a una distensión en las relaciones que dio lugar a las actuales negociaciones. Bajo el acuerdo alcanzado en Ginebra el 24 de noviembre, Irán detuvo el aspecto más controvertido de su programa nuclear: el enriquecimiento de uranio a una concentración fisible del 20 por ciento. Irán dice que sólo refina uranio para alimentar plantas de energía nuclear o reactores de investigación, no para desarrollar una capacidad para elaborar armas nucleares, como Occidente sospecha.

(Reporte de Fredrik Dahl. Editado en español por Rodrigo Charme)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.