Navigation

Israel anuncia el despliegue de una ofensiva terrestre en Gaza

Un cohete israelí tras ser disparado al norte de la Franja de Gaza , jul 17 2014. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dio instrucciones el jueves a las fuerzas armadas para que comiencen una ofensiva terrestre en Gaza, dijo un comunicado oficial de su despacho. REUTERS/Amir Cohen reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 18 julio 2014 - 00:26

Por Maayan Lubell y Nidal al-Mughrabi

JERUSALÉN/GAZA (Reuters) - Israel anunció el jueves el inicio de una campaña terrestre en Gaza, después de que 10 días de bombardeos aéreos y navales no detuvieron los persistentes ataques con cohetes de militantes palestinos, pero señaló que la invasión tendría un alcance limitado.

Un comunicado del despacho del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que ordenó destruir los túneles que los militantes han cavado para infiltrarse en Israel y perpetrar ataques.

Un portavoz militar israelí dijo que no se intentaba derrocar al movimiento islámico Hamas, que gobierna Gaza. Ese objetivo implicaría un movimiento hacia la densamente poblada Gaza, donde la guerra urbana podría resultar costosa para ambos bandos.

Israel realizó la última invasión a gran escala en la Franja de Gaza durante una guerra de tres semanas a finales del 2008 e inicios del 2009 que costó la vida de 1.400 palestinos y 13 israelíes.

Testigos de Reuters y residentes de Gaza reportaron artillería pesada y bombardeos navales a lo largo de la frontera de Gaza.

En Israel, un civil murió a causa de los proyectiles lanzados desde Gaza, desde donde, según el Ejército israelí, han salido más de 1.300 proyectiles con dirección al Estado judío. Los ataques han convertido las carreras a los refugios en una rutina diaria para cientos de miles de personas.

El comunicado del Ejército israelí dijo que la operación incluirá "infantería, blindados, ingenieros, artillería e inteligencia combinados con apoyo aéreo y naval". Agregó que otros 18.000 soldados reservistas serían movilizados para unirse a los más de 30.000 ya asignados.

El portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, respondió desafiante al anuncio de invasión de Israel.

"Advertimos a Netanyahu de terribles consecuencias de un acto tan necio", dijo a Reuters Abu Zuhri.

Horas antes del amanecer del jueves, cerca de una decena de combatientes palestinos cavaron un túnel bajo la frontera y salieron cerca de una comunidad israelí. Al menos uno de ellos murió cuando el Ejército israelí lanzó bombas contra el grupo.

En la noche del jueves, se vieron luces naranjas en el cielo del este de la Franja de Gaza mientras lanchas cañoneras israelíes disparaban proyectiles. También se registraban disparos de artillería y helicópteros, dijeron testigos de Reuters a ambos lados de la frontera.

Residentes de Gaza y autoridades médicas reportaron fuertes bombardeos a lo largo de las fronteras orientales desde la ciudad sureña de Rafah hasta el norte del enclave.

Los proyectiles cayeron cerca del hospital de rehabilitación al-Wafa en Shejaia, un suburbio oriental de Gaza.

"No fuimos capaz de evacuar a todos los pacientes, el personal apenas se puede evacuar a sí mismo en este momento. Es una situación desesperada", dijo a Reuters BasmanAlashi, director del hospital.

Las sirenas sonaron en el sur de Israel al terminar el cese del fuego humanitario de cinco horas pedido por Naciones Unidas, abriendo el camino a las andanadas de cohetes palestinos y bombardeos israelíes.

El Ejército dijo que se lanzaron cohetes hacia Tel Aviv, hacia la ciudad sureña de Beersheba y hacia Ashkelon. No hubo informaciones sobre víctimas o daños.

Aviones israelíes bombardearon una casa en la Ciudad de Gaza, provocando la muerte de tres niños, y otros dos menores murieron en otros ataques, dijo Ashraf Al-Qidra, portavoz del Ministerio de Salud de Gaza.

El gabinete de seguridad israelí tenía previsto reunirse el viernes, dijo un funcionario israelí.

ESFUERZOS PARA UN CESE DEL FUEGO

El miércoles, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que apoyaba los esfuerzos de Egipto para lograr un acuerdo para una tregua que ponga fin a las peores hostilidades entre israelíes y palestinos en dos años.

Egipto había propuesto el martes un plan de alto el fuego permanente, que Israel aceptó. Pero Hamas dijo que sus términos habían sido ignorados y lo rechazó.

Hamas quiere que Israel y Egipto levanten las restricciones fronterizas que han agravado las condiciones económicas de los 1,8 millones de habitantes de Gaza.

Israel ha acusado a los militantes palestinos de almacenar armas en instalaciones civiles y usar a los residentes de Gaza como escudos humanos al lanzar cohetes desde áreas residenciales.

El conflicto fue mayormente impulsado por la matanza de tres adolescentes israelíes en la ocupada Cisjordania el mes pasado y la muerte de un joven palestino en un supuesto asesinato por venganza.

(Reporte adicional de Dan Williams y Maayan Lubell en Jerusalén; Editado por Silene Ramírez y Juana Casas)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.